Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Jack Dorsey reflexiona sobre la expulsión de Donald Trump de Twitter

Publicado el
Jack Dorsey reflexiona sobre la expulsión de Donald Trump de Twitter

No me cabe la menor duda de que la expulsión de Donald Trump de Twitter no fue una decisión sencilla, y que desde Jack Dorsey hasta el último empleado se han tenido que enfrentar a ella intentando abarcar todos los puntos de vista posibles. Y es que aunque los sucesos del Capitolio hicieron necesario tomar medidas extremas, y otros muchos servicios online se han sumado a estas acciones, hay algo profundamente siniestro en silenciar la voz de quien, todavía a día de hoy, es el presidente de Estados Unidos. Aún cuando haya dado merecidas razones para ello.

Consciente de ello y de la polémica que se ha suscitado, el cofundador y directivo de Twitter Jack Dorsey ha decidido explicar las razones que llevaron a la red social a tomar esta complicada decisión. Y algo que agradezco es que en lugar de hacer una defensa cerrada y exenta de autocrítica, admite que sienta un peligroso precedente y que no es algo para celebrar ni de lo que alguien pueda sentirse orgulloso.

La reflexión de Jack Dorsey se encuentra, claro, en su perfil de Twitter, y sin duda es bastante lo que tenía que decir al respecto, pues hablamos de un hilo compuesto por trece mensajes. El mensaje comienza afirmando no sentirse orgulloso ni de lo ocurrido ni de haber tenido que tomar esa decisión para, a continuación, recordar que ya se había producido una advertencia previa, para terminar preguntándose si fue la decisión correcta.

De inmediato afirma que piensa que fue lo correcto, y dedica parte del texto a dar contexto a la decisión, a la tensión de esos días y, algo que debería ser tenido más en cuenta por los responsables de muchos servicios online como el creado por Jack Dorsey: existe una relación real y demostrable entre los discursos online y lo que ocurre (daños y violencia incluidos) en el mundo real. No hablamos de compartimentos estancos, lo que se dice en las redes sociales salta a las calles, y viceversa, por lo que los servicios online deben extremar el cuidado para no convertirse en plataformas de difusión de mensajes de odio y violencia.

Esto no significa, no obstante, que expulsar a alguien como Donald Trump de Twitter sea una buena solución. Es más, Jack Dorsey no duda en afirmar que en última instancia es un fracaso de Twitter, por no haber sido capaz de promover una conversación saludable, y reconoce que estas acciones producen la fragmentación de la conversación pública, dando lugar a la proliferación de espacios como el desaparecido Parler, que concentran una única postura, lo que a su vez contribuyen a su polarización.

Y sí, es cierto que hay individuos, como los participantes en el intento de golpe de Estado del Capitolio, que ya vienen bien polarizados de casa, pero no hay que olvidar el riesgo que supone que personas con pensamientos dispares pero actitudes abiertas y razonables dejen de conversar entre ellas para confrontar ideas desde el respeto. Obviamente Jack Dorsey señala en ese sentido, y considera que acciones como la expulsión masiva de Donald Trump de los principales servicios online puede tener efectos en ese sentido.

Se sienta, además, un peligroso precedente, según el análisis de Jack Dorsey. Claro que, en realidad, se han sentado dos precedentes, uno es el de la expulsión del presidente de Estados Unidos de Twitter, pero el otro es el de que el inquilino del 1.600 de la Avenida Pensilvania envíe, a través de Twitter, un mensaje de cariño a unos tipos que están llevando a cabo un intento de golpe de estado. Y sinceramente, y aunque comparto la reflexión de Jack Dorsey, lo otro me parece mucho más peligroso. Tanto como para justificar la medida tomada por Twitter, de la que dudé en su momento, pero que cada día que pasa me parece más acertada.

 

Imagen: JD Lasica

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

8 comentarios
  • Jesus DarKCarNival

    Para nada fue una decisión acertada, la censura a Donald Trump pudo haber estallado en algo peor viendo la actitud de sus simpatizantes y las posteriores consecuencias como la caída de Parler pudo haber resultado en algo critico, por suerte no tomaron acciones drásticas más allá de quejarse de la libertad de expresión, pero entiendan que no puedes agitar un avispero, la toma de decisiones correcta era contactarse directamente con Donald Trump y advertirle que su cuenta sería baneada si se detecta algún nuevo tweer con el tipo de mensajes que está lanzado y los motivos, así ellos tienen evidencia que puedan mostrar y calmar a las masas y no solo decir «incumplió nuestras normas», que eso es tirarle gasolina al fogón, Jack Dorsey me puede soltar todos los hilos que él quiera y dar 100 razones de que hicieron lo correcto y nada cambiara, el tiró gasolina a unas brasas y solo tuvo suerte de que ya estaban frías, los que en verdad pudieron ocasionar una catastrofe fueron ellos, no Trump.

  • Cheo Ramos

    Quééé! O’ sea? Que en pocas palabras tu estas justificando lo injustificable…

    Hay! Por favor…

  • iso9660

    Yo pienso que es importante ser educado, y que nadie deberia disculparse simplemente por hacer su trabajo.

  • Juan :)

    No solo fue censurado de Twitter -sé que el post va sobre Twitter-, también de otras redes sociales, ¿Aún crees que es por «incumplió nuestras normas»? Bueno, entonces como justifican la eliminación del video de Trump pidiendo que los manifestantes del Capitolio se vayan a sus casas en paz… algo no cierra aquí. Al Peluca lo querían callar como sea, los Demócratas le tienen miedo para mí. Pero bueno, censuran al Presidente del país más libre del mundo pero no a los dictadores.

  • Jesus DarKCarNival

    No estoy justificando injustificables, estoy criticando un modus operandi erróneo, sabes que esa gente está como loca y les censurarás a su líder?? A Dorsey nunca le enseñaron sus padres que no usas gasolina para apagar fuego aunque sea un liquido?? Está loco de remate y todo el equipo ejecutivo que respaldo la acción, haz la que hizo Google, bloquealo por un tiempo mientras se enfrían las cosas, pero no lo borres por completo porque pueden enojarse aun más sus simpatizantes y pueden provocar un caos… Además, ellos alegan que Trump estaba incitando a la violencia, más razón para no eliminar su cuenta y solo bloquear todas las funciones, así tienes evidencia de lo que hizo, pero ahora mismo es totalmente inconfirmable el pecado del que se le acusa,

  • Rodolfus

    Si lo piensas bien, no siempre es tan fácil como parece.

    Seguro que se te ocurren algunos ejemplos que hayas vivido en algún entorno laboral.

  • prisciliano

    La pregunta es, que hubieran hecho las RRSS si Tramp hubiera ganado?

  • Nombre

    Twitter prohíbe la libertad de expresión en su red social y discrimina por motivos ideológicos. Esto sólo podría hacerlo y hasta cierto punto si fuera una editorial, como un periódico cualquiera. Ahí sí se han de responsabilizar de lo que comentan sus usuarios. Pero las redes sociales no tienen ese problema, si alguien en Twitter o Facebook calumnia a alguien, es decir, comete un delito, ellas están exentas de responsabilidad. Si una persona en Telecinco o en El Mundo o El País injuria a alguien, la persona afectada puede denunciar tanto al que le ha injuriado como al medio de comunicación.

    Si se es una red social, se es para lo bueno y para lo malo, y me refiero a sus directivos. Si eres red social, tus usuarios tienen la libertad de decir lo que te gusta y lo que te no gusta, pero tú no eres nadie para prohibir la libertad de expresión de esa persona. La libertad de expresión es un derecho humano, así aparece en el artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos:

    Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión;
    este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el
    de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas,
    sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

    La gente no es consciente de que las redes sociales como Twitter y Facebook están atentando contra uno de los principales derechos humanos. Van como borregos con el «son sus normas». Y repito, una cosa es tener unas normas y otra borrarte comentarios o cuentas cuando no estás incumpliendo esas normas. Y eso es lo que están haciendo, discriminando por motivos ideológicos.

    Por cierto, los mismos que defienden el monopolio de Twitter, Facebook y compañía, son los mismos que se quejaban del monopolio de Internet Explorer, Microsoft, o Telefónica. Que a haber si dejamos la hipocresía aparcada a un lado. Yo jamás defendí ningún monopolio, del mismo modo que tampoco defiendo el de Twitter y Facebook.

Lo más leído