Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Corsair CX650F RGB, análisis: potencia modular con un toque de color

Publicado el
Corsair CX650F RGB

La Corsair CX650F RGB es una nueva fuente de alimentación de gama media que la compañía estadounidense presentó la semana pasada.

Ya os adelantamos sus claves más importantes en este artículo, donde descubrimos que la familia CX-F RGB está compuesta por tres modelos diferentes, y que llega en dos colores: blanco y negro Estos son sus precios de venta:

    • Corsair CX550F RGB (blanca o negra): 77,90 euros.
    • Corsair CX650F RGB (blanca o negra): 87,90 euros.
    • Corsair CX750F RGB (blanca o negra): 99,90 euros.

Con esta nueva línea de productos, Corsair apunta directamente a aquellos usuarios que quieren personalizar por completo la construcción y el diseño de sus PCs, pero sin tener que renunciar a una buena calidad de construcción, y sin verse obligados a realizar una gran inversión. Es una meta ambiciosa, pero como veremos en este análisis Corsair ha logrado cumplirla sin ningún problema.

Antes de empezar quiero dar las gracias a Corsair España por enviarnos una Corsair CX650F RGB, y por permitirnos trabajar sin prisa y con total libertad. ¿Estáis preparados? Pues poneos cómodos, que vamos a empezar.

Corsair CX650F RGB: primer vistazo

La Corsair CX650F RGB tiene algo que la hace muy especial, y es que es, junto con sus hermanas de 550 y 750 vatios, la primera fuente de alimentación de Corsair que viene con un sistema de iluminación LED RGB integrado.

Entiendo que, para algunos, el tema de la iluminación LED RGB es algo totalmente prescindible. Es perfectamente respetable, pero debemos entender, del mismo modo, que esa característica puede ser imprescindible para otros usuarios.

Corsair ha sabido ver esa realidad, y por ello se ha decidido a lanzar las fuentes serie CX-F RGB. Esta línea mantiene la calidad de construcción y la solidez que caracteriza a las fuentes de alimentación de la compañía estadounidense, algo que se deja notar desde el momento en el que sacamos la Corsair CX650F RGB de su caja, y apuesta por un diseño totalmente modular que se ve rematado por un sistema de iluminación LED RGB de alta calidad.

¿Por qué es tan importante un diseño totalmente modular? Es muy fácil de explicar, porque nos permite eliminar por completo el cableado innecesario, y nos ayuda a conseguir montajes limpios de cableado de una manera más sencilla, rápida y eficiente.

Imagina, por ejemplo, que vas a montar una tarjeta gráfica que no necesita conectores de alimentación adicional. Con una fuente modular podrás prescindir del cableado que suponen dichos conectores, pero con una fuente no modular tendrías que lidiar con ellos para esconderlos en el espacio correspondiente de tu chasis. En efecto, con una fuente modular el cableado que no necesitas «desaparece».

La Corsair CX650F RGB es una fuente de alimentación que tiene una potencia de 650 vatios y certificación 80 Plus Bronce. Sin embargo, ocurre algo muy curioso, y es que dicha fuente alcanza una eficiencia máxima del 88%. Como podéis ver en el listado adjunto, esto le permitiría obtener el certificado 80 Plus Plata, pero la utilización del sistema de iluminación LED RGB afecta al consumo y a la eficiencia, y por ello Corsair ha preferido comercializarla bajo la certificación 80 Plus Bronce. Honestidad ante todo, bien por Corsair.

  • 80 PLUS White: 82% de eficiencia.
  • 80 PLUS Bronce: 85% de eficiencia.
  • 80 PLUS Plata: 87% de eficiencia.
  • 80 PLUS Oro: 89% de eficiencia.
  • 80 PLUS Platino: 80% de eficiencia.
  • 80 PLUS Titanio: 94% de eficiencia.

En términos de diseño, la combinación de un color blanco con matices de color negro queda realmente bien, y la iluminación LED RGB genera un contraste muy atractivo, tanto que os darán ganas de tener vuestra Corsair CX650F RGB a la vista.

Echando un vistazo al cableado, nos encontramos con un abanico bastante amplio que vamos a repasar a continuación:

  • Cable ATX de 24 patillas (20+4) de 610 mm (± 10 mm).
  • Un cable EPS/ATX12V de 8 patillas (4+4) de 650 mm (± 10 mm).
  • Dos cables PCIe con dos conectores de 8 pines (6+2) cada uno de 750 mm (± 10 mm).
  • Cable SATA con cuatro conectores en total de 800 mm (± 10 mm).
  • Cable SATA con tres conectores en total de 700 mm (± 10 mm).
  • Un cable SATA-PATA-PATA-FDD con cuatro conectores de 750 mm (± 10 mm).
  • Cable LED de 500 mm (± 10 mm).
  • Cable ARGB de 5V directo a la placa base de 300 mm (± 10 mm).

Contamos con cableado más que suficiente no solo para montar un PC de gama alta, sino también para llevar a cabo futuras ampliaciones sin que tengamos que preocuparnos por cambiar la fuente de alimentación. El cableado viene, además, en color blanco.

Corsair CX650F RGB: especificaciones y componentes

Tras nuestro clásico primer vistazo, estamos listos para profundizar en las características clave de la Corsair CX650F RGB.

Como hemos dicho anteriormente, es una fuente de alimentación modular de 650 vatios con certificación 80 Plus Bronce, aunque con la iluminación LED RGB apagada es capaz de trabajar al nivel de una fuente con certificación 80 Plus Plata.

A nivel de conexiones y de cableado la Corsair CX650F RGB es una fuente que está hecha para durar, de eso no hay duda, y sus especificaciones confirman que estamos ante un modelo que raya a un gran nivel dentro de su rango de precios. Sin más preámbulos, vamos a repasar sus claves más importantes:

Corsair CX650F RGB, análisis: potencia modular con un toque de color 46

  • Diseño modular y 650 vatios de potencia.
  • Certificación 80 Plus Bronce, con una eficiencia de hasta el 88%.
  • Ventilador de 120 mm (rodamiento de casquillo) con iluminación LED RGB personalizable.
  • Curva del ventilador optimizada para reducir al máximo el ruido, incluso a plena carga.
  • Podemos conectar la fuente a un hub Corsair y personalizar la iluminación a través de iCUE. También podemos conectarla directamente a la placa base con el adaptador ARGB de 5V, o cambiar directamente la iluminación LED RGB con el botón dedicado que integra la Corsair CX650F RGB en la parte trasera.
  • Condensadores japoneses de alta calidad capaces de soportar una temperatura de 105 grados Celsius.
  • Compatible con Modern Standby de Microsoft, que mejora los tiempos de recuperación desde estados de suspensión y la eficiencia con cargas de trabajo bajas.
  • Ofrece 54A en el carril de 12V y 648 vatios de potencia máxima.
  • MTBF de 100.000 horas.
  • Preparada para mover configuraciones multiGPU.
  • Integra tecnologías avanzadas de protección contra subidas y bajadas de tensión, y también contra cortocircuitos y temperaturas elevadas.
  • Cinco años de garantía.

Corsair CX650F RGB

Pasamos ahora a echar un vistazo al interior de la Corsair CX650F RGB. Así es esta fuente de alimentación por dentro, y estos son sus componentes más importantes.

  1. Conectores asociados al cableado modular.
  2. Placa de supervisor IC Weltrend WT7527RT.
  3. Transformador 5Vsb.
  4. Inductor PFC.
  5. Botón para controlar manualmente la iluminación LED RGB.
  6. Sistema de conversión de 5V y 3,3V.
  7. Mosfets PFC, diodos PFC y mosfets LLC.
  8. Condensador electrolítico primario japonés.
  9. Filtro EMC / EMI que cumple con los requisitos reglamentarios de emisión.
  10. Mosfets SR y sensor de temperatura.
  11. Transformador principal LLC.
  12. Puente de diodos para la correcta rectificación del voltaje entrante.
  13. Inductor y condensador resonante LLC.
  14. Conector del cable de corriente.

Corsair CX650F RGB: nuestra experiencia

Tanto por potencia como por calidad de construcción, y por cableado, queda claro que la Corsair CX650F RGB es una fuente de alimentación que cuenta con todo lo que necesitamos para alimentar, sin problemas, una configuración de hardware de gama alta.

Para este análisis he utilizado una configuración muy exigente, y el equipo ha funcionado sin problemas incluso al ejecutar juegos exigentes, como DOOM Eternal, The Division 2 y Metro Exodus. Dichos juegos cargan la GPU al 100%, y tienen picos notables a nivel de CPU, así que nos sirven como un punto de referencia perfecto para comprobar de qué es capaz la Corsair CX650F RGB.

Esta es la configuración completa del equipo que hemos utilizado para el análisis:

  • Procesador Ryzen 9 3900X con 12 núcleos y 24 hilos a 3,8 GHz-4,4 GHz.
  • 32 GB (4 x 8 GB) de RAM Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3.200 MHz (CL16).
  • Placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5.
  • Sistema de refrigeración Corsair iCUE H150i Elite Capellix.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE RTX 2080 Super OC con 8 GB de GDDR6.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB (sistema operativo).
  • SSD PCIE NVMe Corsair Force Series MP510 de 960 GB.
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Fuente de alimentación Corsair CX650F RGB.

Corsair CX650F RGB, análisis: potencia modular con un toque de color 54 Corsair CX650F RGB, análisis: potencia modular con un toque de color 56

El consumo medio de este equipo se mantiene por debajo de los 600 vatios, y no necesitamos más de 36A en el carril de 12V para mover la GIGABYTE RTX 2080 Super, así que no me sorprende que la Corsair CX650F RGB haya aguantado el tipo sin problemas. Su funcionamiento ha sido perfecto durante todas mis sesiones de gaming, no he detectado el más mínimo problema, las variaciones de voltaje han sido mínimas, y los valores de ruido se han mantenido en un nivel sobresaliente, sobre todo teniendo en cuenta que nos encontramos ante una fuente de alimentación de gama media.

Si tenéis dudas sobre qué fuente de alimentación necesitáis para mover una determinada tarjeta gráfica os invito a repasar este artículo, donde encontraréis toda la información que necesitáis.

Como podemos ver en las dos últimas gráficas, la Corsair CX650F RGB es capaz de alcanzar una eficiencia media que alcanza el nivel necesario para obtener la certificación 80 Plus Plata, pero por el tema del consumo que genera el sistema de iluminación LED RGB al mostrar ciertas combinaciones de colores Corsair ha preferido lanzar esta fuente con la certificación 80 Plus Bronce.

La Corsair CX650F RGB tiene activado el ventilador incluso cuando el consumo energético es mínimo, pero el ruido que genera es muy bajo, tanto que no resulta molesto ni si quiera cuando se encuentra funcionando en altas cargas de trabajo.

Corsair CX650F RGB, análisis: potencia modular con un toque de color 58 Corsair CX650F RGB, análisis: potencia modular con un toque de color 60

Notas finales

La Corsair CX650F RGB es una fuente de alimentación que intenta combinar cinco grandes claves: diseño, modularidad, iluminación LED RGB, calidad y potencia, todo ello manteniendo un precio de venta razonable. A día de hoy podemos encontrar fuentes de alimentación muy económicas que ofrecen una calidad y una potencia aceptable, y también hay modelos que apuestan por la estética pero que acaban descuidando, en muchos casos, la calidad y la potencia, y también la modularidad.

Encontrar una fuente de alimentación que realmente agrupe esas cinco claves, que no haga sacrificios en ninguna de ellas, y que se presente, además, con un precio verdaderamente interesante podría parecernos un imposible, pero la Corsair CX650F RGB lo ha conseguido. Esta fuente ofrece una eficiencia por encima de la media (dentro de su gama), tiene un diseño muy cuidado, una buena calidad de construcción, una modularidad total y viene con un sistema de iluminación LED RGB de alta calidad que podemos personalizar sin esfuerzo, gracias a los conectores incluidos y al botón dedicado integrado en la parte trasera.

Sello MC Buena Elección

Si hablamos de potencia y de estabilidad, la Corsair CX650F RGB cumple de sobre con lo que podemos esperar de un modelo dentro de su rango de precios. Con ella podremos mover sin problemas cualquier tarjeta gráfica actual de AMD, y soluciones gráficas tan potentes como la RTX 2080 Ti y la futura RTX 3070 de NVIDIA.

El nivel de ruido se ha mantenido en todo momento en unos niveles óptimos, de hecho en mi caso ha acabado siendo imperceptible durante un uso normal del equipo, ya que ha quedado solapado por el sonido de los ventiladores de mi PC. Si te importa la estética de tu PC y buscas una fuente de calidad, fiable, potente, totalmente modular y con iluminación LED RGB personalizable, pero tienes un presupuesto ajustado no lo dudes, la Corsair CX650F RGB es una buena opción.

Valoración final
8.7 NOTA
NOS GUSTA
Diseño.
Cableado blanco.
Iluminación LED RGB de calidad.
Silenciosa.
Potente y eficiente.
Calidad de construcción y acabado modular.
A MEJORAR
Cable adicional para usar iCUE.
Sin modo Zero RPM.
RESUMEN
La Corsair CX650F RGB es una fuente de alimentación que intenta combinar cinco grandes claves: diseño, modularidad, iluminación LED RGB, calidad y potencia, todo ello manteniendo un precio de venta razonable, y no hay duda de que lo consigue. Es una de las mejores fuentes de su clase, y de su rango de precios.
Diseño y acabados9
Características8.5
Rendimiento9
Posibilidades de ampliación8.5
Calidad/Precio8.5

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído