Apple iPhone 5c, análisis

Apple iPhone 5c, análisis
5 de noviembre, 2013

Apple iPhone 5c, análisis

El nuevo iPhone 5c no es especial sólo por ser la primera vez que Apple emplea colores (y bastante “chillones”, todo hay que decirlo) en sus smartphones. Y es que a pesar de que la gama de tonalidades a elegir entre blanco, rosa, amarillo, azul o verde es lo que a primera vista llama más la atención, lo que convierte al iPhone 5c en un teléfono muy especial, por lo menos en el “universo Apple”, es que por primera vez los de Cupertino lanzan dos líneas diferentes de iPhone: el 5c que analizamos y el iPhone 5s que también tenemos en nuestro poder y del que en breve publicaremos un amplio análisis.

Ficha técnica

El iPhone 5c sustituye al iPhone 5, y cuando decimos “sustituye” es porque el modelo 5 ha dejado de venderse y en la oferta de Apple sólo encontrarás el mencionado 5s (en lo más alto de la gama), el 5c y también el 4s, aunque con la particularidad de que está disponible sólo con 8 Gbytes de capacidad, tanto en color negro como en blanco, por 399 euros.

Días antes de la presentación del iPhone 5c ya se conocían los detalles fundamentales, como por ejemplo sus coloridas carcasas y que iba a sustituir al iPhone 5 sin añadir nuevas características. Eso sí, aunque había serias dudas de que Apple fuera a lanzar un iPhone “low-cost” dispuesto a competir en precio (y superar en prestaciones, añadiría) a los Android de gama media, mucho se rumoréo sobre el “iPhone barato”.

De hecho, hasta Apple, durante la keynote de lanzamiento, hizo bastante énfasis en un precio muy llamativo (99 dólares para el modelo de 16 Gbytes y 199 dólares para el de 32 Gbytes), pero que tenía la particularidad de ir unido a dos años de contrato con una operadora de los Estados Unidos. En ese momento las redes sociales (Twitter principalmente) se llenaron de comentarios sobre el iPhone barato de Apple, aunque en cuestión de minutos todos nos dimos cuenta de que había cierta “trampa” y que la “c” de su nombre no significaba “cheap” (barato en inglés), claramente se refería a la “c” de “colour” o “color”.

La esperanza de un iPhone barato se desvaneció enseguida cuando la web de Apple presentó los precios reales del iPhone 5c sin estar unido a ningún contrato de operadora: 599 euros para el de 16 Gbytes y 699 euros para el de 32 Gbytes.

Apple iPhone 5c, análisis

La primera particularidad del iPhone 5c la encontramos en su caja, que repite el aspecto del packaging del iPod touch y huye del “look” más serio de la caja del iPhone 5 o del iPhone 5s.

Un iPhone con carcasa de plástico… de cinco colores

En su día, cuando analizamos el iPhone 5 (que se presentó el 12 de septiembre de 2012), la sensación general fue que nos encontrábamos ante un móvil con muchos cambios de diseño, principalmente por el aumento de la diagonal de la pantalla de las 3,5 pulgadas del iPhone 4s a las 4 pulgadas del nuevo iPhone 5. Pero también había otras novedades como un grosor menor, el conector Lightning o el chip A6.

Hoy sentimos que el iPhone 5c no aporta nada nuevo al que ya tenga un iPhone 5, por lo menos algo que no se pueda arreglarse con una funda de colores que no supera los 30 euros de precio. Sin embargo, cuando Apple lanza su iPhone 5c no está pensando en los que ya poseen un iPhone 5, a ese público les “tienta” con el iPhone 5s. Los de Cupertino tienen en mente a los usuarios del iPhone 3G, del iPhone 3GS, del iPhone 4 e incluso también a los del 4s, sin olvidar a los que quieren cambiar de tipo de smartphone (dar el salto de Android a iOS, por ejemplo) y a todos los que por primera vez se compran un móvil.

El tiempo confirmará si la estrategia de lanzar dos líneas de iPhone diferentes ha sido un éxito para Apple. Nosotros no contamos con cifras oficiales de venta, por lo que no nos vamos aventurar en hablar de cierto fracaso, ya que sería injusto por nuestra parte.

Apple iPhone 5c, análisis

Los de Apple están en todo y para muestra un botón: han incluido nuevos fondos de pantalla que combinan con el color de la carcasa. Como se puede observar en la imagen, el azul también ha llegado a iOS 7.

Lo que sí nos corresponde es comentar qué nos parece la nueva carcasa del iPhone 5c. En este sentido, hacemos nuestra una frase promocional de Apple en la que afirma que “la calidad del color que queríamos para el iPhone 5c era imposible conseguirla con metal“. Pues tenemos que darles la razón, ya que cuando hablamos de una carcasa de plástico, que nadie piense en un plástico vulgar. Nada de eso.

El tacto que tiene el nuevo iPhone 5c es especial. En cuanto lo agarras con la mano y palpas sus formas redondeadas (otro cambio respecto al iPhone 5), por lo menos a mí me viene a la cabeza la imagen de Jonathan Ive, máximo responsable del diseño en Apple, haciendo pruebas con todo tipo de materiales hasta encontrar el más adecuado. Y es de agradecer este perfeccionismo.

Como confirma Apple, han fabricado el iPhone 5c a partir de un marco de acero que también funciona como antena, lo han unido a la carcasa pieza a pieza y lo han soldado con láser para conseguir una integración perfecta. Tanto es así que, aunque el iPhone 5c va ligado a las nuevas fundas iPhone 5c Case fabricadas en silicona y con un forro interior de microfibra, y por mucho que te hayas comprado una de ellas para combinar con el color de tu nuevo smartphone, seguro que habrá momentos en los que las quitarás para sentir de nuevo el plástico del iPhone 5c (durante los días que hemos estado probando el 5c nosotros lo hemos hecho muchas veces; sólo el miedo a dañar la carcasa o rayarla ha hecho que volviéramos a colocar la funda).

Apple iPhone 5c, análisis

Apple iPhone 5c, análisis

Más marketing que de costumbre

Hablar de Apple y mencionar la palabra marketing no debe extrañar a nadie. Los de Cupertino son unos maestros del marketing… pero no olvidemos que hacen productos de primerísima calidad y saben, la mayoría de las veces, llegar al corazón de los usuarios. Con el iPhone 5c está por demostrar que lleguen a ese corazón de los usuarios, más que nada porque el “tablero de juego” ha cambiado al convivir por primera vez dos líneas nuevas de iPhone (y no hablamos de modelos antiguos).

En el caso del iPhone 5c, y una vez comentado qué nos ha parecido su carcasa, poco más podemos añadir que no dijéramos en su día en el análisis del iPhone 5. Os remitimos a ese análisis para conocer detalles como el comportamiento del procesador A6 o la duración de la batería (bueno, aquí hay una pequeña diferencia, y es que el 5c tiene una batería de 1.507 mAh y el iPhone 5 de 1.440 mAh, pero a efectos prácticos no hemos notado más autonomía).

Apple iPhone 5c, análisis

Te mostramos la combinación elegida por nosotros: azul del iPhone 5c junto con la funda amarilla. Por cierto, dos detalles: el primero es que los agujeros de la funda tapan la palabra “iPhone” de la parte trasera y sólo se lee “hon”; el segundo es que hay una app llamada Flipcase que si cambias la posición de funda para que cubra la pantalla, podrás jugar al “cuatro en raya”.

En cuanto a la cámara, el sensor del iPhone 5c es el mismo que el del iPhone 5 y por lo tanto obtenemos la misma calidad. Además, como ambos modelos cuentan con el micro A6, la velocidad de ráfagas o la grabación de vídeo es igual. Y cuando hablamos de calidad de las imágenes tomadas, lo que ya vimos en su día: buenos resultados a plena luz del día y en estancias bien iluminadas, pero cierto ruido en fotos con poca luz o nocturnas.

Una novedad, que alguna hay, la encontramos con el sensor de la cámara frontal, que ahora es retroiluminado, por lo que las llamadas FaceTime (videoconferencia) y los autorretratos son de mayor calidad.

En fin, como podéis imaginar, Apple va a tener que echar mano de toda su batería de estrategias de marketing para vender el nuevo iPhone 5c y que la gente no tenga la sensación de que es (que lo es) un iPhone 5 pero con carcasas de colores. Comprendo que 100 euros son muchos euros, pero la diferencia entre el iPhone 5s, con muchísimas novedades y mejoras, y el iPhone 5c son precisamente esos 100 euros (suma a los 599 euros del 5c de 16 Gbytes y a los 699 euros del 5c de 32 Gbytes esos 100 euros y tendrás un iPhone 5s con sus respectivas capacidades de almacenamiento).

Apple iPhone 5c, análisis

De abajo a arriba tenemos el iPhone 5s, el iPhone 5c (inconfundible con su color azul) y el iPhone 5.

Conclusiones

Creo que ha quedado claro que el iPhone 5c es igual (salvo por su carcasa de plástico de varios colores y algunos detalles muy insignificantes) idéntico al iPhone 5. En su día concedimos el galardón de “Producto Recomendado” al iPhone 5 porque nos parecía que Apple había incluido novedades importantes respecto al 4s y además era uno de los mejores (si no el mejor para muchas personas) smartphones del momento.

Con el iPhone 5c no nos sucede lo mismo. Es un teléfono muy bueno, con detalles como su carcasa de plástico de colores que no deja indiferente a nadie y que gracias a iOS 7 supera a muchos Android o Windows Phone de la competencia, pero no es ni mucho menos “lo último de lo último”. Ese “tope de gama” lo ha dejado Apple para el iPhone 5s y, sinceramente, la diferencia de 100 euros entre ambos modelos no me parece suficiente para optar por el 5c.

Creo que si Apple bajara, por qué no, otros 100 euros el precio del 5c, se convertiría en un “superventas”. Igual acaba siéndolo, pero en esta ocasión no podemos darle nuestra valoración de “Producto Recomendado”, si bien es un móvil muy bueno.

  • Share This