Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Opel Corsa-e, destilado

Publicado el
Opel Corsa-e

Let’s take a ride Pet Shop Boys, Suburbia (Please, 1986)

El secreto de la incompetencia es asumirla, abrazarla, hacerla tuya, diría que hasta quererla. Se valora muy poco la incompetencia pero es todo un arte. Es saber decir en una reunión en el momento preciso y a la persona adecuada «¿y tú que opinas de todo esto Antonio?» para apoyar con entusiasmo la propuesta de Antonio y, claro está, saber hacerla tuya si las cosas van bien o descargar sobre él toda la responsabilidad si las cosas salen mal. Los Antonios se delatan siempre cuando se plantea una cuestión importante. Mi padre me lo dijo y me abrió los ojos «hijo mío, tu única salida es conseguir que los demás te saquen las castañas del fuego» y esa sabias palabras me han acompañado en el colegio, la universidad, mis máster…

Es mucho más importante parecer inteligente que serlo. ¿Quién escucharía a los tímidos y asociales genios del mundo si los incompetentes no hubiéramos hecho nuestras sus ideas para presentarlas como nacidas de nuestro propio y fértil intelecto? Es una injusticia por cierto que se recuerde a genios como Van Gogh o Mozart y no a los incompetentes a los que debemos que sean conocidos. Los incompetentes sabemos distinguir las buenas ideas, se nos aparecen brillantes e indefensas ante nosotros para que nos las apropiemos por el bien de todos. Y sobre esas ideas brillantes y aprovechando el trabajo duro de los demás, atribuyéndonos méritos y esquivando los fracasos es como los incompetentes dominamos el mundo. ¿Cuántas veces hemos oído la frase «estamos en manos de incompetentes» y así es, sin duda pero… ¿si? Ajá. De acuerdo. Diga al ministro que pase.

En el debate se la nueva tendencia de electrificación del mercado automovilístico la eficiencia y racionalidad son factores muy importantes a la hora de sopesar la compra de un coche de estas características. Es la lógica a la que apelábamos también en el análisis que hicimos del pequeño Citigo de la marca Skoda (pariente, por cierto, del UP y el Mii) y ahora con el Opel Corsa-e.

Opel Corsa-e

Modelo analizado Opel Corsa-e
Motor y acabado Elegance
Potencia 136 CV
Velocidad máxima 150 Kmh (autolimitados)
Aceleración o-100 8,1 s
Largo/ancho/alto 4060/1765/1435 mm
Potencia máxima RPM 136 CV
Par máximo Nm/RPM 260 Nm
Caja de cambios automático
Web https://www.opel.es/
Precio 30.500  euros

 

Y es que aunque los motores eléctricos son muy eficientes y cada vez lo van siendo más gracias a la gestión electrónica de su funcionamiento y la ayuda de los sistemas de conducción, siempre tienen que arrastrar el hándicap del peso de las baterías. Y en lo que respecta a este punto se produce una paradoja que conecta de lleno con la racionalidad: si queremos hacer un coche grande y con buena autonomía necesitaremos baterías grandes y el peso aumenta de forma muy significativa.

Por poner un ejemplo un Tesla Model S 100D como el que probamos tiene una batería de aproximadamente 100 kWh que pesa unos 625 kilogramos que resulta indispensable para conseguir las prestaciones que ofrece el coche y una buena autonomía. Pues bien, el Opel Corsa eléctrico con su batería de iones de litio 46 kWh tiene un peso sobre los 345 kilos, una diferencia muy notable a pesar de que en Tesla se hayan devanado los sesos con materiales ultra ligeros como el aluminio para la estructura y carrocería del coche mientras que el Corsa es una «simple» versión de un modelo convencional.

El peso de la batería

Para que podamos juzgar la influencia del peso de la batería decir que una versión de gasolina del Corsa pesa 298 kilogramos menos. ¿Qué queremos decir con esto? Simplemente que para obtener una autonomía mayor y mover un coche más grande la diferencia de tamaño de la batería hace que los pesos se disparen. Por eso fabricantes como Honda o Mazda han optado por baterías modestas para sus propuestas eléctricas.

Opel Corsa-e

En definitiva la racionalidad en un coche eléctrico se mide por ajustar el tamaño del coche y la autonomía que vamos a necesitar y el Opel Corsa-e, como ya sucedía con el 2008 eléctrico que ya probamos y utiliza la misma plataforma, parece conseguir un equilibrio bastante bueno. En una carrocería de coche urbano pero amplio se equipa una batería que consigue una autonomía de 333 kilómetros homologados, unos 200 reales en carretera. Suficiente para pequeños viajes.

Hemos tenido pues la ocasión de probar la versión eléctrica del Opel Corsa. Exteriormente es difícil distinguirlo de cualquier otra versión del utilitario franco/alemán. A diferencia de otros fabricantes Opel no ha eliminado las tomas de aire delanteras (innecesarias en parte) para distinguirlo de las versiones con motor de explosión. Un diseño simpático y moderno que en esta ocasión se nos proponía en un sobrio color gris combinado con elementos en negro como los pilares, el techo o el spoiler trasero.

Personalidad

Un frontal con personalidad con faros afilados que acaban en una discreta toma de aire central dominada por el símbolo del rayo escudo de la marca. Más abajo en el generoso paragolpes encontramos una gran toma de aire limitada por debajo por un agresivo spoiler y flanqueada por los pilotos antiniebla para un conjunto con un diseño dinámico.

Opel Corsa-e, destilado 33

El perfil es parecido al Corsa de la generación anterior, con un spoiler en color negro que le da un toque más juguetón sin duda. En la parte trasera un voluminoso y alto paragolpes hace que el portón esté bastante elevado y separa los grupos ópticos. La impresión general es la de que se trata de un coche urbano y compacto pero la realidad es que es más grande de lo que parece superando los 4 metros de longitud y el metro setenta de altura.

En el interior, como ya apuntamos en la anterior prueba, el diseño es práctico rozando lo espartano. Hay plásticos duros pero con texturas agradables y bien ensamblados y detalles cromados y con plásticos brillantes o insertos de tela con pespuntes que ennoblecen los detalles de ciertos elementos como el salpicadero o las molduras de las puertas.

Racionalidad

Volvemos a apreciar la racionalidad y comodidad del puesto de conducción, con todos los elementos a mano dispuestos de forma lógica y de accionamiento intuitivo. Además los asientos son cómodos y firmes y envuelven de forma correcta. Las pantallas de información son más modestas que las que encontramos en modelos como el 208, pero sirven perfectamente para su cometido.

Opel Corsa-e, destilado 35

En este caso y a diferencia del modelo que probamos la instrumentación tras el volante también es digital con una pantalla de siete pulgadas con gráfica configurable mucho menos vistosa que la de Peugeot pero muy informativa y eficaz. El volante es de tamaño normal achatado en la parte inferior y cubierto con cuero sintético y rematado con pespuntes.

Es especialmente útil la posibilidad de visualizar el funcionamiento del sistema de propulsión eléctrico. El sistema de información y entretenimiento en cambio es idéntico al otro modelo de Corsa que probamos, dispuesto bajo las rejillas de ventilación centrales y por lo tanto un poco bajo para los cánones actuales. También distinta es la zona inferior de botones que se ha sustituido por una franja de botones táctiles con el botón e para acceder a la información del sistema eléctrico del motor y batería.

Estrechos atrás

En la parte de atrás el espacio no es demasiado, sobre todo en anchura, pero eso es común a los modelos de esta categoría donde cinco personas suelen viajar con dificultad. El maletero es una de las cosas que varía en este modelo ya que perdemos capacidad ya que baja de 309 litros a 267, aunque sigue siendo suficiente para un coche de este tamaño.

Opel Corsa-e, destilado 37

El sistema de propulsión, como hemos adelantado, es el mismo que el del 2008 de Peugeot: 136 caballos y 260 Nm de par máximo. La aceleración de cero a cien kilómetros por hora también se alcanza en el mismo tiempo: 8,1 segundos a pesar de ser unos cien kilos más ligero. Eso sí, en cuanto a la autonomía el Corsa arranca 333 kilómetros homologados WLTP, once más que el 2008. La batería, al igual que el modelo francés, está refrigerada por líquido.

Al volante del Corsa nos damos cuenta de que no solamente la plataforma es la misma que los modelos franceses sino que la palanca de cambio es idéntica así como la transmisión. Al igual que en el 2008 solamente podemos elegir dos modos de retención: el normal en posición D y el B de retención máxima. Otros fabricantes disponen de un número mayor de modos de recuperación de energía y por consiguiente de frenado que incluso permiten la conducción solamente accionando el pedal del acelerador.

Sensaciones eléctricas

Al volante del Corsa nos reencontramos con las sensaciones que nos aportan en general los eléctricos: suavidad y potencia a disposición en cualquier momento y situación. Hay que tener en cuenta que en su día los 100 caballos del Corsa de gasolina nos parecían suficientes y, a pesar de la importante diferencia de peso, los 136 caballos siempre dispuestos de este modelo transforman al Corsa en un coche mucho más divertido.

Opel Corsa-e, destilado 39

Hay que tener en cuenta que el Opel permite tres modos de conducción: Normal, Sport y Eco. En el modo normal se dispone de 109 caballos, en el eco de 82 y en el Sport de los 136 que es capaz de rendir el motor. En circunstancias normales el modo Normal e incluso el Eco son más que suficientes para mover el coche por el tráfico con agilidad. No hay que olvidar que los caballos están a disposición en cualquier momento.

La realidad es que el modo Sport es adictivo y aunque estemos en entornos urbanos es estimulante cómo un coche tan ágil responde de forma inmediata en cualquier situación. En carretera también nos reencontramos con el bajo centro de gravedad de los eléctricos, en este caso incluso más bajo que el del 2008, por lo que la conducción por carreteras viradas es aún más segura y divertida.

Gastón en carretera

En carretera, como es habitual, el consumo sube bastante y los más de 300 kilómetros de autonomía se quedan en apenas 200 si conducimos de forma medianamente agresiva. Sin embargo es una cifra más que suficiente para el día a día e incluso para pequeños viajes o viajes largos con con los descansos necesarios (y una buena planificación de las paradas para recargar). Por suerte la red de cargadores crece día a día y estos viajes son cada vez más factibles.

Opel Corsa-e, destilado 41

Un elemento a destacar es que a pesar de que el interior del Corsa pueda parecer algo espartano, los acabados y calidades son buenas como lo es la insonorización. Por eso este modelo incluso en carretera es muy silencioso, no solamente por la ausencia de ruido del motor sino por el buen aislamiento acústico.

El gestor de carga es el mismo que en los Peugeot. Es posible escoger entre un sistema de carga de 7,4 o de 11 kW (por un suplemento de precio). En cambio la potencia máxima de carga en corriente continua es de 100 Kw. Con un Wallbox estándar a 7,4 Kw (que es la instalación más habitual) el tiempo de carga completo de la batería es de 8 horas, con lo que daría tiempo a cargarlo por completo en una noche. En un cargador rápido de corriente continua la carga se realizaría en 30 minutos.

Conclusiones

El caso del Opel Corsa e es el del encuentro entre un coche racional con un sistema de propulsión racional. Un coche práctico, con un diseño moderno pero sin pretensiones con las calidades y acabados justos para un coche de la categoría combinado con un sistema de propulsión eficiente y unas baterías de tamaño justo que permiten recorridos urbanos pero también en carretera.

Opel Corsa-e, destilado 43

Nos ha gustado mucho esa punta de deportividad que le proporciona al corsa el propulsor eléctrico de 136 caballos junto con una menor altura y un centro de gravedad bajo haciendo que sintamos en ocasiones que tenemos entre manos un pequeño deportivo. Nos hemos divertido con el Corsa-e pero no deja de ser también un coche extremadamente práctico con un precio, como no, racional para lo que hay ahora en el mercado.

Valoración final
8 NOTA
NOS GUSTA
Buenas prestaciones
Divertido en carretera
Bien insonorizado
A MEJORAR
Acceso complicado plazas traseras
Maletero algo pequeño
RESUMEN
El motor eléctrico le ha sentado muy bien al Opel Corsa. Es más divertido y dinámico pero no pierde su versatilidad y practicidad
Prestaciones9
Diseño7.5
Consumo8.5
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento7.5

 

Lo más leído