Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

HTC presenta las gafas VR VIVE Flow, independientes y ligerísimas

Publicado el
HTC VIVE Flow

Las HTC VIVE Flow son las nuevas gafas de realidad virtual del fabricante taiwanés y se presentan como un dispositivo independiente, ligero, compacto e inmersivo para uso diario. Ya está disponible para reservar por 499 dólares con entrega en noviembre.

Filtradas hace unos días, HTC VIVE Flow son tal y como te habíamos adelantado. Destacan por su funcionamiento independiente sin necesidad de conectar a PCs o smartphones, mientras que su peso de solo 189 gramos marca distancia con la competencia (por ejemplo, el Oculus Quest 2 de Facebook pesa 500 gramos) aunque tiene «truco» que comentaremos más abajo.

Las gafas cuentan con dos pantallas LCD de 2,1 pulgadas y resolución total 3,2K (1600 x 1600 píxeles por ojo). Tienen un campo de visión de «hasta 100 grados» y una frecuencia de actualización variable de hasta 75 Hz. También hay un par de cámaras frontales para ayudar con el seguimiento del movimiento de adentro hacia afuera y se espera que HTC soporte el seguimiento de manos.

HTC VIVE Flow

Su potencia es responsabilidad de un SoC Snapdragon XR1 de Qualcomm (el mismo chip del Oculus Quest 2) y se acompaña de 4 Gbytes de memoria RAM y 64 Gbytes de almacenamiento incorporado sin ampliación porque no hay soporte para tarjetas de memoria SD.

HTC VIVE Flow, ¿cómo son tan ligeras?

Ha llamado la atención su peso superligero, aunque hay una razón para que sean tan livianas. Y es que la batería solo ofrece autonomía para 5 minutos de uso y está destinada simplemente para tener tiempo de intercambiar en caliente una batería externa. Lógicamente, ésta suma bastante más peso unido a los 50 gramos del conector por cable USB Tipo C. HTC vende su propia batería externa, con capacidad de 10.000 mAh por 79 dólares adicionales.

HTC VIVE Flow

Al menos no tendremos que llevar la batería y su peso ‘colgada en la cara’ y ciertamente su peso es muy bajo para unas VR. Otras características centradas en la comodidad hablan de una máscara facial fácil de quitar que se puede limpiar o intercambiar si deseas compartir las gafas con otros usuarios. Dispone de un sistema de enfriamiento activo para alejar el aire caliente de la cara y las bisagras dobles permiten ajustarla a diferentes tamaños de cabeza. 

Lo del funcionamiento independiente también es relativo porque tendrás que conectarlas mediante Bluetooth a dispositivos Android  para algunas funciones. O si quieres usar el móvil como control remoto ya que no tiene controladores de mano independiente. La conexión también permite reflejar la pantalla del móvil Android en Vive Flow para ejecutar aplicaciones en una vista más inmersiva, por ejemplo vídeos desde Netflix o YouTube.

HTC dice que alrededor de 100 aplicaciones nativas estarán disponibles cuando se comercialicen las gafas y otras 50 adicionales para finales de 2021. Los usuarios que no quieran pagar las apps directamente, podrán acceder a ellas abonando 6 dólares mensuales en una suscripción a Viveport que ofrece acceso ilimitado.

HTC VIVE Flow ya está disponible para reservar por 499 dólares. Estarán disponibles a partir de noviembre.

Lo más leído