Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

MacOS Big Sur: un sistema operativo para dos plataformas

Publicado el
MacOS Big Sur: un sistema operativo para dos plataformas

Desde el anuncio de Apple Silicon, y aunque el protagonismo de esperas y rumores ha ido a los primeros sistemas con el nuevo chip, MacOS Big Sur también nos ha tenido a la espera de noticias. Y es que con un parque de dispositivos que, hasta hoy, ha sido 100% x86, pero que en breve empezará a recibir los primeros sistemas basados en el integrado diseñado por los de Cupertino, el sistema operativo tendrá que asumir una tarea crucial, ser plenamente compatible con ambas plataformas, sin penalizar el rendimiento de una a favor de la otra. Y parece algo sencillo, pero no lo es en absoluto.

Por eso tiene todo el sentido que, a diferencia de lo que ocurre en otras presentaciones de Apple en las que el sistema operativo es mencionado de pasada y ya, MacOS Big Sur va a estar en el punto de mira desde su llegada (algo que ya ha ocurrido con las versiones previas a las que ya han podido acceder los desarrolladores).

¿Y qué es lo que ofrece MacOS Big Sur para este escenario de un mismo operativo para dos plataformas? Obviamente, y esto no sorprenderá a nadie, MacOS Big Sur ha sido optimizado al máximo (o al menos eso afirma Apple) para aprovechar todo el potencial del M1, el primer silicio de Apple basado en ARM. Y cuando hablamos del sistema operativo, debemos añadir también las apps propias de Apple. Sería sorprendente que no hubieran dado este paso, en realidad. Así, en este punto, es bastante probable que observemos un excelente rendimiento tanto del sistema operativo como de las apps.

MacOS Big Sur: un sistema operativo para dos plataformas

Un aspecto destacable de MacOS Big Sur y que, claro, dependerá también muy directamente de las aplicaciones, es que realizará una gestión inteligente de la distribución de carga de trabajo entre los núcleos del procesador. Recordemos que el M1 cuenta con núcleos de alto rendimiento, con un mayor consumo eléctrico, y otros, denominados eficientes, en los que se ha buscado un equilibrio entre un rendimiento medio y un bajo consumo eléctrico. Así, MacOS Big Sur irá asignando dinámicamente las tareas a unos u otros en función de sus necesidades.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando abandonamos la seguridad del ecosistema de software y hardware de Apple? ¿Qué pasa con el software de terceros? Era de esperar, y así ha sido, que Apple buscara la colaboración con algunos desarrolladores en particular, con el fin de que crearan aplicaciones optimizadas para M1 y MacOS Big Sur. Para tal fin ha definido lo que denomina «Universal app» que, como su propio nombre indica, son binarios «universales», es decir, que pueden correr tanto en sistemas de Apple con procesadores x86 como en los más modernos equipados con el chip M1.

Y cuando mencionaba lo de las colaboraciones con desarrolladores, la primera confirmación al respecto, es decir, el primero que ya ha anunciado versiones Universal App para MacOS Big Sur de algunas de sus aplicaciones ha sido Adobe, que según afirma Apple tendrá disponible Lightroom en diciembre y Photoshop a principios de 2021 (no se ha indicado el mes). De momento es solo una confirmación, pero sería de lo más extraño que no sepamos de más en las próximas semanas.

MacOS Big Sur: Rosetta reloaded

A los más jóvenes es posible que eso de Rosetta no les suene de nada. Sin embargo, los que vivieron (vivimos) la transición de Apple desde PowerPC hacia x86 recordamos muy bien el papel crucial que jugó esta tecnología en aquel momento, puesto que gracias a ella, y hasta que empezaron a llegar los primeros binarios creados para MacOS X sobre Intel, fue la responsable de que el software creado para PowerPC pudiera emplearse en estos nuevos sistemas.

En esta nueva transición, en la que MacOS Big Sur será el primero en enfrentarse a un ecosistema todavía muy verde en lo referido a Universal apps y, por lo tanto, a una creciente comunidad de usuarios (los de los nuevos sistemas con el chip de Apple) que reclamará compatibilidad con los binarios que han venido empleando hasta ahora. Y aquí es dónde entra Rosetta 2, un intérprete que será capaz de tomar los binarios desarrollados para Intel y «traducirlos» para que puedan ser empleados en esta nueva generación de procesadores. Según las imágenes mostradas por Apple, el rendimiento parece bueno, pero eso, claro, habrá que probarlo en profundidad.

 

Más información: Apple

 

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído