Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

NASA utiliza Unreal Engine para su simulador de Realidad Mixta

Publicado el

NASA siempre ha adoptado tecnologías emergentes incluso aunque éstas hubieran sido desarrolladas para otros propósitos. Lo último es el uso de Unreal Engine, uno de los motores gráficos más usados en videojuegos, para la creación de un simulador de Realidad Mixta.

Para convertirse en un astronauta cualificado de la NASA, los candidatos pasan hasta dos años de entrenamiento en clases intensivas y simulaciones. En el pasado, el entrenamiento de astronautas significaba inmersiones en la piscina gigante conocida como laboratorio de flotabilidad” o en una maqueta de tamaño natural de la lanzadera espacial, orbitador y partes de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Unas instalaciones físicas formidables pero que tienen una capacidad limitada. Un simulador de realidad mixta permite mucho más tiempo de formación para los astronautas con un menor gasto. Un desarrollo de este tipo con base en Unreal Engine ha sido puesto en marcha este mes. Simula diversos elementos de los instrumentos a bordo de la ISS y permite realizar ejercicios de mantenimiento incluyendo una simulación de gravedad a través de una grúa robótica y el software asociado. 

Por supuesto, Unreal Engine (y otros motores como Unity) no solo se utiliza para videojuegos comerciales y cuenta entre los clientes con nombres como BMW , McLaren, Ikea o Lockheed Martin.

No es la primera vez que la agencia espacial utiliza tecnologías comerciales y por ejemplo, sabemos que en su proyecto de creación de robots para exploración espacial bajo el proyecto “Robonautas“, está utilizando el casco de realidad virtual PlayStation VR para recrear un transbordador espacial simulado donde se entrena mediante realidad virtual a un robot espacial en distintas tareas desde una distancia segura.

La NASA también utiliza la tecnología de Microsoft HoloLens para el desarrollo de su próximo Mars rover, una de las piezas clave para la próxima gran misión espacial que preparan con destino a Marte en 2020, y que permitirá probar varios componentes en el propio rover antes de tener que realizar cambios físicos reales sobre el mismo y realizar simulaciones como si estuviera en la superficie de Marte.

Lo más leído