Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

AMD sube las frecuencias de sus Ryzen 3000 con una nueva BIOS

Publicado el

La actualización de BIOS AGESA Combo-AM4 1.0.0.4 ya ha empezado a llegar a algunos fabricantes de placas base y las primeras pruebas de rendimiento confirman que, con ella, AMD ha logrado aumentar la frecuencia máxima del modo turbo de sus procesadores Ryzen 3000 con todos los núcleos activos.

Antes de continuar es importante recordar los problemas que ha tenido AMD con el modo turbo de sus procesadores Ryzen 3000 y la respuesta que dio la compañía con el lanzamiento de la actualización AGESA 1.0.0.3 ABBA. Hace cosa de un mes os contamos que gracias a dicha actualización la compañía de Sunnyvale había logrado resolver la polémica del modo turbo, que en algunos casos las frecuencias de trabajo que alcanzaban sus procesadores quedaban incluso por encima de los valores anunciados.

Pues bien, con el lanzamiento de la actualización AGESA Combo-AM4 1.0.0.4 en AMD se han atrevido a ir todavía más allá, ya que según las primeras pruebas que se han realizado con un procesador Ryzen 7 3800X el modo turbo es capaz trabajar a 50 MHz más cuando utiliza todos sus núcleos. Teniendo en cuenta el contexto, que hablamos de valores con todos los núcleos activos, no hay duda de que es una ganancia importante.

Las frecuencias máximas del modo turbo con uno o dos núcleos activos se mantienen inalteradas, al menos en principio, lo que significa que AMD se ha centrado en pulir el escalado del modo turbo con altas cargas de trabajo, un elemento que, como podemos ver, todavía tenía margen de mejora.

Cabe esperar que el resto de procesadores de la serie Ryzen 3000 también mejoren, en mayor o menor medida, sus frecuencias máximas de trabajo en modo turbo con todos los núcleos activos gracias a la actualización AGESA Combo-AM4 1.0.0.4, pero hasta que no tengamos pruebas de rendimiento «sobre la mesa» es imposible confirmarlo.

Viendo el grado de optimización que ha conseguido la compañía que dirige Lisa Su a través de actualizaciones de microcódigo no puedo evitar mostrarme optimista de cara a lo que está por venir con Zen 3. Dicha arquitectura será la sucesora de Zen 2, y estará fabricada en proceso de 7 nm+, una evolución que permitirá a AMD aumentar la densidad de transistores y mejorar el rendimiento sin que se produzca, en teoría, una pérdida de eficiencia.

A nivel de núcleos no espero que AMD vaya más allá de la configuración actual de 16 núcleos y 32 hilos en su tope de gama, pero en lo que respecta a las frecuencias creo que podríamos verla, por fin, a las puertas de los 5 GHz. Con el paso de Zen a Zen+ lograron aumentar el modo turbo de los 4 GHz (Ryzen 7 1800X) a los 4,3 GHz (Ryzen 7 2700X), y con el Ryzen 9 3950X han llegado, en teoría, a los 4,7 GHz, así que la siguiente generación de procesadores no debería tener problemas para llegar a los 4,9 GHz o quizá incluso a los 5 GHz.

Tened en cuenta que en este caso cuando hablamos de valores máximos del modo turbo hacemos referencia a la frecuencia que puede alcanzar el procesador con uno o dos núcleos activos, es decir, esos 4,9 GHz o 5 GHz no se mantendrían con todos los núcleos activos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído