Análisis de DOOM para PC

Análisis de DOOM para PC
15 de mayo, 2016
Total



9

  • Calidad gráfica
  • Acabado
  • Música y sonido
  • Jugabilidad
  • Calidad-precio

No os voy a mentir, esperaba DOOM para PC como agua de mayo y lo he cogido con muchas ganas. Había intentado controlar esa expectación que todo jugador de DOOM clásico ha sentido tras ver los primeros vídeos con juego real y también aparqué un poco mis exigencias, siendo consciente como ya dije en su momento de que ningún juego de acción en primera persona podrá volver a hacerse sentir lo mismo que el original de id Software.

Creo que todo esto era necesario para poder valorar correctamente el nuevo DOOM para PC, al menos en mi humilde opinión, ya que así estaría lo menos “contaminado” posible y podría tener una visión más clara que me permitiera hacer un análisis lo más completo y justo posible.

¿Lo he conseguido? No soy yo quien debe decirlo, pero espero que sí. También he querido ser lo más exhaustivo posible sin llegar a excesos y evitar spoilers, así que no tocamos nada que pueda arruinaros el juego, de hecho he prescindido de capturas de pantalla avanzadas o que puedan mostrar zonas avanzadas de la historia.

Sin más nos ponemos manos a la obra, como siempre cualquier duda podéis dejarla en los comentarios.

MC (18)

Equipo de pruebas, ajustes y rendimiento

Por defecto el juego arrancó con una configuración de 1080p y ajustes en calidad media. Sin embargo, y dado que el equipo de pruebas cumple con la configuración recomendada, subí los ajustes a ultra manteniendo dicha resolución y el funcionamiento fue soberbio, 60 FPS fijos incluso en escenas de combate intensas.

Antes de profundizar os dejo un resumen del equipo sobre el que lo hemos probado:

  • Intel Core i5 4690K @ 4,1 GHz.
  • 16 GB DDR3 a 2.133 MHz.
  • GTX 970 Windforce 3X de Gigabyte con los últimos controladores.
  • SSD Samsung EVO 850 de 500 GB.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.

Como anticipamos el rendimiento ha sido fantástico, el juego funciona con una fluidez envidiable y está totalmente libre de errores. Desde luego id Software ha hecho un producto de primer nivel, bien terminado, y Bethesda puede estar muy orgullosa de ello.

La ausencia de errores y la fluidez de DOOM para PC ha conseguido impresionarme, algo normal ya que por desgracia otras compañías nos tienen acostumbrados a lanzar títulos a medio terminar, que corren mal incluso en equipos de gama alta, cosa que por suerte no ocurre con este juego.

En cuanto a la calidad gráfica es absolutamente sobresaliente. Texturas muy definidas y cuidadas tanto en personajes como en entornos, efectos gráficos muy trabajados, efectos de luces y sombras muy buenos, con especial mención a la iluminación en tiempo real, y una ambientación tan perfecta que consigue sumergirte de lleno en la acción.

Dicha ambientación es clave durante todo el juego, aunque el momento que más me impactó fue al llegar a la superficie de Marte, con las corrientes de aire levantando polvo a mi alrededor, algo que unido al resto de elementos te hace sentir como si de verdad estuvieras en el planeta rojo.

Soberbio gráficamente, y a nivel sonoro no desmerece en absoluto. La banda sonora es dinámica y se activa en diferentes situaciones, consiguiendo incrementar esa sensación de tensión y acompañando de maravilla a las etapas de acción frenética que enfrentaremos a lo largo del juego.

En resumen, sobresaliente a nivel técnico en general, tanto gráfico como sonoro, y rematado por un apartado sonoro de primer nivel. Si tenéis un SSD no dudéis en utilizarlo, ya que reduce los tiempos de carga a segundos.

MC (17)

Jugabilidad e historia

La historia de DOOM es sencilla pero recuerda a la del original, y también a la de DOOM 3, un experimento sale mal y se abren las puertas del infierno en Marte, haciendo posible una invasión demoníaca.

Nada nuevo bajo ni especialmente llamativo, pero la historia nunca ha sido uno de los puntos fuertes de la franquicia, y no es imprescindible que empiece a serlo. Con todo, id Software ha trabajado razonablemente bien, integrando mucha información en el juego y dándonos muchos detalles interesantes que podemos descubrir y leer según vamos avanzando.

Saltando al desarrollo del juego dije en su momento que quería esa acción frenética del DOOM original y no hay duda, han cumplido, y de sobra, pero encima han conseguido algo que no esperaba y que me ha encantado, unir lo mejor de DOOM 3 con lo mejor del clásico original, juntando mapas amplios con zonas más pequeñas y tipo “pasillo”.

Cuando jugaba me era inevitable tener esa sensación de esta jugando a una especie de cruce de ambos juegos. Puede generar dudas, pero está muy bien planteado y el resultado final es estupendo.

A lo largo del juego vamos recorriendo diferentes localizaciones, como la base marciana de la UAC, la superficie del propio planeta e incluso el infierno, pero lo mejor es que cada zona, o cada mapa, como queráis decirlo, tiene personalidad propia.

Lo mismo ocurre con las armas y los enemigos, cada una tiene un efecto diferente y debemos alternar sabiamente entre ellas, sobre todo en los niveles de dificultad más elevados. Por su parte los enemigos también están perfectamente diferenciados y cada uno supone un desafío diferente, al igual que ocurría en el primer DOOM.

¿Y el control? El juego responde de maravilla y a 60 FPS fijos es una gozada. Hacía mucho que no disfrutaba de nada igual, el marine se mueve con gran rapidez, las armas se controlan y se entienden de maravilla y nos permiten enfrentar los enjambres de enemigos de formas diferentes. También podemos mejorar tanto nuestra armadura como las armas, así que tenemos la opción de adaptarlas en cualquier momento a cada desafío.

MC (3)

Notas finales y conclusiones

Llegados a este punto creo que hay una pregunta que es inevitable hacer, ¿ha sido el nuevo DOOM para PC lo que esperabas? Debo decir que no, no ha sido lo que esperaba, ha sido mucho más. A nivel técnico id Software ha hecho un trabajo rompedor, pero no se ha limitado a crear una cara bonita, sino que ha recuperado el espíritu del original y lo ha aderezado con toques de DOOM 3 y otras novedades que consiguen colocarlo como algo único, a medio camino entre un “renacimiento” del clásico y algo totalmente nuevo, aunque id Software se ha permitido la licencia de introducir algunos huevos de pascua simplemente geniales.

En materia de requisitos el juego es exigente pero se puede disfrutar incluso con todo en medio, pero eso sí, a 60 FPS, no os recomiendo sacrificar rendimiento en aras de una mayor calidad. Si tenéis que elegir entre jugar en medio con alguna cosa en bajo a 60 FPS fijos o en alto con medias de 30 FPS yo lo tendría claro, mejor la primera opción. Lo notaréis muchísimo, sobre todo en las escenas de acción más frenéticas.

No he calculado exactamente el tiempo que he tardado en terminarlo, pero jugando en dificultad “Hacedme Daño” y explorando los niveles al máximo, sin prisa y buscando secretos calculo que habré necesitado aproximadamente unas 15 horas en acabarlo. No está nada mal, y para aquél que se queje de que es poco me permito recordar que el primer episodio del DOOM original tenía 8 niveles (sin contar los secretos), y que la media por nivel era de diez minutos, lo que nos deja menos de hora y media. En total tenía tres episodios, así que haced cuentas.

Termino con una conclusión simple, el nuevo DOOM para PC es un FPS redondo, que rescata con acierto la esencia del clásico y la lleva a un nuevo nivel. Obviamente no es perfecto, nada lo es, pero tanto si te gusta la franquicia como si no es un juego totalmente imprescindible que no deberías perderte, y si puedes jugarlo en compatibles mejor que mejor.

  • Share This