Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Ómicron toma la delantera como la variante COVID predominante en todo mundo

Publicado el
Ómicron toma la delantera como la variante COVID predominante en todo mundo 28

Dos años ya desde que diese inicio la pandemia, por desgracia seguimos enfrentándonos a las diferentes variantes de la COVID-19, como la Ómicron, que ha aumentado considerablemente la transmisibilidad del virus. Tanto es así que esta variante se ha convertido ya en la más presente en todo mundo, copando casi el 60% de casos globales.

Así lo han determinado los análisis realizados por la red global de laboratorios GISAID, que tras las más de 357.000 muestras recogidas durante los últimos 30 días, han detectado una presencia de 208.000 contagios de la variante Ómicron. De esta manera, lo que hasta hace dos semanas sólo se centraba en el 1.6% de los casos globales analizados en laboratorios, ya está presente en un 58.5 % de éstos, superando a la variante Delta para convertirse en la cepa dominante a nivel mundial, según ha declarado ya la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por su parte, en España Ómicron ha disparado los contagios de coronavirus con una incidencia que, por primera vez en todo el recorrido de la pandemia, ha sobrepasado los 3.000 puntos. Este martes, el último balance de datos de Sanidad comunicaba un total de 134.942 positivos, elevándose a 7.592.242 las personas desde que estalló la crisis sanitaria.

Si bien por una parte se trata de una noticia parcialmente positiva, dado que se trata de una variante menos peligrosa que la Delta, el informe destaca que la variante Ómicron es capaz de “evadir la inmunidad”, existiendo un riesgo de transmisión entre vacunados y personas que habían superado con anterioridad la enfermedad y habían desarrollado anticuerpos. No obstante, desde la OMS han resaltado que los riesgos sanitarios que presenta esta variante siguen siendo muy altos, ya que puede producir un aumento en las hospitalizaciones y muertes en poblaciones vulnerables.

COVID-19

Por otra parte, un organismo técnico de la Organización Mundial de la Salud afirmó el martes que las actuales vacunas contra Covid-19 podrían necesitar ser reelaboradas para garantizar su eficacia contra Ómicron y las futuras variantes del coronavirus. El grupo técnico, formado por expertos independientes, dijo que consideraría un cambio en la composición de la vacuna y subrayó que las inyecciones deben ser más eficaces para proteger contra la infección.

Sin embargo, la declaración no llegó a abogar por una vacuna específica para Ómicron en este momento, diciendo que se necesitaba más investigación e instando a los fabricantes a compartir los datos.

Actualmente se estima que los 2 millones de casos se han superado en varias jornadas, y todavía no se ha confirmado un pico en unos contagios, que continúan en una tendencia creciente debido a Ómicron. Unas cifras que la propia OMS reconoce que podrían ser mucho mayores en la realidad, con todavía muchos contagios diagnosticados con tests domésticos y no reportados.

Por nuestra parte, aprovechamos la ocasión para hacer un llamamiento al civismo, alentándoos a que sigáis cumpliendo con las medidas recomendadas de vuestras localizaciones y os mantengáis protegidos mientras continuamos luchando por recuperar la normalidad.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

3 comentarios
  • Tarn

    Este virus probablemente nunca desaparezca, uniendose al club de virus que circulan libremente desde hace muchas decadas. Las vacunas son buenas para evitar que enfermes de gravedad, pero no evitan para nada las infecciones y mucho menos las transmisiones/propagacion.

  • Leonmafioso

    Lo bueno es que al convertirse en algo tan contagioso va a ocasionar que todo el mundo adquiera alguna clase de inmunidad, aparte de que es bien sabido que los virus evolucionan de tal manera que se vuelven contagiosos pero menos letales.

  • doc

    Hay varios escenarios, aclaro que no soy especialista. Uno es que al ser la variante que mas se difunde reemplace a las otras y sea la fuente de futuras mutaciones: ya es mas rápida, podría ser la fuente de alguna variante mas letal. Lo cierto es que las vacunas van a tener que seguir el ritmo de la variaciones como lo hacen las de la gripe común.
    La mejor protección es no crear situaciones en las que las mutaciones aparezcan demasiado rápido, ya sabemos el tiempo y el costo en vidas que lleva llegar a una vacuna efectiva. Yo diría que mantener algunas de las costumbres/medidas que adquirimos durante el aislamiento reporta un mejor beneficio que esperar una inmunidad natural.

Lo más leído