Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Wolfenstein II The New Colossus para PC, análisis

Publicado el

Como os prometimos aquí está nuestro análisis de Wolfenstein II The New Colossus para PC, un juego muy esperado con el que los chicos de MachineGames (desarrolladores) se han marcado una auténtica obra de arte.

Nos encontramos en una etapa bastante complicada dentro del sector del videojuego. Muchas publicadoras han apostado directamente por los títulos centrados en el multijugador para sacar partido a los micropagos y maximizar los ingresos, algo que ha terminado por diluir la experiencia del modo para un jugador.

Esto nos ha llevado a un escenario en el que el modo campaña es cada vez menos importante y más casual, y en el caso de los juegos de acción en primera persona se ha traducido en una oleada de títulos con un modo historia cinemático pero lineal, carente de desafíos y sin esa esencia única de clásicos como DOOM, Quake y el Wolfenstein original.

Con este panorama es reconfortante ver que MachineGames y Bethesda se han atrevido a ir contracorriente con Wolfenstein II The New Colossus, y que en ese gesto de valentía se han sacado de la manga el que es en mi opinión el mejor juego de acción en primera persona de 2017.

Como siempre empezamos con las cuestiones técnicas y posteriormente pasaremos a hablar del apartado gráfico y sonoro, de la jugabilidad y de la historia. ¿Estáis listos? Pues allá vamos.

Requisitos, ajustes y equipo de pruebas

Antes de nada vamos a empezar haciendo un repaso a las especificaciones mínimas y recomendadas que deberemos cumplir para poder mover el juego en condiciones. Posteriormente hablaremos del equipo que hemos utilizado para el análisis y del rendimiento general del juego.

Requisitos mínimos:

  • Windows 7 de 64 bits.
  • CPU Intel Core i7 3770 o FX 8350.
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 770 con 4 GB o Radeon R9 290 con 4 GB.
  • 55 GB de espacio libre.

Requisitos recomendados:

  • Windows 7 de 64 bits.
  • CPU Intel Core i7 4770 o FX 9370.
  • 16 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 1060 de 6 GB o Radeon RX 470 de 4 GB.
  • 55 GB de espacio libre.

Los requisitos mínimos están exagerados, pero eso es bueno ya que si los cumplís podréis disfrutar de una buena experiencia en resolución 1080p y calidades altas (GTX 770) o máximas (R9 290). Si estáis por debajo de ellos podréis jugarlo en condiciones aceptables reduciendo los ajustes y la resolución.

Con los requisitos recomendados podréis mover el juego en 1080p y calidad ultra con medias de entre 80 y 100 FPS, lo que os deja un amplio margen para subir la resolución a 1440p. La Radeon R9 290 que aparece en los requisitos mínimos debe ser considerada como opción recomendada.

Aclarado esto pasamos a ver el equipo de pruebas. Hemos configurado el juego en 1080p con todos los ajustes al máximo.

  • Procesador RYZEN 7 1800X con ocho núcleos y dieciséis hilos a 4 GHz.
  • 16 GB de RAM Corsair Vengeance LPX DDR4 a 2.933 MHz en doble canal CL 16-16-17-36.
  • Placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5.
  • Ventilador Noctua NH-U12S.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE 980 TI G1 Gaming con 6 GB de GDDR5 a 7,8 GHz y GPU a 1.478 MHz.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB.
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Todos los controladores actualizados a la última versión disponible.
  • Fuente de alimentación Tacens Valeo V 700W.

Hemos desactivado la sincronización vertical para registrar las variaciones de fotogramas por segundo entre las distintas secciones del juego y en la mayoría de los casos rondábamos entre los 90 y los 130 FPS, aunque dependiendo de la dirección en la que mirásemos en determinadas zonas podíamos superar los 200 FPS y en otras caer un poco por debajo de los 90 FPS.

En cualquier caso lo importante es que la experiencia ha sido totalmente fluida y que no hemos apreciado ningún tipo de problema (ni rastro de tearing  ni de stuttering).

Desde el punto de vista técnico la versión para PC de Wolfenstein II The New Colossus mantiene el excelente nivel que vimos en DOOM 2016, lo que significa que es sobresaliente y que en ese sentido estamos ante uno de los mejores títulos para compatibles.

Apartado técnico; gráficos y sonido

MachineGames ha utilizado el motor gráfico idTech 6 que tan buenos resultados dio en DOOM 2016 y el resultado que han obtenido en Wolfenstein II The New Colossus son espectaculares. La calidad gráfica es soberbia y el salto a nivel técnico que marca esta segunda entrega frente a la primera se deja notar en todos y cada uno de los elementos del juego.

Los personajes tienen un modelado muy bueno, las texturas presentan una definición fantástica, los efectos de luces, sombras y partículas resultan totalmente realistas y el nivel de detalle de los escenarios roza la perfección.

En las imágenes que acompañamos podéis comprobar por vosotros mismos las bondades que ofrece Wolfenstein II The New Colossus en lo que respecta al apartado gráfico, aunque visto en acción resulta todavía más impresionante.

Como os comentamos en artículos anteriores Wolfenstein II The New Colossus utiliza la API Vulkan, algo que también vimos en DOOM 2016 y que permite mayor aprovechamiento de los recursos del equipo. La optimización del juego es muy buena y su nivel de exigencia está muy bien equilibrado teniendo en cuenta lo que ofrece.

Por lo que respecta al apartado sonoro nos encontramos con otra maravilla. La música “cañera” que aparece en los momentos de acción casa a la perfección y hace que la misma sea más intensa, mientras que los efectos de sonido rayan a un gran nivel.

El doblaje al español es bueno. Es cierto que no está al nivel de la versión original, pero sí que está muy por encima de la media y debemos darle el reconocimiento que merece.

Historia y jugabilidad

Wolfenstein II The New Colossus es un juego centrado en el modo de un jugador, una auténtica rareza hoy en día. MachineGames ha seguido el enfoque de la primera entrega y nos presenta un juego de acción en primera persona que mantiene la esencia de los clásicos.

Nuestro personaje no es un superhombre que puede aguantar un “trillón” de balas antes de tener que ponerse a cubierto dos segundos para curarse por arte de magia. No, Blazkowicz tiene una cantidad determinada de salud que puede respaldar con armadura para reducir los daños que sufre, pero si no nos movemos con cabeza podemos acabar muertos en segundos.

La única forma de recuperar salud es consiguiendo botiquines, aunque tenemos un pequeño margen de regeneración entre franjas de vida que nos ayudará a salir de situaciones complicadas.

En cuanto la jugabilidad Wolfenstein II The New Colossus ofrece dosis de acción frenética que podremos acompañar por momentos puntuales de sigilo.

El personaje se controla de maravilla y además tenemos la posibilidad de conseguir mejoras de armas y de habilidades, lo que aporta un punto de originalidad y nos anima no sólo a explorar los escenarios sino a adoptar nuevas estrategias a la hora de jugar.

Pasamos ahora a la historia, uno de los puntos fuertes de Wolfenstein II The New Colossus. El juego continúa el argumento de la primera entrega, así que os recomiendo encarecidamente que juguéis a Wolfenstein The New Order antes de lanzaros a la segunda parte.

Sé que al inicio se hace un resumen que pone en situación al jugador, pero no ofrece todas las claves de la historia y tampoco os permitirá generar esa empatía tan importante para interiorizar mejor todo lo que ocurre en Wolfenstein II The New Colossus.

La campaña de Wolfenstein II The New Colossus es simplemente perfecta; profundiza en los personajes, se desarrolla a buen ritmo, tiene sorpresas y momentos únicos y el final es muy satisfactorio. Especial mención merecen las conversaciones de Blazkowicz consigo mismo.

Notas finales

MachineGames y Bethesda tienen mucho que celebrar, Wolfenstein II The New Colossus no sólo ha superado a la primera entrega en todos los sentidos sino que además ha dado una lección a la industria, demostrando cómo se debe hacer un juego de acción en primera persona.

Tengo claro que Wolfenstein II The New Colossus debe ser considerado junto con DOOM 2016 como la referencia de los juegos de acción en primera persona de nueva generación, ya que en ambos se unen en armonía los últimos avances técnicos con la esencia de los clásicos de los noventa.

Un juego imprescindible que ofrece una experiencia única. La perfección no existe, pero Wolfenstein II The New Colossus queda muy cerca.

Cosas que nos han gustado:

  • Excelente calidad gráfica.
  • Gran historia, narrativa perfecta y personajes carismáticos.
  • Mantiene la esencia de los clásicos del género.
  • El apartado técnico en general es sublime.
  • Buena optimización y rendimiento.
  • Jugabilidad a prueba de bomba.

Cosas que no nos han gustado:

  • Aunque el doblaje no es malo queda por debajo del nivel general del juego.

Notas finales

10Nota

Calidad gráfica10

Sonido y doblaje9

Jugabilidad10

Historia10

Rendimiento10

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído