Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Sony confirma las especificaciones de PS5, no hay sorpresas

Publicado el

Las especificaciones de PS5 han sido confirmadas por Sony, un movimiento totalmente inesperado que sin embargo no nos sorprende, ya que todos los datos que han dado son los mismos que os habíamos contado cuando hablamos hace unas semanas de dicha consola y también de Xbox Scarlett.

Mark Cerny, el principal responsable de arquitectura de PS5, ha confirmado en una entrevista con Wired que esta consola utilizará un procesador Ryzen de AMD semipersonalizado, en concreto un modelo que estará basado en la arquitectura Zen 2 y que contará con un total de ocho núcleos. No ha especificado la velocidad de trabajo ni tampoco si contará o no con SMT, una tecnología que, recordamos, permite a cada núcleo ejecutar un subproceso, lo que aumenta el número de hilos de ejecución totales de ocho a dieciséis.

Falta información, pero el simple hecho de que AMD haya confirmado la presencia de una CPU Ryzen de última generación en PS5 es una buena noticia, ya que supone un salto muy grande frente al procesador AMD Jaguar utilizado en PS4. Para que os hagáis una idea en términos de equivalencias ambos procesadores son como la noche y el día. Un procesador Zen 2 ofrecerá un IPC igual o superior a los actuales Core 9000 de Intel, mientras que un procesador AMD Jaguar tiene una potencia similar a la de un procesador Intel Atom serie 8000.

Ya lo hemos dicho en ocasiones anteriores y lo repetimos una vez más, el procesador ha sido uno de los grandes cuellos de botella de la generación actual de consolas, un lastre que se ha dejado notar sobre todo en Xbox One X y PS4 Pro. Utilizar la serie Jaguar de AMD fue un error importante, pero por suerte no se volverá a repetir.

¿Qué supondrá el salto a una CPU Zen 2?

Pues muy sencillo, que PS5 tendrá una unidad de procesamiento general mucho más potente, capaz de trabajar con animaciones y físicas más complejas, mundos más amplios y con una mayor cantidad de NPCs, sistemas de inteligencia artificial más elaborados y modos multijugador con una mayor cantidad de usuarios de forma simultánea. También podemos esperar una tasa de fotogramas más estable y que sea capaz de alcanzar medias de 60 FPS con mayor frecuencia.

La CPU tiene un papel fundamental en cualquier sistema, ya que no solo influye en su potencia base, sino que también puede acabar limitando el potencial de otros componentes, como la GPU. Y hablando de la unidad gráfica, Cerny ha confirmado también que PS5 contará con una Radeon Navi semipersonalizada. Sí, ya os lo habíamos dicho hace meses y se confirma, la consola de nueva generación de Sony estará basada en soluciones AMD tanto a nivel de procesador como de unidad gráfica.

Por desgracia el ejecutivo tampoco ha entrado en detalles, así que no tenemos información concreta sobre el número de shaders ni sobre la potencia bruta de dicha GPU. Sin embargo tenemos una base de partida muy sólida extraída de informaciones recientes que podemos asociar con las propias limitaciones que implica una consola, tanto a nivel de arquitectura interna (diseño, espacio y refrigeración) como a nivel de precio (una GPU muy potente elevaría el precio a niveles intolerables).

Con todo eso en mente lo más razonable ahora mismo es pensar en una versión semipersonalizada basada en el núcleo gráfico Navi 10, fabricado en proceso de 7 nm y con una potencia similar a la que ofrecen actualmente las GTX 1080-Radeon RX Vega 64. No obstante es importante tener en cuenta que esta nueva generación gráfica vendrá con nuevas tecnologías que pueden acabar mejorando su rendimiento bruto y colocarla por encima de dichas tarjetas gráficas, entre las que destaca el motor de sombreado variable.

¿Qué supondrá la utilización de una GPU Navi en PS5?

Pues una mejora muy importante en términos de potencia gráfica. Ahora mismo PS4 Pro utiliza una solución gráfica que en términos de potencia equivale más o menos a una Radeon RX 470, con todos los matices que cabría hacer ya que hablamos de una solución gráfica semipersonalizada, y hemos dicho que PS5 contará con una GPU que estará al nivel de una Radeon RX Vega 64 o incluso puede que un poco por encima.

En general una Radeon RX Vega 64 ofrece casi el doble de rendimiento que una Radeon RX 470, así que en términos de potencia gráfica podemos esperar que PS5 sea capaz de ofrecer una buena experiencia con juegos de última generación en resoluciones 4K. Mark Cerny ha comentado que ofrecerá soporte de resoluciones hasta 8K, pero podéis estar seguro de que no habrá juegos que funcionen de forma óptima con ese conteo de píxeles, al menos de forma nativa (puede que tirando de resolución reescalada).

Por último, aunque no por ello menos interesante, el ingeniero también dijo que PS5 soportará trazado de rayos, una tecnología que, como sabrán nuestros lectores habituales, permite generar reflejos y efectos de luces y sombras realistas, aunque representa una carga de trabajo importante. Imaginamos que la optimización a través de los kits de desarrollo de Sony jugará un papel muy importante para evitar que el rendimiento se vea seriamente afectado al utilizar trazado de rayos, y que se combinará con técnicas clásicas de rasterizado, pero en cualquier caso habrá que esperar a ver qué resultados consiguen los desarrolladores.

No hablo sin motivos, actualmente el trazado de rayos de alta calidad es un mazazo importante a nivel de rendimiento incluso para una GeForce RTX 2080 TI, así que prefiero esperar a ver qué puede hacer PS5 antes de sacar conclusiones precipitadas.

Unidad SSD, retrocompatibilidad y sonido 3D

En informaciones anteriores también habíamos hablado de la posibilidad de que PS5 fuese retrocompatible con las consolas anteriores, y hoy podemos confirmarlo. Dicha consola será compatible con los juegos de PS4, y por una razón muy simple, a nivel de arquitectura tienen la misma base: CPU x86 y GPU Radeon de AMD.

Esto quiere decir que si tienes una PS4 y decides dar el salto a PS5 podrás disfrutar de todos los juegos que tengas. No está claro qué mejoras ofrecerá la ejecución de dichos juegos en PS5 a nivel gráfico y de rendimiento, pero en principio resulta sensato pensar que tendremos, como mínimo, las mismas que ofrecían en PS4 Pro. En cuanto a la retrocompatibilidad con PS3 y consolas anteriores no hay detalles de momento.

La unidad SSD ha sido confirmada también por Mark Cerny. Con PS5 podremos decir adiós al disco duro tradicional y disfrutar de las ventajas que aportan este tipo de unidades de almacenamiento. No tenemos claro si será una unidad con interfaz PCIE o SATA III, pero incluso en el pero de los casos las diferencias que marcará a nivel de rendimiento serán muy grandes. Con un SSD no solo se reducen los tiempos de carga, sino que además se mejoran determinadas cargas de trabajo en juegos relacionadas con el texturizado y se reducen los problemas de “popping”.

El sonido 3D pondrá la guinda al pastel, una tecnología con la que Cerny quiere que los usuarios disfruten de algo más que un salto a nivel gráfico con la llegada de PS5.

Quedan en el tintero todo lo relacionado con la estrategia de Sony en lo que se refiere a realidad virtual, y también el precio de venta y la fecha de disponibilidad de la consola. Aunque Cerny no ha confirmado nada sí que ha dejado claro que la realidad virtual es importante para ellos, así que podemos esperar un PSVR de segunda generación. En cuanto al precio de venta y a la fecha de lanzamiento las últimas informaciones hablaban de entre 400 y 500 euros y de mediados de 2020.

Os recuerdo que PS5 contará con la misma arquitectura de memoria unificada que vimos en PS4, lo que significa que tendrá una cantidad de memoria GDDR6 determinada (entre 16 GB y 24 GB) que será utilizada como RAM y como VRAM.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído