Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Opel Corsa 2020, cimientos

Publicado el
Opel Corsa 2020

«Angie, Angie. When will all those clouds dissapear?» Angie (Rolling Stones, 1973)

No me importa en qué mesa, es lo mismo. Solamente quiero tener bien a la vista la puerta si no le importa. No, voy a comer solo, muchas gracias. Eso es, prefiero sentarme aquí. Como le he dicho necesito ver la puerta. No, no estoy esperanto a nadie. Sí, es una especie de manía, qué se le va a hacer ja ja ja. Si no te importa me vas trayendo una cerveza, sí. Mientras tanto iré al baño, ¿me podrías indicar dónde está? Muchas gracias. ¿Eh? No, no te molestes, me tomaré la cerveza así. No, no pasa nada porque no esté fría y se haya bajado la espuma. La culpa es mía por haber tardado tanto en el baño. Disculpa, es mi bolsa, la meteré más debajo de mi asiento para que no os tropecéis.

Hola, sí, mira. Como tengo algo de prisa comeré una ensalada y algo a la plancha, lo más sencillo que podáis hacer. No, nada de tortilla. Genial, si es vuestra especialidad tendré que volver otro día a probarla. De momento solamente una ensalada, gracias. Sí, deprisa si puede ser. Como te he dicho tengo prisa. No, la ensalada estaba bien, es que no tengo demasiado apetito, ¿te importa apartarte un momento? Nada, ¿qué me decías? Sí, por favor, tráeme el filete a la plancha. Te puedes llevar la ensalada. No, de verdad que no le pasa nada a la ensalada. No me la cambies por otra cosa. Ah, gracias. ¿Te importa apartarte otra vez para que pueda ver… ? Es él. Tírate al suelo.

En 1982 Opel se decidía a plantar cara a otros fabricantes europeos en el segmento de los utilitarios y elegía a la ciudad de Zaragoza para comenzar la fabricación de su apuesta en este mercado con su modelo Corsa. Enseguida fue un vehículo que se ganó la fama de robusto, aunque no tenía las características de deportividad o habitabilidad de sus rivales desde luego era de los más duraderos a la vez que prácticos.

Opel Corsa 2020, cimientos 30

Ficha técnica del Opel Corsa 1.2 Turbo 100 CV AT8 Elegance

Desde entonces hasta ahora la historia de Opel ha pasado por distintas etapas hasta que en nuestros tiempos se ha visto integrada en el grupo francés PSA y esto ha tenido influencia muy importante en la historia del utilitario de la marca alemana. De hecho esta última generación se basa en la plataforma de EMP1 del grupo PSA por lo que es primo hermano del 208 que hemos tenido ocasión de probar.

El modelo del nuevo Corsa que hemos podido analizar es el 1.2 Turbo 100 CV AT8 Elegance en color naranja, un Corsa que al primer vistazo es más atractivo y atrevido que la generación anterior y luce un look moderno y deportivo con ciertos rasgos de parentesco que le conectan con su mencionado primo francés. Todo en un tamaño compacto pero algo más grande que el Opel Corsa que pudimos probar de la anterior generación.

Opel Corsa 2020, cimientos 32

Bicolor

El diseño bicolor de la carrocería llama la atención así como detalles como el spoiler o el paragolpes delantero con una amplia rejilla de ventilación en la parte inferior y los pilotos antiniebla hundidos en los laterales del mismo dan ese toque deportivo suficiente pero no tan acusado como en el Peugeot 208. La impresión general es la de un coche deportivo pero sobrio, divertido pero que no deja de tener un aire más tradicional que el del utilitario francés.

Es más bajo que el de la generación anterior, lo que hace que el toque deportivo sea un poco más apreciable, pero crece tanto en distancia entre ejes como en longitud. Tanto los faros delanteros como los pilotos traseros pueden disponer de tecnología LED y tienen un diseño estilizado y más agresivos que los del Corsa de quinta generación. Las llantas de color negro y plateado de 17 pulgadas con un diseño en forma de pétalos con cinco radios también son atractivas y deportivas.

Opel Corsa 2020, cimientos 34

Este es el acabado Elegance pero hay otro con toques aún más deportivos que añaden un escape cromado con diseño más racing, pedales metálicos, parrilla cromada y otras modificaciones en el interior. Sin embargo ya con esta versión del nuevo Corsa se nota que Opel ha querido dar un aspecto un poco más agresivo a su utilitario con elementos como los faros LED que hacen que el equipamiento sea de lo más moderno.

Interior sobrio

En el interior Opel, como viene siendo habitual en estos modelos menos exclusivos, ha optado por un diseño y unos materiales más convencionales, sobre todo si se le compara con el deslumbrante ejercicio de diseño y tecnología que vimos en el 208. Si en cambio nos fijamos en la generación anterior del Corsa el diseño, la disposición de los mandos y los indicadores se han modernizado y se acercan a lo que encontramos en modelos más grandes del fabricante alemán.

Opel Corsa 2020, cimientos 36

Los materiales son más corrientes que en el utilitario francés con más plásticos duros pero de buena calidad y con buenos acabados en todos los elementos que hemos examinado. En general prima la sobriedad y pocas apuestas arriesgadas por lo que el interior del nuevo Corsa tendrá adeptos para los que les guste un diseño más convencional. Nada más sentarnos al volante, de hecho, encontraremos indicadores de reloj y un volante también convencional.

El puesto de conducción nos ha parecido muy cómodo y fácil de regular con una buena visibilidad además de tener a mano todos los mandos e indicadores que han sido diseñados y colocados de forma muy racional. En esta versión encontramos una pantalla de hasta 10 pulgadas que sin embargo está colocada bajo las boquillas de ventilación centrales por lo que aunque tiene muy buena visibilidad hace que tengamos que bajar la mirada para consultarla.

Asientos Opel

Los asientos suelen ser uno de los puntos fuertes de los modelos de Opel y este nuevo Corsa no es una excepción, con un buen equilibrio entre comodidad y sujección y unos buenos materiales al tacto. Además es posible incluso adquirirlos con función de masaje además de con regulación eléctrica, calefacción o refrigeración. Tanto en trayectos largos como en recorridos de curvas los asientos se han mostrado cómodos y seguros.

Opel Corsa 2020, cimientos 38

El sistema multimedia que ya mencionamos es compatible con Apple Car Play y con Android Auto y es posible contratar adicionalmente una superficie de carga inalámbrica para el teléfono móvil. El sistema multimedia es fácil de controlar a través de la pantalla táctil que tiene buena visibilidad aunque el sistema de navegación nos ha parecido algo lento comparado con otros que hemos tenido la ocasión de probar.

Difícil acceso atrás

El tamaño del coche pero sobre todo el diseño más bajo de la carrocería de este Corsa hace que el acceso y la altura de las plazas posteriores sea un poco peor que en la generación anterior. Una vez dentro del coche los asientos son cómodos pero el espacio disponible no es mucho, aunque en línea con otros modelos de tamaño similar como el 208 sin ir más lejos. De hecho se viaja casi exactamente igual de cómodos que en el utilitario francés. Como también es habitual en coches de este tamaño las tres plazas traseras se pueden ocupar solamente si uno de los ocupantes es especialmente pequeño, aunque son bastante cómodas.

Opel Corsa 2020, cimientos 40

El maletero si no solicitamos rueda de repuesto y nos conformamos con el kit antipichazos tiene una capacidad de 309 litros que casi es exactamente el mismo tamaño que el del Pugeot 208. Eso sí, gana bastante con respecto a la generación anterior del utilitario alemán.  No es de los maleteros más grandes pero suficiente para el día a día urbano y para pequeños viajes. El espacio de carga es ampliable abatiendo los asientos hasta los 1.081 litros aunque la superficie no será plana.

Al volante

Antes de subirnos al nuevo Corsa una pequeña reflexión. Desde el principio del auge de los pequeños utilitarios europeos como el 205 de Peugeot, el R5 de Renault o el Fiat Uno, el Corsa tuvo siempre la fama de ser más tranquilo y práctico que sus rivales además de, como hemos mencionado ya, más robusto y fiable. Pero esa fama de tranquilo se interrumpió en 1988 cuando Opel lanzó la versión GSI de 100 CV (a la estela de otras populares versiones deportivas de otros modelos de la marca) y la forma de ver a ese parsimonioso alemán cambió para siempre.

Opel Corsa 2020, cimientos 42

Da la casualidad de que el modelo que hemos podido probar también tiene 100 caballos como el mítico GSI, pero los años han cambiado muchas cosas por el camino. Si la antigua versión deportiva del Corsa era un 1.6 atmosférico de inyección y ocho válvulas el modelo que hemos probado dispone de un motor turbo de 1.2 litros e intercooler y frente al cambio de cinco marchas nos encontramos con el cambio automático AT8 de origen PSA en el modelo actual.

El motor es bastante silencioso a pesar de que la insonorización es sensiblemente peor que la de su primo del 208 (cosa que se nota sobre todo con el ruido aerodinámico y de rodadura) y las vibraciones de los tres cilindros no son demasiado molestas. En cuanto a la entrega de potencia nos ha parecido bastante suave y progresivo, gracias también al trabajo del cambio automático, lo que lo hace muy agradable y cómodo para su uso en ciudad.

Opel Corsa 2020, cimientos 44

En carretera y aunque está un escalón por debajo del confort del modelo francés, también es cómodo e invita a hacer kilómetros gracias a la contribución decisiva de los buenos asientos que monta el modelo. Nos ha gustado mucho la respuesta en las recuperaciones a pesar de ser un motor tan pequeño, aunque es a costa de que éste se revolucione bastante para buscar el lugar de la curva de potencia en la que el motor pueda dar de si.

No es un coche especialmente ágil en carreteras viradas, aunque es honesto y no nos encontraremos sorpresas ni al entrar ni al salir de las curvas. De todas formas esa ligera falta de agilidad no impide que nos podamos divertir si buscamos los límites del cuentarrevoluciones, siempre que nos lo permita el prudente comportamiento del cambio automático. En general es un motor agradable de usar aunque un poco más gastón, sobre todo si se le exige, de lo que aparece sobre el papel.

Conclusiones

Esta nueva generación del Opel corsa tiene varios desafíos que nos son fáciles de afrontar. El primero es seguir manteniendo viva la llama de un utilitario que ha hecho historia, sobre todo en Europa, con fama de robusto y funcional. Por otro lado competir (aunque con un precio más bajo) con su primo el Peugeot 208: un modelo que se distingue sobre todo por mejores acabados y soluciones de diseño más atrevidas que las del Opel.

Opel Corsa 2020, cimientos 46

El resultado es un coche algo menos revolucionario pero desde luego moderno, con una estética que convence y que si no tuviera como rival al pariente francés parecería incluso más moderna. Tiene la virtud de tener todo en su sitio y de ofrecer una conducción honesta que puede incluso llegar a ser divertida con empeño. Se trata de una acertada evolución frente a la generación anterior que ha sacado buen partido de lo que puede ofrecer su alianza con PSA.

Valoración final
7.5 NOTA
NOS GUSTA
Buen comportamiento en ciudadr
Asientos cómodos
A MEJORAR
Acceso plazas traseras complicado
Algo ruidoso en carretera
RESUMEN
Esta nueva generación de Opel Corsa representa al clásico utilitario equilibrado sin grandes alardes de diseño pero con un aspecto modernizado con respecto a la generación anterior.
Prestaciones7
Diseño7.5
Consumo8.5
Confort7
Sistema de infoentretenimiento7.5

 

Lo más leído