Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

GPD Win Max con CPU Intel Core-1035G7: una portátil que de verdad es capaz de mover juegos actuales

Publicado

el

La GPD Win Max se presentó como una consola portátil con aires de PC que parte de un diseño interesante y funcional, ya que integra tanto un teclado QWERTY como un mando de control en la parte superior. En la imagen podemos ver la cruceta de dirección a la izquierda, los dos sticks analógicos en la parte central y los botones a la derecha. Los gatillos van ubicados en la parte posterior.

Ya conocíamos las especificaciones de la GPD Win Max, ¿pero iba a ser capaz realmente de mover juegos actuales en condiciones aceptables? Esa era la pregunta más importante que debíamos hacernos, ya que no es la primera vez que nos encontramos con un proyecto de este tipo que utiliza procesadores de bajo consumo y que, al final, apenas llega a mover juegos relativamente antiguos a 30 fotogramas por segundo y con calidades bajas.

Los responsables del proyecto han publicado una serie de pruebas de rendimiento en las que podemos ver que la GPD Win Max es un sistema bastante potente, tanto que sí es capaz de mover juegos de última generación en condiciones más que aceptables. Con todo, es importante tener en cuenta que no se ha concretado la configuración que se ha utilizado en estas pruebas de rendimiento. Según el comunicado oficial los juegos se ejecutaron «en su configuración por defecto», y entendemos que a la resolución nativa de la consola, 1.280 x 800 píxeles.

En teoría debería ser posible mejorar la fluidez en algunos casos reduciendo un poco más la calidad gráfica, y aumentar esta en aquellos títulos que funcionen a más de 60 FPS, como Resident Evil 2 Remake, por ejemplo, que alcanza los 95 FPS. Son resultados muy buenos, de hecho creo que demasiado, así que tomadlos con cautela, ya que puede que se trate de valores máximos y no de medias.

GPD Win Max: especificaciones y posible precio

  • Pantalla táctil de tipo IPS con un tamaño de 8 pulgadas y resolución de 1.280 x 800 píxeles.
  • Procesador Intel Core i5-1035G7 basado en la arquitectura Ice Lake (10 nm+) con cuatro núcleos y ocho hilos a 1,2 GHz-3,7 GHz.
  • GPU Intel Iris Plus 940 con 64 unidades de ejecución (Gen11).
  • TDP configurable a través de la BIOS desde 15 vatios hasta 25 vatios (a más vatios más rendimiento, pero también más consumo y más calor).
  • 16 GB de memoria RAM LPDDR4X a 3.733 MHz.
  • SSD SATA M.2 2280 de 512 GB.
  • Wi-Fi 6, Bluetooth 5.0 y Gigabit Ethernet. Puertos USB Tipo C y Tipo A. Salida HDMI 2.0b y ranura para tarjetas microSDXC.
  • Teclado retroiluminado QWERTY, almohadilla táctil y mando de control integrado.
  • Batería de 5.000 mAh.
  • Medidas: 205 mm x 140 mm x 24,5 mm.
  • Peso: 800 gramos.

Para mantener las temperaturas de trabajo bajo control la GPD Win Max contará con un sistema de refrigeración de doble ventilador y el clásico conjunto de bloques de metal y tubos conductores de calor, que evitarán que este se acumule en los puntos críticos del sistema.

El precio de venta todavía es un misterio, pero viendo las especificaciones que tiene la GPD Win Max y la calidad de construcción que presenta todo parece indicar que acabará rondando, como mínimo, los 999 euros.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído