real
time web analytics
genética » MuyComputer
[ genética ]
Completan la primera terapia contra el envejecimiento

Completan la primera terapia contra el envejecimiento

Hay muchas formas de luchar contra el envejecimiento, podemos hacer deporte, llevar una vida sana y recurrir a tratamientos externos muy diversos, aunque ninguno es definitivo ni capaz de llegar al nivel que podría conseguir la edición genética. Según Elizabeth Parrish, CEO de Bioviva USA Inc, han sido los primeros en aplicar con éxito en humanos una terapia genética experimental contra el envejecimiento dividida en dos grandes versiones, una dirigida a frenar la pérdida de masa muscular y otra para luchar contra la reducción de células madre, ambas consecuencias directas de la edad. La clave de todo está en los telómeros, segmentos cortos de ADN que se encuentran al final de cada cromosoma y que actúan amortiguando los efectos del paso del tiempo de forma permanente, aunque con los años se acaban desgastando de forma inevitable, lo que deriva en fallos y en un envejecimiento. Con esto en mente es más sencillo entender cómo funciona la terapia de Bioviva, revirtiendo el acortamiento de los telómeros, un proceso de momento afirman haber sido capaces de conseguir en un nivel máximo de 20 años. Sí, revertir 20 años de acortamiento de telómeros, casi nada, aunque todavía queda mucho camino por recorrer y hay muchos datos que verificar, sobre todo a través de fuentes externas, ya que la persona que probó el tratamiento fue la propia CEO de Bioviva, Elizabeth Parrish. Más información: ScienceAlert.
11 comentarios241 shares
27/04/2016Isidro Ros
¿No te gusta madrugar? Tranquilo, son los genes

¿No te gusta madrugar? Tranquilo, son los genes

Cada persona es un mundo, eso no se puede discutir, y parece que los genes son los responsables de buena parte de muchas de esas diferencias, entre las que hoy podemos incluir el hecho de ser más o menos madrugadores. Así lo afirma un estudio realizado por la firma 23andMe, según el cual las variaciones presentes en quince regiones del genoma humano, incluyendo algunas que están vinculadas al ritmo cardíaco, son las que influyen de forma decisiva en hacernos personas más propensas a madrugar y a ser activas a primeras horas del día. No, ninguna de esas modificaciones activa directamente nuestro interruptor madrugador, pero cuantas más de ellas tengamos más propensos seremos a pensar que las seis de la mañana es una hora estupenda para arrancar el día. Según el estudio parece que las mujeres son más madrugadoras, y que aquellos que tienen las citadas modificaciones tienden a no necesitar más de ocho horas de sueño al día para rendir al máximo. Desde la fuente nos avisan que el estudio todavía está verde y presenta algunos peros, como por ejemplo no tener en cuenta las particularidades en el día a día de cada persona en sus resultados, pero están trabajando en mejorar el procesamiento de los datos y resulta igualmente interesante. Al final va a resultar que el no ser madrugador no tiene nada que ver con la pereza de cada uno, sino que "va en los genes". Más información: Engadget.
6 comentarios98 shares
03/02/2016Isidro Ros
Descubren los genes que alargan la vida

Descubren los genes que alargan la vida

Ya hemos hablado anteriormente de la genética y la importancia de la misma en prácticamente todo lo que somos, e incluso en lo que podemos llegar a ser, y esta noticia no hace otra cosa que confirmarlo de una forma realmente interesante. Científicos de ETH Zurich y el consorcio JenAge ha conseguido descubrir entre 40.000 genes de tres organismos diferentes aquellos que están relacionados directamente con el envejecimiento, un descubrimiento muy importante ya que éstos son la clave para conseguir alargar la vida. Cuando los científicos identificaron esos genes los bloquearon y estudiaron los efectos que tenían en un nematodo C. elegans, llegando a la conclusión de que si se desactivaban los más influyentes era posible alargar la vida de dicho ser en hasta un 25%. Pero no sólo consiguieron extender su ciclo de vida, sino que el mismo fue también mucho más saludable a todos los niveles, incluyendo el reproductivo, y creen que lo mismo podría extenderse al ser humano. Al parecer con esa desactivación genética se ponía fin a una degradación gradual que dichos genes realizaban sobre los aminoácidos L- leucina , L- isoleucina y L- valina, pieza clave en todo el experimento. Los organismos utilizados en el experimento fueron un nematodo C. elegans, un pez cebra y un ratón, seres complejos aunque obviamente alejados del grado que presenta un ser humano, lo que supone que todavía queda mucho camino por recorrer, pero no hay duda de que es un descubrimiento importante, ya que el mismo ha mostrado no sólo una extensión de la vida sino también mejoras en la calidad de la misma. Más información: ScienceDaily.
26 comentarios419 shares
02/12/2015Isidro Ros
Jugar con los genes, un milagro criticado

Jugar con los genes, un milagro criticado

Como sabemos los genes son los que determinan en definitiva lo que somos, y también juegan un papel fundamental a la hora de sufrir numerosos tipos de enfermedad e incluso en el desarrollo y evolución de las mismas, incluidas algunas tan graves como el cáncer. Esta realidad ha abierto la puerta a numerosos investigadores que han visto en la modificación genética una especie de llave mágica, un milagro con el que poder curar numerosas dolencias que hoy por hoy no se pueden resolver mediante otras vías, como la cirugía o el empleo de fármacos. Ya vimos una muestra de su potencial en la historia de Layla, que escapó de las terribles garras de la leucemia gracias a un tratamiento que implicaba el uso de células manipuladas genéticamente, o en esta otra noticia sobre algas modificadas para luchar contra el cáncer, pero todavía se puede conseguir mucho más gracias a la modificación genética. A pesar de sus posibilidades más de uno ha criticado este tipo de técnicas, llegando a decir incluso que es casi como "jugar a ser Dios", pero la realidad es que es una gran opción que podría salvar muchas vidas, una puerta que no debemos cerrar. Esto queda claro al ver que científicos de la Universidad Médica de Massachusetts han empezado a utilizar con éxito una técnica conocida como CRISPR (Clusters of Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats), basada en la eliminación de genes defectuosos susceptibles de causar enfermedades y sustituirlos por otros sanos. Con ello sería posible no sólo curar enfermedades intratables, sino incluso evitar que las mismas lleguen a producirse, algo sin duda fantástico aunque todavía muy lejano, ya que las primeras pruebas muestran una tasa de éxito del cincuenta por ciento y todavía no se han podido replicar en humanos. Más información: The Huffington Post
4 comentarios120 shares
30/11/2015Isidro Ros
[ ]