Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

GeForce RTX 3060: los mineros han conseguido eludir las limitaciones

Publicado el
GeForce RTX 3060: los mineros han conseguido eludir las limitaciones

Poco ha durado la alegría por la medida de NVIDIA, de limitar las capacidades de las gráficas GeForce RTX 3060 de cara a la minería de criptomonedas. Una medida que vino acompañada de la presentación de las GPUs específicas para el criptominado. Con esta medida, NVIDIA pretendía reducir la enorme demanda de gráficas de la familia RTX 30 por parte de este sector, desinflando de esta manera la burbuja que se ha generado con sus precios, y facilitando el acceso a las mismas por parte de los consumidores finales, los principales damnificados por esta situación.

El plan, en teoría, era bastante bueno, pues al reducir sustancialmente la capacidad de minado de las GeForce RTX 3060 éstas dejarían de ser atractivas para lo mineros que, además, contarían con la alternativa de los CMP (Cryptocurrency Mining Processor), núcleos gráficos especializados y que, por lo tanto, mejorarían el rendimiento que ofrecen las tarjetas gráficas, la GeForce RTX 3060 en primera instancia, pero quizá el resto de sus compañeras de serie en un futuro.

Y es que los datos señalan que la RTX 3060 ofrece unas características especialmente ventajosas para este fin, su relación precio / rendimiento es muy alta, y además hablamos de un componente, las tarjetas gráficas, que tienen buenas opciones de reventa en el mercado de segunda mano, si en algún momento se va a desmontar la instalación de minería o se van a actualizar las tarjetas por otras más avanzadas.

La mala noticia es que, según podemos leer en Wccftech, mineros de criptomonedas con sede en China han encontrado una manera de evitarlo usando un mod personalizado. Es cierto, y esto es importante destacarlo, que dicha modificación permite emplear las GeForce RTX 3060 para minar octopus, no bitcoin ni ethereum, lo que nos deja con la duda de si esto habrá sido posible porque NVIDIA no ha tenido en cuenta algunas cibermonedas o, por el contrario, porque eludir la limitación es más sencillo para unas monedas que para otras.

GeForce RTX 3060: los mineros han conseguido eludir las limitaciones

De ser el primer caso todavía hay margen para confiar en que esta limitación reduzca la demanda de GeForce RTX 3060… al menos hasta que los mineros se interesen por otras cibermonedas que sí que puedan ser minadas con las RTX 30 a pleno rendimiento, y esto en un mercado tan fluctuante como el de estas nuevas monedas digitales puede sonar raro hoy y ser una realidad muy presente dentro de unos días. NVIDIA podría ir actualizando el sistema de bloqueo para adaptarlo a nuevas cibermonedas, pero sería una medida reactiva, no proactiva.

Pero será la situación si los mineros finalmente sí que encuentran algún sistema para eludir la limitación de las GeForce RTX 3060, pues en este caso nos encontraríamos ante una situación muy perversa, ya que los mineros podrían aprovechar todo el potencial de estas tarjetas, pero los usuarios particulares que adquieran una para uso doméstico no podrían aprovechar los ratos libres de su PC para intentar hacerse con un ethereum. No es que paguen justos por pecadores, es que solo pagarían los justos, quedando los pecadores libres de castigo.

Así, al menos de momento, y a la espera de que China empiece a tomar medidas serias en contra de la minería, parece que la única solución que podría funcionar para aliviar la presión del mercado de gráficas es que NVIDIA (y otros fabricantes, si se suman) pisen el acelerador con los CMP, y éstos se conviertan en una alternativa más económica y de mejor rendimiento para los mineros que las GeForce RTX 3060. De lo contrario, parece que el mercado de las tarjetas gráficas seguirá en la situación actual durante bastante tiempo, con los usuarios finales frustrados y sin tarjetas, o pagando el doble de su valor en el mercado de reventa.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído