Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

PS5 recibirá una actualización para implementar la tasa de refresco variable

Publicado el
PS5 no podrá mover Assassin’s Creed Valhalla en 4K nativo

Pese a la tremendamente exitosa recepción de la nueva generación de consolas, como era de esperar, todavía estamos viendo algunos pequeños detalles a pulir en las mismas. Y es que más allá de posibles mejoras y correcciones a nivel de hardware, la PS5 ya está comenzando a realizar sus primeras actualizaciones a través de software, con el importante anuncio e inminente recepción de la frecuencia de actualización variable.

Tal y como ha actualizado la propia Sony en en el blog de preguntas frecuentes de PS5, con la silenciosa aparición de un tema dedicado llamado «¿Es PS5 compatible con VRR», ahora podemos leer lo siguiente: “El hardware de PS5 es compatible con la frecuencia de actualización variable ( VRR ) a través de HDMI 2.1. Después de una futura actualización del software del sistema, los propietarios de PS5 podrán usar la función VRR de televisores compatibles cuando jueguen juegos que admitan VRR «.

Tal y como vimos en detalle anteriormente, la tasa de actualización variable, o VRR, es una característica clave de cara al futuro más próximo de los juegos.

Explicado de manera rápida, esta técnica de visualización permite a una consola o PC enviar fotogramas a la pantalla solo cuando hay un nuevo marco presente, permitiendo que la pantalla muestre imágenes a la misma velocidad de la cantidad de fotogramas que recibe en cualquier momento. De esta manera, dependiendo de lo que esté sucediendo en nuestros juegos, la velocidad de fotogramas podrá variar más ampliamente.

Así pues, dado que la frecuencia de actualización variable es un pilar clave del nuevo HDMI 2.1 incorporado, que permite que la PS5 emita contenidos a 4K y 120 fps o hasta 8K, la falta de soporte para esta función es curiosa.

Y es que nada tiene que ver una imagen estática de un juego de estrategia con los títulos de carácter más frenéticos como los MOBA, MMO o shooters, e incluso algunos juegos ya presentes en la consola como Assassin’s Creed Valhalla, DiRt 5 o Call of Duty: Black Ops Cold War, que ya han presentado algunos problemas con la perdida de cuadros.

PS5 y Xbox Series X

Sony vuelve a ir un paso por detrás de Microsoft

No deja de ser curioso que, dado el hecho de que las Xbox Series X y Series S anunciasen la compatibilidad con la sincronización adaptativa (cualidad heredada que ya poseían las Xbox One X), Sony no incluyese esta función desde un comienzo en sus consolas, sobre todo teniendo en cuenta que los datos técnicos de PS5 la hacían más que compatible la tecnología de tasa de refresco variable.

Una actualización que volvemos a notar en el tema del almacenamiento externo, uno de los principales reclamos de las consolas de Microsoft y grandes ausencias de la consola de Sony. Y es que de nuevo las funciones de compatibilidad para poder extraer y almacenar el software de PlayStation 5 en un HDD o SSD externo vendrá a modo de una actualización en el futuro, junto con la posibilidad de cambiar el almacenamiento interno.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído