Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Diez grandes juegos que puedes disfrutar con una GPU integrada de Intel

Publicado el

La llegada de los procesadores Core de segunda generación trajo consigo una sorpresa importante más allá de su rendimiento bruto a nivel CPU, ya que la GPU integrada de esos procesadores marcó un avance muy grande frente a las generaciones anteriores e hizo posible jugar a títulos complejos en condiciones relativamente aceptables.

Con cada nueva generación de sus GPUs integradas Intel ha ido mejorando gradualmente el rendimiento y ha hecho que sea posible mover incluso juegos relativamente actuales en unas condiciones bastante buenas, lo que ha permitido a muchos usuarios disfrutar de una amplia variedad de títulos sin tener que recurrir a una solución gráfica dedicada.

Steam sigue confirmando mes a mes que muchos jugadores siguen recurriendo a su GPU integrada para jugar y también sabemos que muchos de nuestros lectores juegan utilizando una solución integrada de Intel, así que hemos querido hacer este artículo especial en el que os vamos a dejar una selección con diez juegos de primer nivel que podréis disfrutar sin problemas con una GPU integrada Intel HD 520.

Antes de empezar con el listado queremos recordaros que dicha GPU se utiliza en procesadores de bajo consumo serie Core 6000, aunque a nivel de especificaciones es casi idéntica a las Intel HD 5500 e Intel HD 615, HD 620 y HD 630.

Toda esa generación de GPUs integradas cuenta con 24 unidades de ejecución, pueden utilizar la memoria del sistema en modo de doble canal para acceder a un bus de 128 bits y mejorar el ancho de banda y soportan sin problemas DirectX 11. El soporte de DirectX 12 está presente a partir de las HD 520.

Con esto queremos decir que con cualquiera de esas soluciones integradas podréis mover los juegos que vamos a listar a continuación sin problemas, y que la diferencia de rendimiento que existe entre ellas es marginal y deriva únicamente de un pequeño aumento en la velocidad de trabajo del núcleo gráfico.

Por otro lado tened en cuenta que el rendimiento final puede variar en función del procesador utilizado aunque en todos los juegos que hemos seleccionado podéis esperar un resultado óptimo incluso con las versiones de bajo consumo (serie U) de Intel, como el Core i5 6200U, siempre que contemos con al menos 8 GB de RAM configurada en doble canal.

Sin más entramos en materia.

1-Portal 2

Es uno de los mejores juegos que Valve se ha sacado de la manga y por suerte no es nada exigente.

A partir de una GPU integrada HD 520 de Intel podemos configurarlo cómodamente en 1080p y utilizar los ajustes en calidad alta sin problemas. La fluidez será total.

2-Batman: Arkham City

Es un juego exigente pero se puede disfrutar sin problemas ajustando la resolución y la calidad gráfica.

Con una HD 520 es posible moverlo a 30 FPS bastante estables utilizando una resolución de 768p (1.366 x 768 píxeles), calidad media y desactivando las mejoras de DirectX 11.

Al ser un juego de acción en tercera persona con una acción bastante sencilla esos 30 FPS son suficientes.

3-Mass Effect 3

Hemos hecho referencia a la tercera entrega por ser la más exigente en términos de potencia gráfica, pero podéis sacar en claro que las tres primeras entregas se pueden jugar de maravilla.

Con una resolución de 768p y calidad media podemos jugar sin problemas con una tasa aproximada de entre 30 y 45 FPS.

Sí, los fotogramas por segundo varían bastante en función de la acción y de los efectos en pantalla, pero la experiencia es buena.

4-GTA V

Es un juego exigente pero está bien optimizado y eso se deja notar, ya que es posible moverlo incluso en configuraciones que podríamos considerar como de gama baja.

La GPU integrada HD 520 y un Core i5 6200U pueden moverlo en resolución 768p y los ajustes de calidad en nivel medio manteniendo entre 25 y 30 FPS.

5-CS:GO

Uno de los juegos más populares del momento y uno de los grandes protagonistas del mundo del deporte electrónico.

Se puede jugar sin problemas con una resolución de 768p y calidades medias. A ese nivel se mantiene casi siempre por encima de los 50 FPS.

6-Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Ha sido la gran despedida de Kojima antes de abandonar Konami por la puerta de atrás. Un juego sobresaliente con un buen acabado técnico, aunque bien optimizado.

Podemos disfrutarlo en 768p con una mezcla de ajustes de calidad gráfica media-baja para mantener medias entre 25 y 30 FPS.

7-Overwatch

Sí, el nuevo título estrella de Blizzard funciona sin problemas en una GPU integrada Intel HD 520, siempre que reduzcamos la resolución y los ajustes gráficos.

Utilizando una configuración de ajustes medios-bajos, desactivando los reflejos dinámicos y situando la resolución en 768p con un escalado del 50% es posible alcanzar medias de unos 40 FPS.

8-Battlefield 3

Este juego de acción bélica en primera persona todavía mantiene un buen apartado gráfico y una jugabilidad excelente.

Ha sido superado por Battlefield 4 y Battlefield 1, pero sus requisitos son más asequibles y gracias a ello es posible moverlo sin problemas en 768p con calidades medias a más de 30 FPS.

9-League of Legends

El juego estrella del mundo del deporte electrónico y uno de los más populares del momento, aunque también uno de los más asequibles a nivel de requisitos.

Con una GPU integrada HD 520, un Core i5 6200U y 8 GB de DDR4 podemos disfrutarlo en 1080p y calidad alta con medias de 40 a 70 FPS, aunque os recomiendo optar por calidad media para evitar esos saltos tan grandes en la tasa de fotogramas por segundo.

10-Wolfenstein: The New Order

La conocida franquicia de id Software volvió a lo grande con esta entrega, que utiliza una versión personalizada del motor gráfico idTech 5.

Podemos disfrutarlo en calidad media-baja con resolución 768p y mantener más de 30 FPS.

Enlaces de interés: Guías MC.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído