Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Mi Wi-Fi ha empezado a ir lento de repente, ¿qué está ocurriendo?

Publicado el
Wi-Fi

Pocas cosas hay más molestas que notar que nuestro Wi-Fi pasa, de repente, de funcionar de maravilla a ir tremendamente lento. Es un problema tan molesto como frecuente, así que si lo has tenido alguna vez, o si lo estás sufriendo mientras lees este artículo, no te preocupes, normalmente no es grave, y te vamos a explicar cómo puedes resolverlo.

Lo primero que tienes que tener claro es que cuando una conexión Wi-Fi pasa de funcionar bien a ir muy lenta es por, obviamente, ha ocurrido algo. Puede que ese algo sea ajeno a ti, es decir, que no venga motivado por una acción tuya, pero incluso en este caso cabe la posibilidad de que tengas que intervenir para solucionar el problema.

¿Por qué puede ir lento el Wi-Fi de repente?

Lo más habitual es que esto ocurra por un problema derivado de nuestro proveedor de Internet. Para descartarlo, lo ideal es comprobar el estado del servicio contactando directamente con nuestro proveedor. Si este no es el origen del problema tranquilo, puede deberse también a estas causas:

1.-Demasiados dispositivos conectados al mismo tiempo

Toda red Wi-Fi tiene unas limitaciones específicas. Si solo estás conectado tú, pero de repente se conectan otros miembros de tu familia y empiezan a consumir mucho ancho de banda ya sabes, ese es el «problema».

Solución: reducir el consumo de ancho de banda y la cantidad de dispositivos conectados de forma simultánea.

2.-Un problema de seguridad

Wi-Fi

Puede que tengas una infección por malware, y que esta trabaje en segundo plano consumiendo un gran ancho de banda. También puede que tengas un intruso en tu red Wi-Fi, que se conecte a ciertas horas y devore todo tu ancho de banda.

Solución: eliminar el malware con un antivirus y evitar futuras infecciones utilizando teniendo un poco más de cuidado a la hora de navegar por Internet. En casos extremos puede que acabes necesitando una reinstalación del sistema operativo. Si tienes un intruso, cambia la contraseña de tu red Wi-Fi a través de los ajustes del router.

3.-Te has alejado mucho del router

Es más frecuente de lo que parece. Estas viendo un vídeo, y vas andando despacio por la casa hasta llegar a tu destino. No te has dado cuenta, pero has recorrido una distancia considerable, y has llegado a una habitación con poca cobertura. La distancia ha afectado a tu Wi-Fi.

Solución: es un problema de alcance de la señal. Si se debe únicamente a la distancia, mover el router y dejar las puertas abiertas puede ayudar. En casos extremos, la única opción es ampliar la cobertura con un repetidor o un PLC.

4.-Se ha activado una descarga en segundo plano

Si tienes configuradas las actualizaciones automáticas de tu sistema operativo o de tus juegos favoritos, o si tienes programadas descargas concretas a horas determinadas, quizá esta sea la causa de que tu conexión Wi-Fi vaya lenta de repente.

Solución: muy sencillo, solo tienes que cancelar las descargas, o que esperar a que terminen. Tú decides qué quieres hacer, en función de las prioridades que tengas en ese momento en concreto.

5.-Quizá todo sea culpa de la otra parte

Puede que, simplemente, estés navegando por una web, o utilizando un servicio, que ha dejado de funcionar bien de repente. Esto también es muy común, y puede hacer que nos volvamos locos buscando soluciones cuando, realmente, no tenemos la culpa de nada.

Solución: si es posible, comprueba el estado del servicio o de la web. En caso de que no puedas hacerlo, intenta acceder a ellos desde un dispositivo conectado por cable para comprobar si funciona o no. Aunque funcione, ten en cuenta que puede haber un problema con su versión móvil, en caso de que te estuvieses conectando desde un smartphone o desde una tablet.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

2 comentarios
  • Arcangel

    Las intrusiones y robos de señal wifi siempre ha sido una constante. He tenido vecinos inescrupulosos que usaban apps para hackear mi wifi y lo solucioné bloqueando sus direcciones MAC y también cambiando el nombre de mi red y colocando contraseña nueva y ya no he vuelto a tener mas problemas con los intrusos.

  • doc

    Creo que el punto que dejaste para el final es el más frecuente, o sea, mal servicio. Hoy mas que nunca con el consumo elevado nos damos cuenta de las falencias de los prestadores del servicio cubriendo mas de lo que pueden abarcar. Ej.: en mi ciudad saliendo del centro -donde está la mayor concentración y donde vivo por suerte- los barrios se reparten entre 2 proveedores -donde llega uno no aparece el otro- y quejarse no sirve de nada porque no hay competencia. La fibra óptica, bueno olvidate de que pase por tu barrio, porque del centro no sale, ese es el nivel de inversión de las empresas.
    Bueno supongo que cada uno tendrá sus historias.

Lo más leído