Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Así es la tecnología de rodaje detrás de Star Wars: The Mandalorian

Publicado el
The Mandalorian Stagecraft

Por el momento sólo estrenada en Estados Unidos, Canadá y Holanda, el enorme escándalo de privacidad que ha protagonizado Disney+ ha llevado a que The Mandalorian, una de sus series exclusivas más esperadas haya acabado disponible en algunas plataformas no oficiales.

Sin embargo, la enorme calidad de esta serie ha conseguido apaciguar en gran medida esta problemática, habiendo ya muchos que la consideran aspirante a ser uno de los mejores estrenos de este 2019.

Y es que más allá del sello de calidad que respalda a la franquicia de Star Wars, en esta ocasión Industrial Light & Magic, la subsidiaria de Lucasfilm creada por el propio George Lucas en 1975, ha optado por una serie grabada casi completo con su nuevo sistema de proyección 3D en tiempo real.

De hecho, la compañía ya estuvo probando esta tecnología durante la película Star Wars: Solo, aunque con una presencia notablemente menos que en The Mandalorian, que marca actualmente el uso más extenso del sistema hasta la fecha.

The Mandalorian

En Rogue One se usaban pantallas LED, pero principalmente para la iluminación […] las imágenes las reemplazamos (mediante CGI) de manera más tradicional» explicaba Kathleen Kenedy, la presidenta de Lucasfilm a Slashfilm, «Luego, cuando fuimos a Solo, estábamos usando una proyección láser de muy alta gama. Ahora esta es la próxima iteración«.

La principal innovación de Stagecraft es que puede proyectar un entorno visual en 3D alrededor de los actores que cambia en tiempo real para que coincida con la perspectiva de la cámara: cuando la cámara se mueve, el fondo también se mueve, simulando así los resultados que se obtendrían al filmar realmente en estas ubicaciones.

De esta manera se sustituye al clásico croma verde, con el que si bien se podían recrear las mismas imágenes de fondo, no permitía llegar a este nivel de movimiento y profundidad realista.

Y es que no sólo mejora la propia calidad de las imágenes, sino que también sirve como un soporte para los propios actores, los cuales ya no tendrán que tratar de imaginarse los entornos fantásticos en los que se encuentran.

No obstante, esto requiere de la creación de entornos digitales altamente realistas, para lo cual se está haciendo uso del motor gráfico para juegos Unreal Engine 4. Así, con el uso combinado de ambas herramientas, se pueden realizar todo tipo de modificaciones a tiempo real, no sólo del propio entorno, sino incluso de la iluminación y el clima.

Sin embargo, el mayor punto en contra de este sistema es la necesidad de usar unas pantallas lo suficientemente grandes y buenas como para reproducir estos contenidos digitales sin perder calidad ni delatar que realmente no se trata de entornos reales.

Esto implica la necesidad uso de enormes pantallas de cristal líquido (también conocido como LCD), las cuales requieren de un largo y cuidadoso proceso de creación que puede alargarse en hasta varios años, y que por consiguiente, implica también un elevado coste para su implementación a gran escala.

Aun así, está claro que el formato de rodaje de The Mandalorian marca todo un hito a futuros en el sector cinematográfico. Un espectáculo que por desgracia no llegará oficialmente a España hasta el próximo 31 de marzo, con la segunda expansión de disponibilidad de la plataforma de streaming Disney+.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído