Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El acuerdo entre Activision Blizzard y Microsoft de nuevo en la balanza

Publicado

el

Anunciado inicialmente a comienzos de año, parece que el acuerdo de compra de Microsoft y Activision Blizzard está todavía pendiente de un hilo, sumando una nueva incógnita a las ya presentes dudas y controversias, otorgándole ahora a los accionistas un nuevo peso que podría llegar incluso a cancelar por completo esta operación.

Según la información compartida desde GamesIndustry.biz, la editora de videojuegos realizó una presentación de la SEC con los inversores en la que se fechó una reunión virtual el próximo 28 de abril, en la que se pedirá a todos los accionistas que emitan un voto consultivo no vinculante sobre la fusión. Aunque en realidad, este voto contará con más peso del que este primer anuncio deja entrever. Y es que a pesar de la naturaleza de la votación, por su parte, Activision Blizzard ha remarcado la fuerte importancia que le dan a la participación de los accionistas, asegurando que si la mayoría de ellos no aprueba la fusión, ésta no se llevará a cabo.

No obstante, la junta directiva de Activision Blizzard ha compartido su decisión unánime sobre el hecho de que vender la compañía a Microsoft es «aconsejable, justo y en el mejor interés« de todos los involucrados, incluidos los accionistas. Así pues, parece ser que este voto podría estar más orientado al hecho de si Microsoft obtendrá o no la propiedad de las franquicias propias de la compañía tales como Call of Duty, World of Warcraft, Diablo, Overwatch, StarCraft, Crash Bandicoot o Spyro the Dragon, este otras.

Dudas en la compra de Activision Blizzard

La decisión de los accionistas: ética e intereses económicos en la balanza

De cara a la decisión interna, si los accionistas votan para aprobar y completar la fusión tendrán derecho a 95 dólares, en efectivo y sin intereses, por cada acción que posean en Activision Blizzard (un bonus extra superior al valor actual de 79 dólares de las propias acciones), dando paso a que la compañía se convierta en una subsidiaria de propiedad total de Microsoft, despojando así de su estatus de cotización pública en Nasdaq.

En contraparte, si se niegan la fusión y esta no se completase, no sólo no obtendrán este ingreso adicional, sino que se enfrentarían una caída significativa en el precio de sus acciones, afectada no sólo por la pérdida del valor obtenido tras el anuncio, sino por el peso de la tarifa de terminación del acuerdo, que podría ascender hasta los 3 mil millones de dólares.

El peso adicional de la ley

Sin embargo, estos no son los únicos factores de los que depende el cierre de la compra de Activision Blizzard por Microsoft, quedando todavía pendiente por resolver el posible abuso de información privilegiada dentro de la propia editora, que podría derivar en sanciones económicas tanto si se completa la operación como si no.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído