Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Toyota ProAce City Verso, recorrido

Publicado

el

Toyota ProAce City Verso

Lo siento, Dave. Me temo que no puedo HAL (2001 una odisea del espacio, 1968)

Pele-honua-mea no ha tenido un buen despertar. Se durmió acunada por los plateados reflejos de Hina sobre las olas pero los primeros rayos de sol han despertado la ira y el fuego que corre por sus venas. Y ahora la tierra se estremece y se desgarra y la sangre de Pele se desliza hasta el mar para ahogar su ira en sal y agua con un torrente de vapor que se eleva furioso y que desafía el brillo aún tenue del sol que asustado por el despertar de la diosa parece demorarse más de la cuenta aún sumergido parcialmente bajo las olas del plácido océano. Sobre las aguas aguarda Kailani, observando desde su pequeño bote. Recuerda otros despertares de Pele y desde luego este no ha sido de los peores. Claro que ha pasado ya mucho tiempo… Kailani espera arrodillada sobre las maderas intentando aplacar el enfado de la diosa con un canto apenas murmurado que le enseñara su abuela. Aún se acuerda de casi todas las palabras aunque hayan pasado cientos de años desde que la acompañaran para conciliar el sueño cuando era pequeña.

Kailani piensa que es posible que Pele-honua-mea haya notado su presencia y por eso ha desatado su ira, ha percibido que ella no pertenece a este amanecer, a este día. Porque Kailani ha viajado y ha dormido durante largo tiempo. Dejó atrás el abrazo de Papahānaumoku y el aliento de Wākea, ha cruzado los caminos plateados más allá de los destellos de Hina para sumergirse en las estrellas. Y ahora ha vuelto para subirse a un viejo cascarón de madera y cantarle a Pele con unas palabras que hace más de cuatrocientos años que no ha podido escuchar. Pero la ira de la diosa no se aplaca con los cánticos de Kailani y ésta con un suspiro coge el remo para dar la espalda a la isla mientras se desangra en lava. El sol se ha sacudido el miedo y se levanta bañando de luz la enorme nave que flota esperando la llegada de Kailani que se toma su tiempo remando lentamente. Porque sabe que es la última vez que alguien va a cantar a la diosa de los volcanes y del fuego, creadora de las islas. Nadie nunca más va a asistir a su ira. Esta vez el viaje es para siempre.

Toyota ProAce City Verso

Modelo analizado Toyota Proace City Verso
Motor y acabado L2 1.5D Active
Potencia 131 CV
Velocidad máxima 200 Kmh
Aceleración o-100 10,7 s
Largo/ancho/alto 4.753/1.848/1.880 mm
Potencia máxima RPM 131 CV 3.750 rpm
Par máximo Nm/RPM 250 Nm
Caja de cambios Manual 6 velocidades
Web https://www.toyota.es/
Precio 34.600  euros

Cuando la necesidad de espacio es el factor fundamental para la elección a la hora de adquirir un vehículo cualquier otra consideración se convierte en secundaria y dentro de las posibles elecciones entran las denominadas furgonetas. Dentro de esta categoría la evolución en el diseño tanto exterior como interior es pequeña, pero sí que podemos apuntar cambios entre generaciones que pueden llegar a ser importantes, aunque el factor principal que es la capacidad siga siendo el mismo.

Es el caso de la Toyota ProAce, vehículo que probamos en 2018 y que ofrecía una buena propuesta para aquellos que por profesión o necesidades personales tuvieran necesidad de mucho espacio o de transportar cómodamente más personas. Hemos tenido la ocasión de probar la nueva versión de este modelo que como en la generación anterior Toyota vuelve a desarrollar en colaboración con el grupo PSA, por lo que hay versiones de las marcas Peugeot, Opel y Citröen.

Furgoneta modernizada

Se trata de un vehículo con carrocería tipo furgoneta que en la versión que hemos probado, que es la variante L2, mide 4,75 metros y dispone de tres filas de asientos para un total de siete plazas independientes. Toyota sigue esforzándose por dar un aspecto menos duro y rígido al exterior inspirándose en las líneas de los turismos y SUV de la marca. En la parte frontal se han procurado estilizar las líneas con unos grupos ópticos alargados, amplias tomas de aire en la parte inferior y unos faros antiniebla redondos enmarcados en unos embellecedores de plástico negro de nuevo diseño.

Para aligerar el diseño del lateral se han añadido volúmenes a la carrocería y una moldura de plástico negro en la parte inferior de la carrocería en las piezas de las puertas que pueden servir como defensa añadida en maniobras y conducción en ciudad. También se ha cambiado el diseño de las ventanillas con un nuevo elemento transparente en vez de la moldura opaca de la versión anterior en la delantera, lo que aumenta la visibilidad lateral. También se ha modificado el diseño de la ventanilla trasera que también dispone de un elemento adicional.

En la parte trasera encontramos de nuevo el imponente portón cuyo tamaño tendremos que tener en cuenta a la hora de aparcar si queremos descargar con comodidad. Aquí también hay cambios estéticos importantes con grupos ópticos más alargados y estilizados, un parachoques más envolvente que sube por los laterales y más volúmenes en el portón para dar una imagen más cuidada y elaborada que la de la generación anterior buscando ese aspecto moderno y menos industrial. Un pequeño spoiler en la parte de arriba del portón es el último toque que le da una pincelada más de dinamismo.

Look retocado

El esfuerzo por retocar el look de esta nueva ProAce es interesante y hace que el vehículo se perciba un poco menos como furgoneta. Al acceder al interior en cambio encontramos la misma impresión que en la versión anterior: un gran espacio disponible en todas las cotas con unas puertas amplias tanto para acceder a las plazas delanteras como traseras, gran altura y mucho espacio tanto para las piernas como en anchura con butacas amplias en la parte delantera y espacio más que suficiente en las plazas traseras.

En la parte delantera el diseño se ha actualizado mucho dándole un aspecto más de turismo y alejándose de la estética de furgoneta. Sin ir más lejos encontramos una consola en el túnel central donde se coloca la palanca de cambios con un hueco portaobjetos debajo al estilo de los diseños más refinados de los turismos actuales mientras que en la versión anterior esta consola no existía. Se ha colocado una pantalla flotante sobre el salpicadero para el sistema de información y entretenimiento cuando en la versión anterior era una pantalla más pequeña incrustada en el mismo.

También cambia de diseño el volante con un hueco en el radio inferior mientras que en la parte de los indicadores se ha optado por un diseño prácticamente idéntico con dos diales clásicos y pequeña pantalla LCD de información en el centro. Tampoco ha variado demasiado la postura de conducción que es cómoda y elevada con buena visibilidad pero con alguna limitación por el tamaño del morro y la longitud del vehículo en lo que respecta al control de la parte trasera.

La puerta corredera de accionamiento manual da acceso a las plazas traseras. En esta versión tendremos tres plazas con butacas independientes que no pueden desplazarse y dos plazas adicionales plegables en el maletero. Como sucede en este tipo de vehículos y pudimos ver en las versiones del grupo PSA, estas plazas son amplias y muy cómodas, incluso las dos adicionales. Para acceder a éstas hay que  abatir las butacas laterales aunque también se puede abatir la central para mayor comodidad. Un proceso facilitado por el mencionado amplio portón lateral y porque al abatirse los respaldos quedan enrasados con el suelo de la parte de atrás.

Siete plazas

En la segunda fila los pasajeros disponen de tomas USB y de corriente de 12 voltios además de salidas de ventilación regulables. También tienen iluminación y cortinillas para la ventanilla aunque los asientos no son reclinables ni tampoco se pueden girar como en otras furgonetas de transporte de pasajeros. También hay mesitas plegables, posavasos y reposabrazos. La versatilidad de este vehículo se ve completada por un amplio maletero que es útil en cualquiera de sus configuraciones.

Con las siete plazas disponibles podemos cargar hasta 322 litros pero si renunciamos a la tercera fila de asientos podemos llevar hasta 850 litros de carga. Si en cambio queremos destinar toda la parte trasera para transportar objetos podemos disponer de 2.693 litros. El espacio disponible se puede regular abatiendo cada asiento de forma independiente por lo que en realidad tendremos la posibilidad de tener hasta seis configuraciones de carga según nuestras necesidades.

El inconveniente habitual para la carga es el del gran portón que solamente puede abrirse si disponemos de mucho espacio detrás del vehículo. También se puede abrir el cristal pero es una posibilidad algo incómoda si el bulto a introducir es voluminoso o pesado. El espacio de carga sin embargo es muy regular y al abatir los asientos de la segunda fila queda una superficie bastante regular que ayuda a la colocación de objetos.

Al volante

En lo que respecta a la conducción lo primero que debemos hacer es considerar que la motorización de esta Toyota ProAce City Verso se compone de un motor diésel de aluminio con una cilindrada de 1,5 litros y 130 caballos, todo un clásico de características en lo que respecta al mundo de las furgonetas. La cifra de par alcanza los 250 Nm lo que nos ayudará a mover una masa que roza los 1.800 kilos sin contar carga ni pasajeros.

Se trata de un motor que en las pruebas se ha mostrado muy fiable, algo ruidoso sobre todo a bajas revoluciones pero que tira son problemas a pesar del tamaño considerable del vehículo. Una vez en carretera la insonorización es buena a pesar del alto ruido aerodinámico inevitable por el diseño de la carrocería. No es mal vehículo para maniobrar en ciudad a pesar de su tamaño gracias a su buen radio de giro, las amplias superficies acristaladas y sobre todo por los eficaces sistemas de cámaras y sensores, útiles sobre todo para controlar la parte trasera.

En autopista esta Toyota se mueve bien, recuperando sin problemas y permitiendo buenos ritmos de viaje. En carreteras viradas es cuando se nota que está pensada para viajes tranquilos y no aventuras en la montaña. La masa se deja notar en curvas cerradas y una suspensión algo blanda tampoco ayuda. Sin embargo si no buscamos las cosquillas no encontraremos grandes dificultades para viajar incluso en carretera a buena velocidad. Eso sí, tendremos que hacer uso del cambio y revolucionar el motor si encontramos carreteras empinadas.

Conclusiones

Para conseguir que una furgoneta como la Toyota ProAce City Verso sea interesante la verdad es que los ingredientes fundamentales son pocos: mucho espacio y buen comportamiento en carretera ya que son vehículos que están destinado a que viajen muchas personas cómodamente. Sin embargo con este modelo Toyota ha conseguido añadir algún ingrediente más que la hace un poco más interesante para el comprador que busce este tipo de solución de movilidad.

En primer lugar nos ha gustado que se haya actualizado tanto el diseño exterior, con un aspecto más de turismo, pero también el interior con cambios muy importantes principalmente en la parte delantera para que tanto el conductor como el acompañante se sientan más como en un turismo, a pesar de la postura elevada. Otros ingredientes como la visibilidad o la buena dotación de sistemas de ayuda a la conducción y una motorización eficaz y no demasiado ruidosa hacen que sea una evolución interesante del modelo que probamos en 2018.

Valoración Final
7.5 NOTA
NOS GUSTA
Mucho espacio interior
Confort de marcha
Diseño modernizado
A MEJORAR
Portón trasero muy grande
Apertura manual de la puerta lateral
RESUMEN
Una versión de la clásica furgoneta de pasajeros con un look moderno, mucho espacio y buenas cualidades ruteras.
Prestaciones6.5
Diseño7.5
Consumo8
Confort8
Sistema de infoentretenimiento7.5

 

 

Lo más leído