Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

PS5 sigue generando confusión, y las filtraciones recientes no hacen más que empeorar la situación

Publicado el
PS5 sigue generando confusión, y las filtraciones recientes no hacen más que empeorar la situación 28

El constante goteo de supuestas filtraciones y de rumores que se ha producido alrededor de PS5 no ha hecho más que generar una gran confusión y una marcada desinformación. Ahora mismo tenemos fuentes que aseguran que dicha consola tendrá una potencia de 15 TFLOPs, y otras que apuntan, sin embargo, a una cifra mucho más contenida, 9 TFLOPs.

Tener mucha información está bien, es positivo, pero cuando son contradictorias se consigue el efecto contrario, y entonces empezamos a tener un problema importante. Para calmar un poco la situación publicamos en su momento un artículo con diez preguntas y respuestas sobre Xbox Series X y PS5 que os invito a repasar, ya que mantiene una validez total, y hoy queremos ir un poco más allá con un especial donde analizaremos a fondo todas esas filtraciones y rumores recientes para arrojar un poco de luz alrededor de PS5.

Para empezar vamos a partir de una base muy clara y muy simple: qué ha confirmado oficialmente Sony y, por tanto, qué podemos tener presente desde ya como definitivo y cierto:

  • PS5 utilizará un procesador Zen 2 y una GPU Radeon de AMD derivada de la arquitectura Navi.
  • El procesador tendrá ocho núcleos físicos, y la GPU acelerará trazado de rayos por hardware.
  • Contará con sonido 3D que ofrecerá un sonido de alta calidad sin tener que sacrificar rendimiento.
  • Arquitectura de memoria unificada con unas cantidades y tipo sin concretar.
  • Unidad SSD de alto rendimiento para reducir los tiempos de carga.
  • Sistema de refrigeración personalizado de alta calidad para evitar problemas de temperatura.
  • Tanto la CPU como la GPU serán soluciones semipersonalizadas que no estarán disponibles en el mercado de consumo general.
  • Nuevos mandos DualShock 5 con un sistema de respuesta háptica superior.

PS5 sigue generando confusión, y las filtraciones recientes no hacen más que empeorar la situación 30

Cosas que no ha confirmado Sony sobre PS5

Ahora que tenemos claro qué ha confirmado Sony sobre PS5 podemos entrar a ver qué cosas no están confirmadas y son, por tanto, objeto de pura especulación por parte de diferentes fuentes:

  • La frecuencia de trabajo del procesador y la presencia de SMT para sumar 16 hilos.
  • La cantidad de memoria caché del procesador, muy importante, ya que puede afectar en gran medida a su rendimiento.
  • El número de shaders y la frecuencia de trabajo de la GPU.
  • Cantidad total de memoria unificada y, en su caso, de la memoria reservada al sistema.
  • Velocidad y capacidad de la unidad SSD integrada.
  • Potencia real del sistema y de los núcleos dedicados a trazado de rayos.
  • Precio de venta de la consola y posible existencia de una versión «Pro».

Bien, no tiene sentido, por tanto, ponernos a discutir si es verdad que PS5 va a tener 15 TFLOPs o 9 TFLOPs, o si va a costar 400 o 600 euros, puesto que de momento solo son números que están en el aire. Sin embargo, sí que resulta interesante valorar qué informaciones, de todas las que han aparecido, tienen sentido y qué rumores carecen del mismo, es decir, hacer una criba de lo que resulta sensato y es creíble y diferenciarlo de lo que no lo es.

PS5 sigue generando confusión, y las filtraciones recientes no hacen más que empeorar la situación 32

Cosas que tienen sentido: ¿cómo podría ser PS5?

He tenido la oportunidad de revisar de forma concienzuda todas las informaciones que han ido apareciendo durante el último año sobre la consola de nueva generación de Sony, y también el reciente informe que publicó un analista centrado en la posible potencia del procesador que utilizarán PS5 y Xbox Series X, y en general mantengo mi criterio: ambas consolas tendrán una potencia comparable a un PC gaming de gama media, sin más.

AMD ha desarrollado soluciones CPU+GPU semipersonalizadas para PS5 (y también para Xbox Series X) pensadas para buscar un equilibrio en términos de rendimiento, coste y consumo. No debemos olvidar que el corazón de dicha consola va a ser una APU, es decir, que procesador y núcleo gráfico van a compartir encapsulado, y que el TDP máximo de ambas estará mucho más limitado que si utilizásemos una combinación de CPU y GPU individualizadas.

Dado que la unidad gráfica es una de las partes más importantes tiene sentido pensar que AMD haya decidido dedicar la mayor parte del espacio y del TDP del encapsulado a la GPU, dejando a la CPU como algo secundario. Esto debería afectar a la composición del procesador, a su rendimiento y a sus frecuencias de trabajo, que serían relativamente bajas para evitar que el consumo y el calor se disparen.

Si hablamos de la memoria unificada la lógica del salto generacional nos lleva a pensar que Sony pasará de la GDDR5 utilizada en PS4 a la memoria GDDR6, y que doblará la cantidad total disponible. También tiene sentido, ya que sería suficiente para superar la cantidad que integra Xbox One X sin incurrir en excesos innecesarios que acaben afectando al precio de venta de forma desmedida.

Con respecto al SSD estoy convencido de que Sony acabará utilizando una unidad con un rendimiento medio entre 3 GB/s y 4 GB/s, y que su capacidad base sera de 1 TB. Con lo que ocupan los juegos actuales no tiene sentido montar una unidad de 500 GB, ya que se acabaría llenando nada más instalar tres juegos. No obstante, no descarto la posibilidad de que la compañía nipona acabe recurriendo a una configuración híbrida de SSD + HDD.

PS5 sigue generando confusión, y las filtraciones recientes no hacen más que empeorar la situación 34

Bien, y con toda esa reflexión completada, ¿cómo podría ser entonces PS5 y cuánto podría costar? Pues atentos, esta es mi estimación:

  • Procesador Zen 2 semipersonalizado (menos caché y menos IPC que Zen 2 de escritorio) con 8 núcleos a una frecuencia de entre 2,5 GHz y 3 GHz.
  • GPU Radeon Navi de segunda generación con un rendimiento bruto aproximado de 10 TFLOPs, similar a una Radeon RX 5700.
  • Hardware dedicado para acelerar trazado de rayos con un rendimiento igual o ligeramente inferior a lo que hemos visto en Turing.
  • 16 GB de memoria GDDR6 unificada a compartir entre RAM y VRAM, con una división (probable) de 10 GB y 6 GB, respectivamente.
  • 4 GB de memoria DDR4 dedicada a sistema y aplicaciones.
  • Unidad SSD PCIE de alto rendimiento con una velocidad de lectura y escritura secuencial de entre 3 GB/s y 4 GB/s y una capacidad de 1 TB.

El precio de venta lo tengo bastante claro. Si se cumplen las especificaciones que he listado anteriormente es poco probable que PS5 acabe llegando con un precio de 400 euros, ya que el coste de esos componentes supera claramente esa cifra, incluso aunque Sony haya cerrado un acuerdo muy beneficioso con sus principales proveedores.

Dicho esto, me inclino a pensar que el precio de venta de esta consola será de 499 euros, una cifra que permitirá a Sony vender sin pérdidas (o con perdidas mínimas por unidad vendida) durante su primera etapa de vida, y obtener ingresos a través de las ventas de software y de servicios.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído