Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Será 2017 el año más difícil en la historia de Nintendo?

Publicado el
¿Será 2017 el año más difícil en la historia de Nintendo?

De los tres gigantes que se dedican actualmente a la fabricación de consolas de videojuegos, Nintendo es el único que tiene esta misma industria como la parte central de su negocio, porque PlayStation y Xbox no son más que divisiones dentro de Sony y Microsoft respectivamente.

La situación descrita en el párrafo anterior deja a Nintendo en una situación de aparente debilidad ante sus rivales, debilidad que queda acentuada si vemos el fracaso comercial de Wii U. Esto último ha derivado en una decisión que para algunos ha resultado cobarde mientras que para otros ha sido un acierto, el abandono del mercado de las consolas de sobremesa a través de su próxima consola, Switch.

No nos engañemos, Nintendo Switch es una consola portátil que se puede conectar al televisor, algo en sí no muy novedoso pero que pocos han explotado como un atractivo desde el punto de vista comercial. Además de eso, parece que soportará una gran cantidad de accesorios siendo por defecto será una consola portátil de corte clásico, lejos de la innovación y el carácter propio que tiene Nintendo 3DS gracias a al 3D y al uso de la doble pantalla.

nintendo-switch-1

Switch tendrá un reto doble posiblemente difícil de llevar a cabo. Primero tendrá que suceder a Wii U, la consola de sobremesa con menores ventas en la historia de Nintendo. Con el fin de no repetir los errores, la compañía está intentando dar a conocer a Switch a través distintos medios e incluso la ha mostrado en acción en un programa de televisión. La poca inversión en publicidad para Wii U hizo que muchos no supieran tan siquiera qué era aquel producto. Viendo que la mayoría de los compradores de Wii U fueron lo más probable fans cerrados de la marca, la futura consola parece que lo tendrá fácil para convencerlos, sin embargo, estos no son suficientes para sostenerla a nivel comercial.

El segundo reto pinta mucho más difícil, y es suceder a Nintendo 3DS para consolidar la línea única de consola. Switch ofrece una apuesta aparentemente más conservadora y menos innovadora que la actual portátil, a pesar de que su potencia sea mucho mayor. No, no es la potencia lo que está manteniendo viva a 3DS, sino ciertas características de las que Switch va a carecer, como el 3D y la doble pantalla, que a su vez le dan valor añadido frente a los smartphones. Viendo esto, parece que será difícil convencer a los usuarios de 3DS para que se compren una Switch. ¿Habría sido mejor haber lanzado Pokémon Sol y Luna para la próxima consola en vez de la actual?

De salirle bien la jugada, Nintendo no tendría que desarrollar dos entregas de cada una de sus IP para portátil y sobremesa. Al tener una única línea de consola, posiblemente pueda poner dinero para resucitar licencias que llevan muchos años guardadas en el cajón, como Wave Race, F-Zero y Metroid Prime, con especial mención a la última, ya que se trata de un juego AAA de corte adulto del que la compañía se desentendió hace 10 años.

skyrim-en-nintendo-switch

También hay otro mercado que Nintendo no tendría que dejar pasar, el de los usuarios de PlayStation, Xbox y PC. A falta de confirmación oficial, todo parece indicar que Switch se quedará a nivel de potencia por debajo de lo esperado. A pesar de que se ha confirmado el soporte de Unreal Engine, parece que lo tendrá difícil para recibir ciertos juegos AAA de terceros. Seamos honestos, conseguir los gráficos de una Xbox One en una portátil es a día de hoy algo que roza lo imposible, pero no hay dudas de que Nintendo pudo haber apostado por un SoC mejor para así facilitar aún más los ports. ¿Os imagináis jugando a The Witcher 3 en el metro? Todavía habrá que esperar para ver si esto es técnicamente posible, pero la cosa apunta a que de momento no se podrá realizar del todo. En todo caso, de aparecer The Witcher 3 en Switch, podemos estar seguros de que habrá otro downgrade.

Luego tenemos el precio. Las informaciones que están circulando apuntan que Switch podría costar 250 dólares (que en la eurozona se convertirán en 250 euros, como es habitual). Si la consola no se lanza al mercado a un precio competitivo, esta corre un serio riesgo de acabar criando polvo en las estanterías de muchas tiendas, como ya pasó con Wii U. Si se confirman las especificaciones de hardware, todo lo que sea venderla por encima de ese precio podría terminar convirtiéndose en un “suicidio comercial” por parte de Nintendo.

Como vemos, el gigante de Kyoto tiene grandes retos para 2017, año en el que tendrá que afrontar una presunta transición hacia una única línea de consola para así centrar sus esfuerzos en el sector donde se muestra fuerte, el de las portátiles, que domina desde principios de los 90. ¿Conseguirá sus objetivos?

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído