Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cuidado con Google Maps si vas a la montaña

Publicado

el

Cuidado con Google Maps si vas a la montaña

Parece mentira que ya hayan pasado 16 años desde el lanzamiento de Google Maps. Por aquellos tiempos estábamos acostumbrados a los mapas y a las guías de carreteras en formato impreso y, las que eran digitales, en un CD que se actualizaba cada año con los últimos cambios en la red nacional de carreteras, tanto públicas como privadas (peajes). Y sí, he dicho nacional, no recuerdo que existiera alguna recopilación global. Lo de más tamaño que recuerdo haber visto al respecto era una guía a nivel europeo, pero ese era el tope. Google Maps era, y sigue siendo, global.

Además, con los años fueron llegando nuevas e interesantes funciones, como Street View, ajustes adicionales en las rutas, capas con información adicional, estado del tráfico en tiempo real… se nota, sin duda, que Google Maps es unos de los servicios estrella de la compañía del buscador y, en consecuencia, trabajan constantemente para mejorarlo. El ejemplo más cercano de ello lo tenemos en el anuncio, hace solo unos meses, de la implementación de hasta 100 mejoras en el servicio. Incluso los más firmes detractores de la compañía y sus servicios, deben reconocer que el nivel de desarrollo de Google Maps es excepcional.

Ahora bien, esto no significa que sea perfecto, y el problema es que hay muchas personas que no son conscientes de ello. Y lo que es peor, esa confianza ciega que pueden llegar a desarrollar algunas personas puede tener consecuencias potencialmente letales. El último ejemplo de ello es el aviso de la organización no gubernamental John Muir Trust, una entidad centrada en la comunidad dedicada a la experiencia, protección y reparación de lugares salvajes en todo el Reino Unido.

Con el más que descriptivo título de «Las rutas en línea podrían poner en riesgo a los caminantes», la organización alerta sobre el creciente número de visitantes que emplean servicios como Google Maps para ascender a Ben Nevis, la montaña más alta de Reino Unido (1.344 metros sobre el nivel del mar) situada en los Montes Grampianos de Escocia. Un lugar singularmente pintoresco que merece ser visitado por cualquier amante de la naturaleza.

Cuidado con Google Maps si vas a la montaña

El problema, según la organización, es que la ruta sugerida por Google Maps no es, en absoluto, recomendable: “Incluso el alpinista más experimentado tendría dificultades para seguir esta ruta. La línea atraviesa un terreno muy empinado, rocoso y sin caminos donde, incluso con buena visibilidad, sería difícil encontrar una línea segura. Agregue nubes bajas y lluvia y la ruta sugerida de Google es potencialmente fatal» afirma Heather Morning, asesora de seguridad en las montañas de Mountaineering Scotland

Esto no es algo nuevo, cualquier persona que lleve ya tiempo empleando servicios como Google Maps se habrá encontrado con algunos errores (todavía recuerdo cuando pretendía que hiciera un giro de 180 grados en medio de una carretera que no lo permitía. Con el plus de que en aquella ocasión no conducía yo, sino que iba guiando a un conductor de autobús que tampoco conocía esa ruta). Los mapas de Google Maps son muy buenos, pero nunca debemos olvidar que no son perfectos.

La compañía ha dado acuse de recibo y afirma estar trabajando para solucionar el problema con la ruta de Ben Nevis, si bien lo que podrían hacer, hasta solucionar este fallo, así como otros especialmente relacionados con las rutas fuera de carretera, es redirigir a los usuarios a los centros de interpretación, oficinas turísticas y demás servicios, que a día de hoy son los más fiables para obtener información sobre cómo realizar estas actividades con seguridad.

Por otra parte, y para quienes desean realizar senderismo, ciclismo de montaña y actividades similares, Google Maps no es la mejor opción. En su lugar, existen algunos servicios especializados, y en los que las rutas no son generadas automáticamente a partir de un mapa, sino que son los propios usuarios los que las documentan y añaden al servicio. Un ejemplo de ello es el popular Wikiloc, también de alcance global, pero que cambia el asfalto por la tierra, la roca e incluso el agua.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído