Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Toshiba AT300

Publicado el

toshiba_at300

La nueva tablet de Toshiba puede presumir de uno de los diseños más finos del mercado, un hardware a la altura y una calidad de construcción por encima de la media. Hemos probado la Toshiba AT300 durante unos días para comprobar si puede destacar entre la abundante oferta basada en Android y estas son nuestras impresiones.

La Toshiba AT300 hereda las líneas de diseño que ya pudimos ver en su sucesora, apostando un una estética discreta y una construcción sobresaliente. El producto de la firma japonesa se desmarca de su competencia ofreciendo aluminio en lugar de plásticos (nos ha gustado especialmente la tapa posterior) y un ensamblaje perfecto.

En su interior, la combinación de un procesador NVIDIA Tegra 3, 1 Gbyte de memoria RAM y hasta 32 Gbytes de almacenamiento (que además podemos ampliar con tarjetas SD/SDXC) constituyen mimbres más que suficiente para mover con agilidad el sistema operativo Android 4.1 (el modelo AT300 es actualizable a Jelly Bean) y cualquiera de sus aplicaciones. No es una de las tablets más rápidas del mercado y hemos tenido algún problema en escenarios multitarea de uso intensivo pero, en términos generales, podemos calificar su rendimiento como aceptable.

A diferencia de otros fabricantes, Toshiba casi no modifica el sistema operativo del dispositivo, limitándose a añadir cambios estéticos, pequeñas utilidades y el ecosistema digital Toshiba Places, que ofrece acceso sencillo a películas, música y juegos; su catálogo es limitado, pero los usuarios siempre pueden recurrir a Google Play.

Ficha técnica

El panel que Toshiba ha elegido para su nuevo tablet no nos ha convencido: aunque la tecnología IPS debería ser una garantía en este sentido, ni la reproducción de color ni los ángulos de visualización están a la altura de lo esperado y los 1.280 x 800 píxeles se quedan por debajo de otros productos en su rango de precios. Por otro lado, es justo reconocer que la potencia de la circuitería NVIDIA da como resultado un vídeo suave, sin saltos incluso con bitrates muy elevados y que destaca por su funcionamiento ágil.

Hacer un chasis delgado suele ser problemático en términos de audio (algo parecido ocurre con los televisores LED de perfil fino) que Toshiba resuelve con SRS TruSurround XT, una solución software capaz de conseguir sensaciones de sonido envolvente con solo dos pequeños altavoces estéreo (también la podemos disfrutar conectando unos auriculares). Grata sorpresa y por encima de la media en este punto.

geekbench

En nuestras sesiones de pruebas hemos conseguido una autonomía de hasta ocho  horas de uso real (el fabricante estima diez en las especificaciones). Si reproducimos vídeo o utilizamos videojuegos que consuman muchos recursos está cifra se reduce por debajo de las siete horas, cifra que solo podemos considerar como correcta hablando de una tablet de 10 pulgadas.

toshiba_at300_2

Conclusiones

La Toshiba AT300 es un tablet que convence a primera vista. Su impecable diseño, gran factura técnica y unas especificaciones notables pueden convertirla en una opción más que interesante pero adolece de algunas lagunas que merman nuestra calificación final: la pobre calidad de la pantalla, una autonomía mejorable y un precio demasiado elevado han sido claves para la valoración.

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

2 comentarios
  • Markus

    Coincido totalmente con la review, tuve esta tablet 3 dias y la tuve que descambiar en el Corte Ingles por lenta y por la pantalla. Ahora tengo una nexus y encantado.

  • CArletti

    Malo, malo malo con ganas este tablet. Y encima caro…

Lo más leído