Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft mejora el rendimiento de Windows Sandbox

Publicado el
Windows Sandbox

Windows Sandbox es una herramienta de sistema enfocada a la seguridad, que Microsoft estrenó en Windows 10 2019. Básicamente, la aplicación permite a los usuarios crear un entorno de Windows aislado para probar software de alto riesgo con seguridad.

Si nos sigues habitualmente lo conoces perfectamente. Windows Sandbox crea un entorno de escritorio temporal mediante una instalación muy reducida de Windows de aproximadamente 100 Mbytes. El kernel está separado y aislado del PC donde se ejecuta. Otra de sus ventajas es que está diseñado para ser no sólo ser seguro, sino desechable por lo que una vez que hayamos terminado de ejecutar las aplicaciones y cerremos esta herramienta, se eliminará todo el entorno generado.

Es útil para varios casos de uso. Principalmente para verificación de aplicaciones que potencialmente puedan ser peligrosas o contengan malware. La aplicación incluye un antivirus y funciona como lo haría una copia estándar de Windows 10. También se puede usar para navegación web, probar sitios web con spam o esquemas de phishing sin riesgo de infecciones. O para comprobación de archivos, por ejemplo adjuntos de correo electrónico sospechosos.

En definitiva, un entorno de escritorio protegido para verificar la procedencia o peligrosidad de aplicaciones desconocidas o sitios web donde podemos correr riesgos sin que afecte a la seguridad de nuestro PC.

Windows Sandbox

Windows Sandbox mejora su rendimiento

Windows Sandbox, al igual que otras aplicaciones de seguridad incluidas en Windows 10 como el Microsoft Defender Application Guard, utilizan tecnologías de virtualización de software para funcionar y en concreto los ‘contenedores’, una tecnología que está pegando fuerte en software empresarial y que también es ideal para el tipo de herramienta que nos ocupa.

Microsoft ha actualizado Windows Sandbox en la última versión de prueba de Windows 10 (build 21343) para mejorar su rendimiento. Incluye un nuevo tiempo de ejecución (runtime) diseñado y optimizado para escenarios de contenedores. Es liviano y permite tiempos de inicio más rápidos, sacando partido de esta tecnología de contenedores que (frente al uso de máquinas virtuales) son muy fáciles de instalar y usar, y ocupan pocos recursos del sistema.

Microsoft no espera que los cambios introducidos afecten al comportamiento de la aplicación. Después de las pruebas en Insiders, se espera que la compañía lo incluya en la edición final estable Windows 10 21H2 el próximo otoño. Si quieres conocer a fondo esta herramienta te recomendamos la lectura de esta guía: «Qué es Windows Sandbox, cómo se activa y para qué se utiliza«.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído