Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Intel confirma que la Iris Xe MAX es la marca de su primera gráfica dedicada

Publicado el
Intel Iris Xe MAX

Intel Iris Xe MAX es la marca elegida por el gigante del chip para su nueva entrada en el segmento de gráficas dedicadas. El fabricante lo ha confirmado en la presentación de resultados financieros trimestrales, aunque es probable que en el futuro comercialice modelos bajo otras marcas para atender otros segmentos de mercado.

La entrada de Intel en gráficas dedicadas veinte años después del último lanzamiento era esperada y bienvenida para dotar a la industria y los consumidores de alternativas a NVIDIA y AMD. La división dirigida por Raja Koduri ya está produciendo resultados prácticos y esperamos avances en el futuro.

Intel Iris Xe MAX

Intel ha elegido para el estreno un chip gráfico destinado al gran grupo de ordenadores portátiles. Un segmento de mercado más sencillo de manejar que el de las tarjetas gráficas dedicadas para ordenadores de sobremesa y -quizá- para el que Intel no esté preparado todavía.

Intel Iris Xe MAX

Esta semana tuvimos el estreno oficial de esta Intel Iris Xe MAX en la presentación del ultraportátil Acer Swift 3X. También la habíamos visto  oficiosamente en el convertible ligero VivoBook Flip 14 de ASUS. En ambos casos se incluye junto a los procesadores Intel Tiger Lake, que como sabes, también cuentan con gráfica integrada.

No tenemos información técnica del chip gráfico salvo que está basado en el diseño Xe-LP, que es la configuración de GPU de Intel para equipos de bajo consumo. Por filtraciones anteriores sabemos que contará con 96 unidades de ejecución (768 shaders). La memoria dedicada será de 4 GB de VRAM, si bien no es improbable otras cantidades en otros tipos de portátiles.

Quizá lo más interesante es la idea de Intel de hacer trabajar juntas sus gráficas dedicadas e integradas en una «tecnología multi-GPU explícita asimétrica» que permitiría aumentar el rendimiento gráfico de estos equipos en tareas como juegos y poder competir con AMD y NVIDIA. Muy interesante y un paso adelante del simple cambio de funcionamiento entre gráficas integradas y dedicadas, como realiza la tecnología Optimus de NVIDIA.

Intel Iris Xe MAX solo es el comienzo. Y es importante porque atenderá un mercado enorme de portátiles, convertibles, 2 en 1, sin olvidar mini-PCs o «todo en uno» AIO. Cierto es que la verdadera prueba de fuego para Intel será la comercialización de una tarjeta gráfica dedicada para PCs de sobremesa.

Ahí se apunta a una arquitectura distinta a la usada en portátiles. Una Xe-HPG DG2 que ofrecerá las características habilitadas por hardware que esperarías en una GPU de este tipo, mayor potencia, capacidad de memoria y funciones como el trazado de rayos.

Esta GPU se producirá fuera de las fábricas de Intel, probablemente por la foundrie TSMC. En este momento, esta tarjeta gráfica dedicada para sobremesas está en fase alfa a prueba en los laboratorios de Intel. Tendremos que esperar. 

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

1 comentario
  • P Gómez

    Muy interesante, creo que hace muchos años ya hubo un proyecto para usar la iGPU + GPU dedicada, pero se abandonó por la complejidad, y porque las gráficas integradas de Intel se fueron quedando muy atrás.

    Teniendo en cuenta que las nuevas CPU de Intel traen una gráfica integrada de potencia nada desdeñable (al nivel de la MX350) será interesante ver cómo funcionarán en combinación con otra GPU dedicada, por modesta que sea. En el segmento de las gráficas baratas de portátil, Nvidia ya tuvo que sacar hace poco la MX350, enseguida la MX450 (=1050) y ahora quizás hasta se comen con patatas sus 1650.

Lo más leído