Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Skoda Scala, convincente

Publicado el
Skoda Scala

“Eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que piensas” Christopher Robin (La gran aventura de Winnie the Pooh, 1997)

Si Antonio se hubiera empeñado un poco más ella hubiera dicho que sí. Pero eso Antonio no podía saberlo cuando tras el enésimo intento de llamar su atención en el bar de la estación ella pareció ignorarle. Lo había intentado todo, desde lo más básico como sentarse a su lado bien perfumado en la barra del bar mientras ella se bebía lentamente su café con leche («cortito de café» como decía ella) hasta comprar el mismo libro que estaba leyendo ella y dejarlo bien a la vista a su lado, con el marcalibros colocado aproximadamente en el mismo punto en el que lo había colocado ella. Había tarareado en voz alta la música que sabía que le gustaba (ella la ponía muy alta y se podía distinguir a pesar de llevar auriculares).

También se había preparado la conversación por si ella de una vez se decidía a dirigirse a él, aunque fuera solamente dedicarle una sonrisa. Todo medido con cuidado: nada de temas de política, algo cultural pero nada que lo convirtiera en pedante y hablar de su trabajo de técnico de sistemas dándose poca importancia. Pero si la cosa se ponía seria ya había seleccionado las anécdotas de su infancia más jugosas para que ella se pudiera reír a gusto. Además todos los martes, un día antes de encontrarse con ella en la estación, estudiaba la cartelera de ese fin de semana por si sonaba la flauta. Y algunas de esas películas nunca las llegó a ver porque las reservaba para ella. Pero ese martes de octubre Antonio se rindió y uno de sus posibles futuros, uno por cierto bastante feliz, nunca sucedió. Ah, y no volvió a tomar café.

La historia reciente de Skoda está muy ligada al desarrollo de coches que se pueden definir como racionales intentando abarcar desde utilitarios hasta SUV de cierto tamaño. La fórmula ya es conocida: mecánicas y plataformas muy probadas y robustas que provienen de Volkswagen sobre carrocerías con muy buena capacidad de carga y de habitabilidad con detalles prácticos muy interesantes que van desde paraguas incorporados hasta enchufes de corriente para conectar cualquier aparato eléctrico.

Skoda Scala

Ficha técnica del Skoda Scala

Pero Skoda parece que no se conforma con haber encontrado su sitio en un mercado en plena evolución (y ya anuncian su desembarco eléctrico) sino que la marca checa está sabiendo renovarse y proponer nuevas versiones de modelos de éxito subiendo la puja de la practicidad y la racionalidad con nuevas apuestas.

Apuesta Skoda

Es el caso del Scala, un modelo que hemos podido probar y que ya leyendo sus características se adivina que sigue el camino de sus antecesores de la anterior generacón, en este caso el Spaceback. No en vano este modelo de Skoda es más largo, tiene más distancia entre ejes y más capacidad de maletero que cualquier modelo comparable y en algunos aspectos compite con modelos de una gama superior.

Skoda Scala

Sus 4,36 metros de longitud lo ponen de hecho a tiro de los Megane, Opel Astra o inclusi Kia Niro y superan ampliamente otras versiones de su misma «familia» como el Leon o el mismísimo Golf. Por si fuera poco la distancia entre ejes también es muy grande y con 2,65 metros también juega en la liga de sus hermanos mayores. Y la combinación de esas dos medidas es prácticamente sinónimo de gran habitabilidad y un maletero generoso como veremos.

Pero echemos un vistazo a este nuevo modelo de Skoda. Además de engordar las medidas el fabricante ha decidido otorgar a este modelo un look nuevo y más moderno que intuimos empezará a marcar los nuevos lanzamientos de la marca. Este cambio se nota en la parte delantera afilando un poco más los faros y con una parrilla agresiva, pero sobre todo los cambios se notan en la parte trasera.

Parte de atrás

Los grupos ópticos de la zaga son más estilizados y afilados y se encuentran con la palabra Skoda en letras grandes y con diseño distinto al que encontrábamos en anteriores modelos colocada sobre el cristal tintado que cubre la parte superior y que queda coronado por un spoiler. Es un diseño que recuerda en parte a la parte trasera de los modelos de Volvo y le da un aire distinto a la generación anterior.

Skoda Scala

El interior del Scala sorprende por su amplitud, a pesar de que esta característica es uno de los rasgos diferenciales de los modelos de Skoda. Otra de las medidas que ha aumentado Skoda con respecto al Sportback es la altura, una decena de centímetros que se traduce en un acceso más cómodo y mayor capacidad para acoger a pasajeros de cierta altura.

Los asientos delanteros nos han parecido cómodos y envolventes, aunque no nos convencen demasiado los reposacabezas fijos que aunque son adecuados no permiten modificar su altura para acomodarlos a la estatura del conductor y acompañante. Como de costumbre con el fabricante checo los acabados son muy correctos y en este caso con materiales de algo más de calidad como el plástico de la parte superior del salpicadero con un tacto más blando que el resto o los acolchados de ciertas zonas.

Como siempre: práctico

Como también es costumbre muchos detalles prácticos como los huecos portaobjetos, con un espacio delante de la palanca de cambios para dejar el móvil que dispone de carga inalámbrica. El espacio es grande y dispone de una alfombrilla con unos bordes flexibles para sujetar el móvil. La solución de la alfombrilla nos parece muy acertada porque es relativamente sencillo sustituirla si el tamaño de la misma no se adapta a nuestro teléfono (aunque es raro porque nosotros hemos podido colocar incluso un Samsung Note 10+ sin problemas).

Un detalle curioso es que Skoda ha decidido modernizarse y las conexiones USB ya son USB-C, las que utilizan los móviles de última generación. El inconveniente es que en la mayoría de los casos tendremos que adquirir un cable USB-C a USB-C ya que normalmente el fabricante del dispositivo proporciona un camble USB-C a USB 3.0. Skoda proporciona un adaptador para USB, pero que como sobresale del conector es fácil romperlo sin querer (el que equipaba nuestro coche ya estaba roto) por lo que es preferible el cable.

En la versión que probamos los diales tras el volante para indicar la velocidad y las revoluciones eran analógicos pero existe la posibilidad de equipar una pantalla digital (como en los modelos de Volkswagen). Son muy parecidos a los que equipa el resto de la gama Skoda, con una pantalla monocromo en la parte central para dar información de viaje y otros datos. En todo caso toda la información bien visible y clara.

Multimedia

En la parte superior encontramos la pantalla multimedia, bastante bien colocada y visible con una calidad similar a las que hemos podido probar en otros modelos de la marca. Ofrece todo tipo de datos y en particular mucha información gráfica de los distintos sistemas de ayuda a la conducción. El sistema es compatible con Android Auto y Apple Carplay y como ya hemos probado en otras ocasiones el funcionamiento de ambos sistemas es muy bueno.

Skoda Scala

Espacio vital

Lo que más llama la atención en este modelo es sin embargo el espacio para los ocupantes de las plazas traseras. A pesar de ser un coche compacto es más cómodo que algunos modelos de categoría superior ya que hay lugar de sobra para las piernas y una buena altura con lo que es muy recomendable para personas de cierta estatura. Nos atreveríamos a decir que es el turismo con la mejor relación precio / espacio para pasajeros del mercado.

Skoda Scala

En anchura la cosa cambia, pero eso es porque es fácil olvidarnos de en qué categoría se encuadra este modelo. Sus rivales en este aspecto compiten pero no superan el espacio a lo ancho y en todos los casos dos ocupantes viajan cómodos pero el tercero irá algo sacrificado. El maletero es otro punto fuerte del Scala. Con 467 litros tiene más capacidad que cualquier coche de su tamaño.

Además es posible adquirir una bandeja que se coloca en el fondo del maletero y que se puede disponer en dos alturas. En la más alta el suelo del maletero está alineado con el hueco del mismo lo que facilita la carga de bultos al no tener que superar el escalón para cargarlos. En el interior hay hasta seis ganchos para colocar redes y otros sistemas de retención de la carga y una toma de corriente de 12 voltios.

Buen motor

En la parte mecánica el modelo que probamos equipa un propulsor 1.5 TSI de gasolina que rinde 150 caballos. El primer contacto al volante del Scala fue muy agradable pues se trata de un motor silencioso y suave, cosa a la que contribuye por supuesto el cambio automático DSG de siete velocidades.

Una vez en marcha sorprende la entrega de potencia, tendremos caballos de sobra en cualquier circunstancia: arrancando, recuperando, acelerando a fondo para adelantar… Parece como si el motor rindiera una veintena de caballos más de lo que ofrece en realidad. Uno de los posibles motivos es que se trata de un coche ligero comparado con otros modelos con motores similares.

Esta disponibilidad de potencia hacer que este modelo de Scala sea un coche seguro pero además divertido de conducir. No se trata de un modelo con reacciones deportivas sino más bien tranquilas en las que prima el confort y la parsimonia, pero forzando y apurando las marchas en modo manual (lástima que no disponga de levas en el volante) podemos lograr unos ritmos de conducción bastante altos.

El caso es que además de ser un motor con potencia de sobra para cualquier situación, incluso para divertirse, tampoco gasta demasiado. Es más, gasta más bien poco incluso comparado con motores de gasolina de menor potencia en coches de tamaño similar. En nuestras pruebas era difícil gastar más de seis litros en carretera y siete litros en ciudad. Lo más sorprendente es que estas cifras las obtuvimos con estilos de conducción distinta. Es decir, no hay que ser especialmente cuidadoso para gastar poco.

Conclusiones

Si el Scala con la motorización que probamos no es el coche compacto con la mejor relación calidad precio se queda muy cerca de serlo. Nos ha encantado el cambio estético, nos ha impresionado la habitabilidad, tiene un maletero récord para la categoría y encima el motor de gasolina de 150 caballos combinado con el cambio automático es de uso agradable, poco ruidoso, potente y gasta como un mechero.

Igual nos hubiera gustado ver alguna pincelada más de renovación en el frontal o un poco más de anchura en la parte trasera. Quizás la posición de la pantalla multimedia podría ser algo mejor y los controles de climatización más sencillos de usar… pero no llegan a ser ni defectos, son más detalles mínimos que no empañan el que el Scala es sin duda uno de los coches más completos y racionales de su categoría.

Valoración Final
8.1 NOTA
NOS GUSTA
Muchos detalles prácticos
Motor brillante y poco gastón
Excelente habitabilidad y maletero
A MEJORAR
Calidad de algunos acabados
RESUMEN
Otro acierto de Skoda que va evolucionando a coches que manteniendo la practicidad van aumentando otros valores como la habitabilidad, prestaciones y estética. El Scala es todo un acierto.
Prestaciones8
Diseño8.5
Consumo8.5
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento8

 

Top 5 Cupones

Lo más leído