Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cuatro procesadores Intel Apollo Lake sufren muerte prematura

Publicado el

El gigante del chip ha confirmado a través de una notificación de cambio de producto que está actualizando cuatro de sus procesadores Intel Apollo Lake, concretamente los modelos Intel Celeron N3350, J3355, J3455 y el Pentium N4200, un movimiento que trae causa de un problema que, como veremos, es bastante grave.

Los procesadores que hemos citado son soluciones de bajo consumo y de bajo coste que se utilizan, principalmente, en convertibles, portátiles y equipos de pequeño tamaño en los que no solo prioriza el la movilidad y la eficiencia, sino también el precio de venta. Su extensión y uso es, por tanto, bastante elevada en lo que podemos considerar como gama baja.

Pues bien, el gigante del chip ha identificado un problema que acelera la degradación de esos cuatro procesadores integrados en la serie Intel Apollo Lake. Los modelos afectados son aquellos que se identifican con el distintivo «B1», y están siendo desplazados por nuevos modelos fabricados en una nueva revisión conocida como «F1».

Los problemas asociados a esos procesadores acaban generado una degradación muy marcada a nivel de bus LPC que acelera la «muerte» de los mismos y hace que, según la propia Intel, puedan dejar de funcionar mucho antes de lo que deberían (en un plazo de uno a dos años, aproximadamente). Si esto ocurre el usuario podrá acogerse a la garantía, pero en caso de que esta haya vencido parece que no tendrá más remedio que costearse la reparación o comprar un equipo nuevo, siendo esta última la mejor opción, ya que hablamos de chips que normalmente vienen soldados a la placa.

Para facilitar la diferenciación en el mercado de consumo de los procesadores Intel Apollo Lake que no sufren este problema y que vienen fabricados bajo la revisión «F1» el gigante del chip ha confirmado que utilizará los nombres Celeron J3455E, J3355E, N3350E y Pentium N4200E. Esto quiere decir que si vais a comprar un equipo nuevo con cualquiera de esos cuatro procesadores debéis aseguraros de que traen esa «E» al final.

No es la primera vez que Intel afronta una situación de este tipo, los procesadores Atom C2000 y E3800 ya vivieron un escenario casi idéntico. Dado que esto afecta a varios modelos que forman parte de una misma arquitectura no podemos descartar que este problema pueda estar presente en otros chips de la familia Apollo Lake.

Actualización: Intel ha eliminado la notificación de cambio de producto anterior y ha confirmado que seguirá comercializando los Celeron N3350, J3355, J3455 y el Pentium N4200 bajo la revisión «B1», que coexistirá con la revisión «F1». Esta última se dirige, según la división IoT de Intel, a clientes que necesiten productos con una larga disponibilidad.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído