Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Amazon contraataca: Las empresas de Musk rompen las reglas

Publicado el
Amazon contraataca: Las empresas de Musk rompen las reglas

El enfrentamiento entre el binomio formado por Amazon y Blue Origin frente a SpaceX o, para ser más exactos, entre los monstruosos egos de Jeff Bezos y Elon Musk parece seguir escalando. Como ya te contamos hace unas semanas, Amazon decidió presentar una alegación a los planes de SpaceX para la puesta en órbita de varios satélites de su constelación StarLink, una reclamación en la que pedía a la FCC estadounidense que desestimara los planes de SpaceX, por algo que consideraba especialmente irregular.

El problema para Amazon es que SpaceX presentó dos planes distintos, excluyentes entre sí, y pidió la aprobación de ambos. ¿La razón? Que en cada uno de ellos se emplearía un vehículo distinto. En el primero SpaceX pretende emplear la Starship, mientras que el segundo contempla la posibilidad de que la gran nave no esté lista, y en su lugar emplearía la más que probada y plenamente operativa Falcon9. Parece una opción bastante lógica, pero Amazon está en contra y así lo ha expresado.

Esa acción por parte de Amazon es solo la última de una serie de acciones llevadas a cabo por las compañías de Jezz Bezos después de que la NASA adjudicara exclusivamente a SpaceX el contrato para la misión tripulada a la Luna en 2024, dejando fuera a Blue Origin. Algo que, sumado al mal perder demostrado por Bezos, está llevando a su compañía espacial a una situación bastante comprometida, pues su imagen no hace más que verse deteriorada, frente a la de SpaceX, que además de haberse hecho con los contratos sigue avanzando en sus planes.

SpaceX no se iba a quedar callada, claro, la semana pasada respondió a la FCC con respecto a la comunicación de Amazon, y lo hizo de una manera bastante contundente, afirmando que los de Bezos recurrían a litigar porque no podían competir. Esto en una carta en la que hacía un repaso a las actividades de Amazon con respecto a sus planes de crear un servicio de acceso a Internet vía satélite, que sería competencia directa, claro, de Starlink. No era, desde luego, una carta amable.

Amazon contraataca: Las empresas de Musk rompen las reglas

Y claro, ¿Iba la compañía de Jezz Bezos a dejarlo estar? Parafraseando un meme bastante popular en las redes sociales, «Según la física cuántica pueden existir infinitos universos, y la respuesta a esa pregunta en todos es NO». Hoy hemos tenido respuesta por parte de Amazon, a través de la FCC (que posiblemente se esté cansando de tener que ejercer el rol de patio de colegio), en la que la compañía lejos de desdecirse o, al menos, intentar reconducir la situación, sigue dando salida a tantas críticas a SpaceX como es capaz de recopilar en un texto.

«Ya sea lanzando satélites con antenas sin licencia, lanzando cohetes sin aprobación, construyendo una torre de lanzamiento no aprobada o reabriendo una fábrica en violación de una orden de protección del entorno, la conducta de SpaceX y otras compañías lideradas por Musk hace que se vea muy claro: las reglas son para otras personas , y aquellos que insisten o simplemente solicitan su cumplimiento son merecedores de burlas y ataques ad hominem«, afirma la respuesta de Amazon en su segundo párrafo.

¿Cómo empieza la carta?

«¿Intentar que una empresa dirigida por Musk cumpla las normas de vuelo? Estás «fundamentalmente perdido «

¿Intentar que una empresa dirigida por Musk a las normas de salud y seguridad? Eres un «no elegido e ignorante «

¿Inetntar hacer que una compañía dirigida por Musk cumpla con leyes de seguridad de Estados Unidos? Te llamarán de muchas maneras, algunas demasiado crudas para repetirlas.

En palabras del Wall Street Journal, Elon Musk libra una «guerra contra los reguladores», los funcionarios públicos encargados de aplicar uniformemente de aplicar las mismas reglas a todos.»

Creo que Jezz Bezos se está pasando de frenada. Entiendo su difícil posición, pero está actuando exactamente como, no hace tanto, afirmó que seguramente actuarían los posibles perdedores de la licitación de la NASA (cuando, se entiende, consideraba que Blue Origin no se encontraría en esa lista). Y con esta manera de actuar, y aunque en este caso lo haga en nombre de Amazon, quien está recibiendo los golpes en su ya maltrecha reputación es Blue Origin.

Y con esto no digo que Elon Musk sea un santo, ni muchísimo menos. SpaceX ha actuado mal en más de una ocasión, y es justo que esto sea tenido en cuenta a la hora de valorar a la compañía. Sin embargo, es indiscutible que ha sabido desplegar su red de acceso a Internet satelital de una manera tremendamente eficiente, mientras que los planes de Amazon Kuiper, avanzan mucho más despacio, al punto de que todavía no tienen ningún satélite en órbita.

Así, en estas circunstancias, y oponiéndose de esta manera a unos planes razonables por parte de SpaceX, Amazon da a entender precisamente aquello que la compañía de Musk afirmó en su respuesta, que como no pueden competir, reclaman. Y eso, sin duda, supone un terrible golpe para la imagen tanto de Project Kuiper como de Blue Origin.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído