Adiós a Windows 10 S, Microsoft confirma que será un “modo” para otras versiones

Adiós a Windows 10 S, Microsoft confirma que será un “modo” para otras versiones
7 de marzo, 2018

Windows 10 S se convertirá en un “modo” para otras versiones del sistema operativo, abandonando la actual versión que se comercializa como un sistema independiente, según confirma en Twitter el vicepresidente corporativo del Grupo de S.O en Microsoft, Joe Belfiore. El cambio se realizará en 2019.

Windows 10 S durará menos que un caramelo a las puertas de un colegio… El sistema operativo ligero presentado por Microsoft, destinado a sistema educativo y empresas para frenar a los Chromebooks de Google, fue presentado en mayo de 2017 como estrella mediática del evento #MicrosoftEDU, junto al portátil Surface y al resto de equipos que sus socios OEM comercializarían con el sistema.

Presentado con la parafernalia usada habitualmente por las grandes tecnológicas, pronto llegó la “letra pequeña”. Predecible por el enfoque y diseño del propio sistema, se confirmó que esta versión tendría poco recorrido, incluso en sus sectores objetivos por el bloqueo de la instalación de aplicaciones a las certificadas por Microsoft en su tienda oficial, dejando fuera alternativas de terceros en todos los campos de uso. Incluso aunque las hubiera, Windows 10 S no permite cambiar el navegador web ni el buscador por defecto, obligando a usar las aplicaciones de Microsoft, Edge y Bing.

Adiós a Windows 10 S

Adiós a Windows 10 S

Aunque Microsoft destaca su mayor ligereza, seguridad y facilidad de gestión y administración, los compromisos de este Windows 10 S son evidentes a pesar de su adecuación para determinados nichos de mercado.

El problema es que Microsoft está empeñado en enterrar las aplicaciones Win32. Nada menos que ocho millones de aplicaciones que se estima están disponibles (muchas gratuitas) y que son las que los usuarios de Windows conocen y quieren. Por otro lado, la Microsoft Store sigue sin funcionar. Los competidores la ven como una plataforma cerrada que Microsoft utiliza para favorecer sus propias apps y servicios,  y el grueso de desarrolladores no muestran ningún entusiasmo por trabajar para ella.

El resultado es el adiós a Windows 10 S como hasta ahora lo conocíamos, como sistema independiente. Será transformado en un “modo” dentro de otros sistemas operativos como Windows 10 Home, aunque se desconoce cómo funcionará y si Microsoft impondrá su habilitación por defecto en algunos equipos nuevos. Algunos de marca propia tan interesantes como el portátil Surface, que preinstalan el sistema, ofrecen la actualización gratuita al Windows 10 estándar.

Otro punto importante a tener en cuenta del anuncio de Belfiore es que Windows 10 S también se utiliza en Windows 10 sobre ARM, una plataforma que acaba de arrancar y que genera muchas dudas. Y para acabar tenemos al rumoreado Polaris, otra versión en desarrollo para decir adiós definitivamente a las aplicaciones Win32. Microsoft juega con fuego, pero no parece quemarle ante el dominio masivo que tiene en el escritorio informático.

¿Un fiasco este Windows 10 S? Tú juzgas. Puedes probarlo en cualquier PC siguiendo la guía que le dedicamos.

  • Share This