Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Amazon lanza un programa de donación de productos no vendidos tras destruir millones de artículos

Publicado

el

Amazon estrena financiación

Amazon ha puesto en marcha un programa de donación de productos no vendidos, después que un documental francés revelara que solo en Francia destruyó tres millones de estos artículos el año pasado.

Amazon quiere que sus vendedores externos hagan un mejor uso de sus productos no vendidos con un nuevo programa denominado Fulfillment by Amazon (FBA) Donations, que se pondrá en marcha a partir del 1 de septiembre comenzando por Estados Unidos y Reino Unido, donde tiene sus mayores almacenes.

El programa de donación se convertirá en la opción predeterminada para todos los vendedores cuando decidan deshacerse de sus productos no vendidos almacenados en las instalaciones de Amazon, aunque será voluntario. Las donaciones se distribuirán a una red de organizaciones sin fines de lucro de los Estados Unidos a través de un grupo llamado Good360 y organizaciones benéficas del Reino Unido como Newlife y Barnardo’s.

El nuevo programa de donaciones está diseñado para reducir la cantidad de inventario de productos no vendidos, los devueltos que no se pueden usar o aquellos por cuestiones de seguridad. Ello debe ayudar al medio ambiente y dar uso a los productos que de otro modo se desperdiciarían. Teniendo en cuenta que solo en Francia se habrían eliminado más de tres millones de productos, la cantidad destruida por Amazon en todo el mundo es simplemente alarmante.

«Este programa reducirá la cantidad de productos destruidos y, en cambio, ayudará a los necesitados. Estamos trabajando duro para reducir a cero la cantidad de productos destruidos». asegura Amazon. FBA Donations marca el último intento por parte de Amazon de reducir la cantidad significativa de resíduos de los que la compañía es responsable. A principios de este mes, la compañía anunció que comenzaría a multar a los vendedores que envían productos en cajas de gran tamaño. El año pasado, la compañía lanzó iniciativas de reciclaje y energía verde en los Estados Unidos y el Reino Unido.

Basura electrónica y obsolescencia programada

Vender, vender y vender…. Ningún producto electrónico dura tanto como antes como consecuencia de una «obsolescencia programada» encargada de que sigamos comprando compulsivamente. Si unimos los impedimentos para ejercer el derecho a reparar llegamos al gran problema de la basura electrónica, «un tsunami sin precedentes» según informes de la ONU.

UE critica la “obsolescencia tecnológica” ¡Queremos reparar y no acumular cacharros!

La basura electrónica costó a la economía global 52.000 millones de dólares con datos de 2014. El daño al medio ambiente también es notable y además, estamos perdiendo una cantidad significativa de recursos, como los metales de tierras raras, cobre y oro. Por no hablar de las mafias del coltan y similares…

Los residuos de PCs y smartphones son señalados como los principales culpables. La obsolescencia tecnológica es directamente responsable aunque podría compensarse con un tratamiento adecuado de los resíduos. Según la ONU, éste es inexistente comparado con lo que se mueve de forma ilegal.

La bajada de precio que han experimentado dispositivos electrónicos populares han ido «democratizando» su uso hasta hacerlos accesibles incluso para aquellas personas con menor capacidad económica. Y ello es positivo. De ahí hemos pasado a un consumo desaforado del que tenemos que ser conscientes, junto a la necesidad de un cambio de cultura empresarial que destierre la obsolescencia y apoye el derecho a reparar.

Lo más leído