Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

iPad cumple diez años cuando el futuro del tablet se presenta incierto

Publicado el
iPad cumple diez años

El primer iPad cumple diez años hoy desde una presentación por Steve Jobs que sorprendió a la industria. Fue un dispositivo revolucionario que abrió la era actual de la tableta electrónica.

Apple no inventó el concepto del tablet, aunque así pudiera parecer a los no iniciados o a los que vieron que los de Cupertino defendieron sus patentes y diseños con uñas y dientes en demandas judiciales contra otros fabricantes. Ya en la década de los 50 fue presentado un dispositivo electrónico denominado “Styalator” destinado a escritura electrónica y más tarde, el grupo de investigación militar estadounidense DARPA desarrolló el “Rand Tablet” que avanzaba funciones similares. La genial película de Stanley Kubrick ’2001: una odisea en el espacio’ (1968) mostraba a los astronautas Bowman y Poole manejando un dispositivo electrónico cuyo diseño podría pasar perfectamente por un tablet actual.

Otros fabricantes abrieron camino como el Gridpad Pen Computer de Samsung en el 1989 y los primeros diseños de Microsoft que contemplaban funciones de interacción con pantallas táctiles que son básicas en los tablets actuales, como el “deslizar para desbloquear” que precisamente fue objeto de debate y demanda de Apple contra Samsung por cuestiones de copyright. En 1994, la compañía Knight Ridder, presentó su propio tablet, a finales de siglo conocimos el Intel Web tablet; El Nokia 510 webtablet llegó en 2001 y el «iPad Digital» de LG fue presentado el mismo año. Ninguno tuvo efecto real en el mercado.

iPad cumple diez años

El primer “tablet” tal y como ahora lo conocemos fue el «Dynabook» creado en Xerox en la década de los años 60. Inspirado -dicen- en la película de Kubrik, fue diseñado por Alan Kay, programador y científico que a la postre llegó al departamento de I+D de Apple Computer de la mano de Steve Jobs y se considera fue clave para el iPad. Antes de su lanzamiento, Apple desarrolló internamente una decena de «tablets» distintos aunque sin llegar a comercializarlos, como el “Bashful” de 1983 o el “Knowledge Navigator” de 1987.

Y llegó el iPad. Apple no inventó la «pólvora» como hemos visto, pero justo es reconocer que trabajó mejor que nadie y su lanzamiento supuso “un antes y un después” en el segmento. Fue un empeño del propio Jobs cuya visión y sentido de la oportunidad aprovechando el tirón del iPhone comercializado tres años antes, quedó patente para abrir al público masivo una categoría de producto que hasta entonces era meramente testimonial, reducido a ámbitos profesionales y/o corporativos o meros prototipos que no acabaron de comercializarse.

iPad cumple diez años

“Mágico y revolucionario” según Jobs, el marketing de Apple apuntó fuerte por un dispositivo que mejoraba todo lo visto anteriormente en el sector, en hardware y también en software. Esencialmente se trataba de un iPhone gigante con diseño espectacularmente ligero y delgado gracias a un chasis unibody de aluminio.

Su pantalla IPS multitáctil de 9,7 pulgadas ofrecía un funcionamiento perfecto junto al sistema operativo iPhone OS 3.2, versión optimizada para tablets del que la firma empleaba en los iPhones y como ella derivada del Mac OS X. El uso de un SoC ARM de diseño propio y bajo consumo permitía una autonomía de diez horas. Contaba con versiones Wi-Fi y 3G y ofrecía accesorios como un dock con teclado.

Su precio de 499 dólares fue bastante más bajo que el que se venía rumoreando y su éxito comercial fue rotundo, vendiendo 300.000 unidades en su primer día de comercialización, más de 3 millones en los primeros tres meses y 15 millones de unidades cuando llegó el iPad 2.

Dos años después del iPad Apple reforzó su posición con el lanzamiento del ipad Mini, que más que en la batalla de precio, se trataba de un formato más manejable que ofrecía mayor diversidad al usuario. Fue otro bombazo y las ventas millonarias se sucedieron en las siguientes generaciones del iPad. La influencia del iPad en el desarrollo global de tablets del resto de fabricantes fue enorme, aunque nadie alcanzó las cotas de Apple y los de Cupertino han dominado la cuota de mercado durante esta década.

El futuro del iPad y de los tablets

Tras el espectacular aumento de ventas de dos dígitos en los años posteriores al lanzamiento del iPad el mercado del tablet se ha ido desangrando. Su inspiración para la creación de ordenadores híbridos (detachables, convertibles, 2 en 1…) ha sido clara y por ahí viene una parte de la caída de ventas al ofrecer funciones de tableta electrónica y también las propias de un ordenador personal portátil.

Otra gran competencia para los tablets llega de los smartphones. La gran versatilidad de los móviles inteligentes modernos y su aumento de tamaño y potencia, ha canibalizado la venta de tablets al igual que hiciera en el de cámaras fotográficas compactas o la de consolas portátiles de videojuegos. A medida que los móviles aumentan de tamaño y se acercan a las diagonales de los tablets de bajo formato, para un buen número de usuarios tiene poco sentido comprar dos dispositivos. La bajada de ventas también se explica por el ciclo de reemplazo de los propios tablets. Los nuevos modelos no ofrecen innovaciones destacables que convenzan al usuario de la necesidad de actualizar.

A pesar de la caída de ventas Apple sigue dominando el segmento a gran distancia. En los últimos años, ha aumentado la apuesta añadiendo el apellido «Pro» a sus tablets e intentando posicionarlos como «un reemplazo para portátiles». Apple ha aumentado su tamaño hasta cotas cercanas a las 13 pulgadas; ha reducido biseles, grosor y peso de su chasis; ha mejorado su rendimiento; ha añadido características como Face ID; soporte para accesorios como teclados y lápices ópticos que nunca quiso Steve Jobs para los iPad.

iPad cumple diez años

El apartado del software también ha cambiado para potenciar ese mismo enfoque. Apple publicó en noviembre pasado la versión final de iPadOS, el primer sistema operativo dedicado en exclusiva a tablets. Creado sobre la base de iOS 13, ofrece novedades específicas para el factor de forma y funcionamiento de los iPads y acerca el sistema móvil al del propio macOS para ordenadores personales.

¿Y el resto de fabricantes? Si Apple mantiene una línea completa y consistente de tabletas electrónicas y la va areforzar próximamente con el uso de pantallas mini-LED o con un refuerzo del sistema de cámaras, no podemos decir lo mismo del resto de fabricantes. Google abandonó el desarrollo de tablets propios. Aunque confía en sus socios para ofrecer alternativas con Android, no fue una buena noticia y son incapaces de competir con Apple de gama media para arriba. Solo las soluciones de muy bajo coste como los Fire de Amazon parecen tener camino para seguir creciendo.

Microsoft más de lo mismo. La apuesta de Windows no son los tablets sino los convertibles o 2 en 1 como Surface que ofrecen funciones de tablets y mucho más. Surface Neo, el atractivo tablet con doble pantalla y Windows 10X puede abrir una nueva vía en el segmento. iPad cumple diez años y ni Microsoft ni Google han podido competir con Apple.

Lo más leído