Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone

Publicado el
DJI Mini 2

DJI Mini 2 explica por sí solo los motivos por el que esta compañía domina por completo el mercado mundial de drones para consumo con una cuota de mercado del 70%. Su nuevo «juguete» es una auténtica maravilla voladora que hará las delicias de los que quieran entrar en el apasionante mundo de los aviones no tripulados y sorprenderá a los iniciados por el potencial de un drone tan pequeño en tamaño.

El nuevo modelo llega para reemplazar al Mavic Mini. Manteniendo su tamaño compacto y facilidad de uso, lo mejora significativamente en varios apartados desde la velocidad de vuelo a la resistencia al viento, pasando por la toma de imágenes y vídeo a 4K o las tecnologías de transmisión. Además, el DJI Mini 2 se mantiene como el más ligero del catálogo de la firma china con un peso de 249 gramos, justo por debajo del límite donde los reguladores obligan a registrar estos drones. Ello no quiere decir que no debamos cumplir con la normativa como luego veremos.

DJI nos ha cedido una unidad para el análisis y lo hemos podido disfrutar un par de semanas. Menos tiempo del que nos hubiera gustado y con unas condiciones climáticas que no eran las mejores, pero suficiente para confirmar las buenas vibraciones que sentimos en su presentación el mes pasado. Si estás pensando en regalar (o regalarte) algo distinto estas navidades con este drone acertarás de pleno.

DJI Mini 2

DJI Mini 2, características

Una vez dominada la gama alta, DJI decidió en 2019 expandir su catálogo al gran consumo con un Mavic pequeño y económico que iniciaba una serie «Mini». Un año después lo actualiza con un nuevo modelo que salvo por los logotipos del nombre elegido y del 4K se parece mucho a aquél. Un cuadricóptero tremendamente compacto que plegado cabe en la palma de una mano, con un peso de despegue por debajo de la barrera de los 250 gramos y con la facilidad de uso como bandera.

Si los cambios de diseño son mínimos, las novedades en otros apartados son contundentes y abordan precisamente algunas carencias que -seguramente para mantener los costes- presentaba el mini original. Más tarde los veremos en profundidad, pero para ponerte en situación citad las mejoras en toma de imágenes con RAW y la capacidad para grabar vídeo con resoluciones 4K; las operacionales con mayor tiempo de vuelo, mayor velocidad y resistencia al viento; las de transmisión con OcuSync 2.0 y el aumento de alcance a 10 km; el nuevo controlador y los modos predefinidos de vuelo.

Especificaciones DJI Mini 2
Peso al despegue 249 g
Dimensiones (plegado-desplegado) 131 x 81 x 58 mm – 159 × 203 × 56 mm
Tiempo de vuelo 31 minutos
Velocidad máxima 57,6 km/h
Velocidad ascenso-descenso 5 m/s – 3,5 m/s
Altura > de 100 metros
Fotografía Estabilizador motorizado en 3 ejes
Sensor 1/2.3” CMOS – f/2.8 – FOV 83°
Resolución máx. vídeo 4K a 30 fps
Resolución máx. fotografía 12 MP 4000×3000 pix
Control remoto Hasta 10 km. (2.400-2.483 GHz – 5.725-5.850 GHz)
GNSS GPS + GLONASS + GALILEO
Formatos de fotografía JPEG/DNG (RAW)
Formatos de vídeo MP4 (H.264/MPEG-4 AVC)
Batería 2.250 mAh
Transmisión OcuSync 2.0
Aplicación DJI Fly
Precio oficial 459 euros

DJI distribuye su nuevo drone en dos pack, uno básico (pero con todo lo necesario) y otro más completo denominado «Vuela Más» que es el que hemos analizado. Aunque son accesorios que se pueden adquirir posteriormente merece la pena porque añade algunos que al final terminan siendo muy necesarios, como un mayor número de baterías, un centro de carga y su cargador, hélices de repuesto o una bolsa de viaje acolchada perfectamente diseñada para transportarlo todo con seguridad.

DJI Mini 2

El kit merece la pena porque tiene un precio más ajustado que la compra por separado, si bien no es imprescindible para empezar. Incluye lo siguiente:

  • Aeronave
  • Control remoto
  • 3 baterías de vuelo
  • 3 hélices de repuesto
  • Protector del estabilizador
  • Cable USB Tipo C
  • 3 cables RC (Tipo C, Lightning y micro-USB estándar)
  • Palancas de control de recambio
  • Sujeción para hélices
  • 18 tornillos de recambio
  • Centro de carga bidireccional
  • Cargador USB 18 W DJI
  • Bolsa de viaje de bandolera

Aeronave

DJI Mini 2 juega en una liga propia. Sí, hay algunos artilugios que también se llaman «drones» que puedes adquirir por apenas 50 euros. Pero, de verdad, no tienen nada que ver con este modelo que sobrepasa ampliamente la categoría de juguete aunque ofrezca un gran divertimento y puedan usarlo (con supervisión) también los más jóvenes del hogar.

El drone es tan compacto como su predecesor con ese peso mencionado que en el despegue es de solo 249 gramos. Y hablamos de la versión internacional porque hay una especial japonesa que deja su peso en 199 gramos gracias a unas baterías especiales. Aquí conviene hacer un inciso importante. El peso por debajo de los 250 marca la barrera para no tener que registrar aviones no tripulados propuesta por la Autoridad Federal de Aviación de EE. UU. (FAA). Lo mismo en Europa. Se encuadra en la clase C0 de ‘categoría abierta’, lo que le convierte en una opción obvia para principiantes antes de dar el paso a una oferta más profesional.

DJI Mini 2

Ello no quiere decir que no debamos respetar la normativa existente en cada país. Te recomendamos una lectura de las «Norma básicas para volar drones» publicadas por el gestor de navegación aérea de España, ENAIRE, que muestra de manera sencilla lo que podemos y no podemos hacer para uso recreativo con estos aparatos.

Su diseño es prácticamente un calco al Mavic Mini. También los acabados en policarbonato de calidad de color grisáceo, aunque cuando lo sacamos de la caja su ligereza transmite las dudas lógicas sobre si su construcción es lo más robusta posible si por desgracia se golpea con algún objeto en vuelo. El chasis está moldeado y no hay demasiadas piezas que puedan separarse o romperse fuera de los brazos y las hélices, pero conviene tener cuidado al empezar a manejarlo porque es muy sencillo «emocionarse» con sus prestaciones de vuelo y llevarse algún disgusto.

A este respecto, hay que mencionar que no cuenta con sensores laterales, frontales o traseros para evitar los obstáculos como sí tienen sus hermanos mayores. El objetivo es reducir peso y costes, pero es una carencia importante teniendo en cuenta que buena parte de los compradores serán usuarios que se acercan por primera vez a volar un drone.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 34

Sí incluye una buena guía de usuario para comenzar a volar y distintos sistema de seguridad que ayudan mucho en los inicios. Finalmente, para cubrir los errores propios (que no del drone) el fabricante ofrece un seguro DJI Care que hasta ahora estaba reservado a los modelos más caros y que cubre las potenciales reparaciones por un precio asequible.

El DJI Mini 2 puede transportarse plegado en un bolsillo (o mejor en su bolsa) e incluye una nuevo sistema de sujeción para las hélices. Se puede usar en segundos una vez desplegadas sus cuatro patas (dos horizontalmente y dos arriba-abajo) que lo convierten en un cuadricóptero. En la parte frontal tenemos el cardan con la cámara estabilizada en tres ejes protegida por un plástico cuando no esté en uso y de la que luego hablaremos en profundidad.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 36

En la parte posterior tenemos una ranura para tarjetas microSD de hasta 256 Gbytes. Teniendo en cuenta que el drone no cuenta con un sistema de almacenamiento interno y que sus posibilidades fotográficas son elevadas conviene usar una buena tarjeta en capacidad y rendimiento. En caso de olvido de la tarjeta, el drone puede transmitir fotos y vídeos en calidad reducida a 720p. Mejor utilizar siempre la microSD.

También tenemos un puerto USB-C (actualizado desde el micro-USB del Mavic Mini) que se puede usar para cargar el drone sobre la marcha. Encima de estos puertos se encuentra el alojamiento para la batería de 2.250 mAh, que ofrecerá hasta 31 minutos de uso. Y hablamos de máximo porque grabando vídeo a 4K y volando a la vez durará menos, en nuestras pruebas entre 22 y 26 minutos. Es por ello por lo que recomendamos el kit ampliado con las tres baterías o una adquisición por separado que a buen seguro terminarás realizando.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 38

En la parte trasera tenemos un botón de puesta en marcha que ofrece información de la carga de la batería con luces LED y permite sincronizarlo con el controlador. Otra luz situada en el extremo del aparato muestra información de uso de la conexión y batería, mientras que otra LED adicional se ha incorporado encima de la cámara y permite localizar el drone en vuelo nocturno. La parte inferior sí cuenta con un par de sensores para evitar golpes o caídas en el suelo y favorecer el aterrizaje sea manual o automático.

Por lo demás, una maravilla volar esta aeronave (por facilidad y suavidad) hasta el límite legal de los 120 metros de altura, con motores y estabilización mejorados para lograr velocidades máximas cercanas a 60 km/h, la resistencia al viento hasta el nivel 5 (29-38 km/h), la autonomía (aunque solo sea 1 minuto) y el alcance como veremos después.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 40

Mando de control

Un buen controlador es tan importante como la propia aeronave y DJI se ha superado al equipar a este modelo con un mando novedoso en la serie Mini, pero que conocemos porque es el mismo que usa su hermano mayor, el Mavic Air 2, en un diseño sin antenas externas y un sistema de acoplamiento donde añadimos el smartphone que sirve para visualización y gestión del software.

Cuenta con su propia batería integrada de 5.200 mAh y su tamaño supera al del propio drone plegado, por lo que no extraña que su peso se eleve a 390 gramos (más lo que pese el smartphone). Más grande y pesado que el del Mavic Mini, pero creemos merece la pena por sus prestaciones. En cuanto a su autonomía, es mucho mayor que el de la aeronave y no hemos tenido problema para una jornada de vuelo. La batería del controlador también puede cargar la del móvil si lo necesitas.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 42

Cuenta con un botón principal de encendido que como el del propio drone ofrece información de la carga de la batería y sincronización con él. Dispone de dos joysticks izquierda-derecha para control de vuelo manejados con pequeñas palancas que se guardan en dos hendiduras del propio mando. O usas las dos adicionales que se incluyen en el pack.

En la parte frontal tenemos un control deslizante físico que permite cambiar sobre la marcha tres modos de vuelo predefinidos, normal, cine y sport, que permiten distintas prestaciones o un uso más enfocado a la toma de imágenes o vídeo. El primero se explica solo y es el modo estándar en vuelo y fotografía. El de cine está diseñado para un vuelo más lento y constante que amortigua los movimientos para toma de imágenes y el tercero ofrece velocidad adicional hasta el máximo del drone.

El soporte para teléfonos móviles se expande fuera de la parte superior del controlador y su cavidad alberga tres conectores diferentes para tres cables que se incluyen con el drone: Lightning si usas un iPhone de Apple, micro USB y USB-C si usas cualquiera de Android. El número de móviles soportados es amplísimo. En nuestro caso lo hemos usado con un iPhone 9 y con un Galaxy S8 Plus, sin problema alguno en funcionamiento. Se mantiene bien colocado y seguro en su soporte.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 44

Hay un botón para cambio entre toma de imágenes fijas y vídeo, otro para cambiar entre capturas horizontales y verticales y en la parte frontal como disparadores de un mando de juegos, una ruleta que controla la panorámica vertical y otro que toma imágenes o inicia vídeos en este DJI Mini 2. Finalmente, destacar otro botón físico para «vuelta a casa» que permite devolver al drone a su lugar de salida en caso de situaciones comprometidas. No deberías perder nunca la visión de la aeronave, pero puede suceder fácilmente por su gran alcance en un día nublado y por su color grisáceo que confunde con las nubes.

Hablando de alcance, el nuevo mando ha aumentado en un 150% el que ofrece el mini original, teóricamente hasta 10 kilómetros de transmisión de vídeo HD gracias al uso del OcuSync 2.0 que reemplaza al Wi-Fi anterior.  Si la aeronave nos ha encantado lo mismo el controlador, una maravilla de operar que se maneja cómodamente con sus agarradores ergonómicos, más intuitivo y con mayores prestaciones que el del anterior mini. Aunque sea más grande y pesado merece la pena.

Cámara

La capacidad fotográfica es otro elemento imprescindible en un drone teniendo en cuenta las posibilidades que añade la perspectiva de tomarlas en el aire y a la hora de la elección de compra hay usuarios que la ponen incluso por encima de las características de vuelo.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 46

Las especificaciones del sensor / lente de la cámara coinciden con la instalada en el mini original, pero el Mavic Mini 2 ofrece ventajas notables tanto por el aumento de capacidad propia, como por la mejora en la estabilidad general del cardan de tres ejes y que termina teniendo incidencia a la hora de la toma de imágenes o vídeo.

La clave es un sensor CMOS 1/2.3 pulgadas con apertura f/2.8 (equivalente a 35 mm) y un FOV de 83 grados, un campo de visión equivalente a 24 mm un poco más ancho que el encuadre del ojo humano. La toma de imágenes fijas se eleva a 12 megapíxeles con resoluciones máximas de 4000 x 3000 píxeles en relaciones de aspecto 3:2 o 4000 x 2250 píxeles en 16:9.

La mayor novedad en este apartado llega de la posibilidad de usar imágenes DGN-RAW lo que facilitará la edición posterior. Los modos automáticos predefinidos incluyen tomas panorámicas gran angular, de 180 grados o de esfera.

Con todo, la gran diversión de un drone en movimiento es el vídeo y en el caso de este modelo es notable por la enorme estabilización que muestra en todas las condiciones si exceptuamos situaciones de viento elevado. La gran novedad que verás destacado en los anuncios de marketing, en la caja e impreso en el mismo drone, es su capacidad para grabaciones con resolución 4K en un avance importante frente a los 2,7K del mini original.

La cámara añade una función de zoom digital (a 4K 2x con pérdida), mientras que a 1080p ofrece 4x (con pérdida) y 2x sin degradación alguna de calidad. También interesantes los modos QuickShots destinados a los que quieran iniciarse rápidamente en la fotografía aérea profesional. Son movimientos cinematográficos predefinidos muy chulos con duración entre 10 y 20 segundos que se activan en pocos clic y que el drone ejecutará automáticamente. Hay cinco: Dronie, Espiral, Cohete, Órbita y uno nuevo añadido Boomerang.

Lo cierto es que el apartado fotográfico del DJI Mini 2 es notable y admite múltiples posibilidades, pero el pequeño tamaño del sensor no lo habilita para condiciones sombrías. Cuando cae el día en escenas con poca luz ya no ofrece la misma calidad especialmente en vídeos, aunque puedes jugar cambiando al modo manual desde el automático para mejorar las tomas. La recomendación de uso es la general para volar el drone: preferiblemente de día y con luz. Obtendrás los mejores resultados.

Aquí tenemos que citar otra carencia de este modelo que sí tienen sus hermanos mayores y es todo lo que llega de la capacidad de seguimiento, que si estuviera habilitado (junto a los sensores que le faltan) hubieran producido el drone perfecto. Hay que entenderlo por la necesidad de control del peso y de los costes.

Software: DJI Fly

El fabricante ofrece una aplicación propia DJI Fly para instalar en los smartphones iOS o Android. Y está muy bien conseguida por su equilibrio entre facilidad de uso para los que empiezan con los drones y profundidad de características tanto en el apartado del vuelo como en el fotográfico para los más experimentados.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 48

DJI Fly ayuda mucho para empezar, realiza una verificación previa al vuelo e informa desde el mismo emparejamiento del mando y la aeronave, lo primero que hay que hacer para comenzar a disfrutarlo una vez que se ha examinado a fondo los tutoriales que guían paso a paso en las acciones básicas y en otras más avanzadas. Te recomendamos que te lo tomes con calma para empezar, lo conectes todo tranquilamente en casa (sin volar) y te familiarices a fondo con su interfaz y funciones.

La aplicación replica características que también están disponibles en el mando, como un botón de despegue y aterrizaje; el conmutador de cambio de modo de uso o el disparo de imágenes fijas, comienzo o finalización de vídeos. Por supuesto, ofrece muchas funciones como un atajo a la galería de contenido o acceso al mini-mapa que puedes activar a pantalla completa y que muestra donde se puede volar (legalmente) y dirigir el drone a un punto concreto.

Para control del vuelo muestra una gran cantidad de lecturas útiles, como la altura, la distancia, la velocidad, señal del controlador, activación del GPS o el porcentaje de batería restante, avisando con bastante margen cuando debamos devolver el drone al punto de partida para el cambio de baterías.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 50

La interfaz de la cámara se siente muy familiar a las típicas que usamos en un dispositivo móvil con la gran diferencia de la altura y sus posibilidades. Puedes colocarlo todo en automático por si quieres disfrutar de tu primer vuelo sin perder tiempo para pasar después a los controles manuales. Se gana bastante con ellos y es cuestión de ir probando como haríamos con cualquier cámara nueva y situación de luz.

En todo caso es sorprendente la calidad y nitidez que es capaz de obtener teniendo en cuenta el tamaño del sensor y que estamos tomando imágenes a 100 metros de altura con una aeronave en movimiento e influida por el viento. Buenas tomas siempre que estemos en condiciones de buena luz.

La gestión de estas funciones fotográficas se realiza en una opción de configuración avanzada donde también tenemos disponible las propias del vuelo, si queremos fijar altitud o distancia máxima, cambiar el punto de origen o realizar movimientos en el mapa, el modo del estabilizador y un largo etc, incluyendo parámetros de selección de las unidades (métricas o imperiales) o la personalización del funcionamiento del LED frontal y su color, de utilidad, por ejemplo, cuando estamos volando junto a varios drones y queremos diferenciar el nuestro por su color.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 52

También incluye funciones de seguridad avanzada por si se pierde la señal o para emergencias. Lo dicho. Échale tiempo en casa tranquilo antes de salir a volar porque tiene muchas cosas que configurar.

Resumiendo: muy bien el software DJI Fly. Facilita la curva de aprendizaje para iniciar los primeros vuelos con seguridad; muestra una gran cantidad de información de todos los parámetros; avisa de cualquier incidencia y cuenta con funciones avanzadas para obtener todas las prestaciones de la aeronave a los ya habituados.

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 54

Disfrutando el DJI Mini 2

El deseo de volar está presente a lo largo de toda la historia de la humanidad desde que nuestros ancestros prehistóricos miraban al cielo maravillándose del vuelo de los pájaros. Todas las civilizaciones han tenido «locos» que lo han intentado. Con poco éxito a no ser que nos remitamos al mundo de las leyendas con personajes como Ícaro, capaz de volar aunque terminara achicharrado. Los primeros globos aerostáticos del siglo XVIII abrieron un nuevo camino y a comienzos del siglo XX se produjeron los primeros vuelos con éxito, como el de los hermanos Wright. Desde entonces la historia de la aviación se ha desarrollado a un ritmo increíble en diseños, materiales y tecnología.

Sea volar yo o hacer volar algún artilugio es algo que siempre me ha apasionado. Un buen amigo me introdujo en el arte del aeromodelismo y aunque tengo muy poco tiempo libre (y otras muchas pasiones) intento disfrutarlo de vez en cuando, incluyendo en casa con ese nuevo Microsoft Flight Simulator que te puede dejar sin vida a poco que te enganches.

Una vez recepcionado el DJI Mini 2 no quería perder la oportunidad de llevar este chiquitín junto a otras máquinas voladoras. El segmento del drone es un mundo aparte y hay enormes diferencias entre ellos, pero quería conocer las impresiones de grandes aficionados (algunos casi profesionales) que se construyen ellos mismos sus aparatos y vuelan habitualmente reactores o los no menos complicados helicópteros. Ahí comparado el drone:

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 56

Aquí tengo que agradecer la amabilidad de los amigos del Club de aeromodelismo PUERTOMODEL-RC por cederme el uso de sus instalaciones (hay pocas zonas donde se pueda volar legalmente y con seguridad) y sobre todo disfrutar de una mañana con ellos y con sus diseños. (Añado algunas imágenes en la galería por si te gusta el tema)

El DJI Mini 2 ha pasado la prueba con buena nota. Algunos ya habían volado drones aunque siempre modelos superiores como los impresionantes DJI Phantom con mayores posibilidades de vuelo, prestaciones de todo tipo y cámaras profesionales. Lo que más les ha gustado de este mini es su tamaño tremendamente compacto y su capacidad para hacerlo volar en segundos, cuando ellos necesitan bastante tiempo para hacer llevar al cielo algunos de ellos. En la imagen, nuestro «chiquitín» esperando su turno para volar:

DJI Mini 2, una pequeña maravilla voladora para entrar en el mundo del drone 58

La puesta en marcha inmediata, sin necesidad de ninguna pista y -siempre respetando las normas de localización donde se puede volar- desde cualquier lugar, es una ventaja enorme para comenzar a aficionarse a los aviones no tripulados. Lo mismo que su facilidad de uso, por cualquier aficionado mayor o joven aunque no tenga ninguna experiencia previa.

En vuelo, les ha sorprendido la enorme estabilidad de este DJI Mini 2, una seña de identidad de los modelos DJI y en este modelo (tan pequeño) es realmente impresionante ya que solo se complicará en situaciones de viento fuerte. De hecho, en un día estable, puedes subirlo a una altura determinada y «olvidarte» de él hasta que se agote la batería.

También ha gustado su capacidad fotográfica. Si en aeromodelismo el propio vuelo es lo más atractivo, en un drone la toma de imágenes y vídeo es un apartado igual de importante, y como decíamos, un elemento de valoración que un usuario de a pie pondrá al mismo nivel que las prestaciones de vuelo a la hora de la compra.

Conclusiones, versiones y precios

DJI Mini 2 es un drone ideal para entrar en el apasionante mundo de los aviones no tripulados por su tamaño ultra compacto, facilidad de uso, rapidez en su puesta en marcha y por sus características tanto de vuelo como de fotografía. Puede usarlo cualquier persona sin experiencia y también aficionados a los que sorprenderá por sus prestaciones.

Una gran continuación del Mavic Mini, que manteniendo el peso por debajo de la barrera de los 250 gramos lo mejora en varios apartados, desde la velocidad de vuelo a la resistencia al viento, pasando por la toma de imágenes, el formato RAW, el vídeo a 4K, la autonomía, el nuevo mando de control o las tecnologías de transmisión.

No es perfecto. El hardware de la cámara no es nuevo (a pesar de las mejoras), cuesta tomar buenas tomas en ambientes con poca luz y no dispone de modos de seguimiento. La falta de sensores laterales y frontales contra impactos que sí tienen sus hermanos mayores, son una carencia importante para un modelo destinado a servir como punto de entrada. El precio base ha aumentado en 50 euros sobre el del primer «Mini».

Una línea de inicio para consumo que esperamos DJI mantenga y mejore en el futuro, porque la gama alta (profesionales, empresas o industriales) la tiene cubierta sobradamente con unos modelos espectaculares. En la valoración general, un drone sobresaliente que gana con merecimiento nuestro galardón de producto recomendado.

Sello MC Producto Recomendado

 

DJI Mini 2 está disponible en el portal web del fabricante y en minoristas como Amazon en dos packs. Uno base por 459 euros y otro más completo «Vuela Más» por 599 euros, que ha sido el analizado y creemos que merece la pena por la suma de accesorios que terminan siendo imprescindibles como las baterías adicionales. Sea uno u otro, lo vas a disfrutar. Hay drones más baratos, pero en este rango de precio no vas a encontrar nada mejor.

Valoración Final
9 NOTA
NOS GUSTA
Tamaño ultra compacto
Puesta en marcha
Facilidad de uso
Prestaciones en vuelo
Vídeo a 4K y RAW
Controlador y software
A MEJORAR
Sensores contra impactos
Funciones de seguimiento
Fotografía con poca luz
RESUMEN
DJI Mini 2 es un drone ideal para entrar en el mundo de los aviones no tripulados por su tamaño ultra compacto y facilidad de uso, además de sus grandes prestaciones de vuelo y capacidad de fotografía que pude sorprender a los ya aficionados. Echamos en falta los sensores contra impactos y funciones como las de seguimiento que tienen sus hermanos mayores
Diseño y construcción9.5
Características9
Vuelo9
Fotografía8.5
Control y software9.5
Calidad / Precio8.5

2 comentarios
  • Roberto Pecharoman

    Llevo tiempo pensando en comprar un drone. ¿Merece la pena este mini o mejor pasar directamente a los modelos superiores de DJI? Muy bueno el análisis, me ha gustado

  • Gracias Roberto. Perdona, que se me pasó el mensaje. El mini 2 es perfecto para entrar en drones por lo que hemos explicado. Para el que ya tenga experiencia con ellos quizá mejor mirar un modelo superior como el Air 2. Dependerá también de tu presupuesto. saludos

Lo más leído