Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Mejora tu Wi-Fi sin esfuerzo, y en unos minutos, con tres sencillos pasos

Publicado el
Wi-Fi

¿Quieres mejorar tu conexión Wi-Fi pero no sabes por dónde empezar? Si te encuentras en esa situación, puede que creas que es algo complicado, que vas a necesitar conocimientos avanzados, y que no vas a poder conseguirlo de una manera rápida y sencilla. Entiendo que puedas pensar así, pero estás totalmente equivocado.

Mejorar una conexión Wi-Fi es algo más sencillo de lo que parece, de hecho puedes conseguirlo en apenas unos minutos, y sin esfuerzo, siempre que sepas qué es lo que tienes que hacer, y cómo tienes que hacerlo. En este artículo, vamos a compartir con vosotros tres consejos muy sencillos que os permitirán mejorar vuestra conexión inalámbrica al instante, sin tener que gastar dinero y sin tener que entrar en complicados ajustes.

Antes de empezar, quiero recordaros algo muy importante, y es que, al final, la velocidad máxima de vuestra conexión Wi-Fi vendrá determinada por la tarifa a Internet que tengáis contratada, por el servicio de vuestro proveedor y por los posibles cuellos de botella que tengáis a nivel de hardware, así que tenedlo muy en cuenta. Por ejemplo, para maximizar el rendimiento, debéis utilizar el estándar Wi-Fi 5, ya que el estándar Wi-Fi 4 alcanza velocidades inferiores y sufre más las interferencias.

1.-Mejora tu Wi-Fi cambiando los canales

Mejora tu Wi-Fi sin esfuerzo, y en unos minutos, con tres sencillos pasos 31

Normalmente, los routers de nueva generación gestionan de forma automática los canales, es decir, se conectan a aquellos que están menos saturados sin que sea necesaria la intervención del usuario. Esto es muy útil, ya que normalmente se combina también con tecnologías de cambio automático de banda que nos permitirán estar siempre conectados a la mejor red Wi-Fi disponible.

Sin embargo, no todos los routers llevan a cabo esa gestión de forma automática, y en estos casos deberemos buscar y conectarnos, de forma manual, aquellos que estén menos saturados. No es un proceso complicado, y tampoco consume mucho tiempo, así que tranquilo, podrás hacerlo sin problema siguiendo los pasos que encontrarás en este artículo.

En caso de que tengas cualquier duda, puedes dejarla en los comentarios y te ayudaremos a resolverla.

Wi-Fi

2.-Mejora tu Wi-Fi a través de la ubicación y la gestión

Tranquilo, aunque suene complicado en realidad es muy sencillo. Cuando hablamos de ubicación, nos referimos a la colocación del router. La calidad, el alcance y la velocidad de tu conexión Wi-Fi se verá seriamente afectada por la distancia que tenga que recorrer, por los obstáculos que encuentre en el camino y por las interferencias que sufra.

Algo tan sencillo como mover el router y colocarlo en una posición elevada, céntrica y libre de obstáculos puede marcar la diferencia entre una zona muerta, o un mal rendimiento, y una conexión Wi-Fi estable, perfecta y capaz de llegar a casi todo el espacio que queremos cubrir. En caso de que no lo consigamos ni siquiera con una buena colocación, quizá tengamos que tirar de un repetidor Wi-Fi.

En cuanto a la gestión, nos referimos a gestionar adecuadamente el ancho de banda. Cuando tenemos conectados muchos dispositivos de forma simultánea al Wi-Fi, y estos están consumiendo ancho de banda, puede que acabemos teniendo problemas de rendimiento. Gestionar el consumo de ancho de banda, y dar prioridad a ciertos dispositivos, puede sernos de gran ayuda.

3.-Mejora tu Wi-Fi a través de la seguridad

Wi-Fi

Cualquier conexión Wi-Fi puede acabar expuesta a problemas de seguridad de mayor o menor gravedad. Sé muy bien de lo que hablo, y es que, como recordarán muchos de nuestros lectores, hace muchos años sufrí la intrusión de un vecino en mi red Wi-Fi. Lo identifiqué gracias al rastro que dejó su PC en el registro del router, y fue muy fácil, ya que había utilizado directamente su nombre como identificador de su portátil.

Tener intrusiones no es plato de buen gusto. Estas pueden consumir todo el ancho de banda de nuestra conexión Wi-Fi, y darnos problemas muy graves que nos impedirán disfrutar de una buena experiencia al conectarnos a Internet. En mi caso, por ejemplo, ese intruso me arruinó muchos momentos de ocio, y en una época en la que, precisamente, no tenía demasiado tiempo libre. Cuando intentaba jugar online tenía un ping tan alto que directamente me veía obligado a cerrar el juego.

Para mejorar una conexión Wi-Fi es fundamental reforzar su seguridad, y por suerte esto no es nada complicado. Algo tan simple como cambiar la contraseña y utilizar una más segura puede marcar una gran diferencia, y si lo necesitamos, podemos añadir una capa de seguridad adicional ocultando el nombre de la red Wi-Fi. Así, cualquier intruso que quiera colarse en nuestro Wi-Fi tendrá que conocer el nombre y la contraseña.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído