Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Windows 11 ha mejorado mucho su rendimiento y ya está «codo a codo» con Windows 10

Publicado

el

Windows 11

Cuando se produjo el lanzamiento de Windows 11 uno de los temas más polémicos no fue su nueva interfaz, sino la pérdida de rendimiento que mostraba en ciertas situaciones frente a Windows 10. Esa pérdida de rendimiento fue muy marcada con los procesadores Ryzen, pero al final quedaron resueltos gracias a dos grandes actualizaciones, una a nivel de sistema operativo que vino de la mano de Microsoft y otra a nivel de chipset que liberó la propia AMD.

El caso es que, poco después del lanzamiento de Windows 11, la propia Microsoft prometió que lanzaría parches y actualizaciones para mejorar el rendimiento de dicho sistema operativo. Se marcaron ese objetivo para 2022, y tras ver las pruebas que ha publicado Matt Bach, técnico senior de laboratorio en Puget Systems, podemos decir que el gigante de Redmond ha cumplido su promesa, ya que Windows 11 funciona mucho mejor ahora que hace unos meses.

En su última ronda de pruebas para comparar Windows 10 y Windows 11 en tareas de edición de vídeo, renderizado y desarrollo de videojuegos, Matt confirmó que el primero era normalmente más rápido que Windows 11, y que en algunos casos lograba una diferencia sustancial. Sin embargo, con el paso del tiempo, y tras la llegada de diferentes actualizaciones, no solo ha mejorado el rendimiento de Windows 11, sino que también han desaparecido muchos de sus problemas.

Windows 11

Windows 11 sigue sin ser el ganador absoluto, pero la diferencia que han marcado esas actualizaciones se deja notar de una manera muy clara. Por ejemplo, en Adobe Premiere Pro la diferencia entre Windows 10 y Windows 11 era pequeña, aunque suficiente para dar la victoria al primero. En V-Ray CUDA la diferencia de rendimiento a favor de Windows 11 fue de un 20%, y en el Unreal Engine 4.26 la victoria de Windows 11 es aplastante, aunque en este último caso todo parece indicar que se debe a un fallo que afecta a Windows 10 y que le impide utilizar de forma eficiente la arquitectura híbrida de Alder Lake-S, ya que como podemos ver en las gráficas adjuntas esa diferencia a favor de Windows 11 es menor con procesadores AMD.

Los requisitos de Windows 11 son más altos que los de Windows 10, y dicho sistema operativo tiene un mayor consumo de recursos, así que para aquellos usuarios que tienen una configuración modesta este último sigue siendo la mejor opción. En cualquier caso, si te decides a instalar Windows 11 puedes mejorar el rendimiento siguiendo estos pasos.

Si queréis consultar todos los datos de rendimiento y profundizar en los detalles de esta comparativa de rendimiento solo tenéis que entrar en este enlace.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído