Web Analytics
Conecta con nosotros
Kaspersky Kaspersky

Guías

Analizamos Kaspersky Free Antivirus ¡Adiós a Windows Defender!

Publicado el

Kaspersky Free Antivirus es una solución de seguridad para Windows del proveedor ruso. Está basada en la suite comercial Kaspersky Internet Security de la que incluye su motor principal y módulos básicos. Es totalmente gratuita y más que suficiente para la protección de la mayoría de PCs del mercado de consumo.

Los antecedentes de este Kaspersky Free Antivirus son conocidos. El pasado verano, Kaspersky acusó a Microsoft de juego sucio” e interpuso una demanda antimonopolio ante la Comisión Europea y la Oficina de Competencia alemana, por supuesto abuso de posición dominante para impulsar su propia solución de seguridad, Windows Defender, la solución de seguridad nativa que Microsoft integra en sus sistemas operativos, que ha sido mejorada en las últimas versiones de Windows 10 y que para la próxima actualización de otoño llevará por nombre Windows Security.

Las aguas legales volvieron a su cauce en los meses siguientes, pero Kaspersky no se olvidó de la competencia de Microsoft (sigue opinando que desleal) y contraatacó con lo que mejor sabe hacer, una solución de seguridad gratuita. Al igual que Microsoft califica Windows Defender como “primera línea de defensa” con, Kaspersky posiciona esta solución como “lo esencial” que debe tener este tipo de software para “mejorar la seguridad en Internet”. Importante teniendo en en cuenta que hablamos de una de las compañías de ciberseguridad más reputadas del planeta y que sus soluciones suelen encabezar las pruebas con puntuaciones máximas.

Desde que te lo presentamos el pasado julio lo hemos estado usando eventualmente y el último mes lo hemos probado más a fondo en un PC con sistema operativo Windows 10. Las conclusiones han sido las esperadas, Kaspersky Free Antivirus es una gran alternativa a Windows Defender y también al uso de soluciones comerciales en el mercado de consumo. Lo revisamos.

Descarga e instalación Kaspersky Free Antivirus

La descarga e instalación no puede ser más sencilla con el siguiente paso a paso:

  • Accedemos a la página web de Kaspersky, descargamos el pequeño ejecutable (actualmente el “kfa18.0.0.405abes_13259.exe”) y lo ejecutamos. La instalación necesita una conexión a Internet. Kaspersky Free Antivirus
  • Selecciona si deseas participar en Kaspersky Security Network, una red de seguridad que conecta a todos los usuarios que utilizan el software y facilita la identificación de nuevo malware y la respuesta frente a ello. Kaspersky recoge información de toda la red pero no datos identificables de los usuarios. Recomendamos activarlo.
  • El proceso de instalación descargará los archivos necesarios (unos 160 Mbytes).
  • En el proceso, se añadirá una extensión para el navegador que estemos usando, en este caso Chrome. Gestiónalo para añadirla, deshabilitarla o eliminarla.
  • Opcionalmente, puedes registrarte en el portal My Kaspersky. No es necesario para el funcionamiento del software. 
  • La instalación se completará en unos minutos y verás el icono de Kaspersky activado en la barra de tareas. Puedes reiniciar el equipo aunque tampoco es necesario.

Configuración

La interfaz de usuario es limpia, clara y de sencilla configuración, similar al software comercial que ofrece la compañía y en la que se basa, en concreto con Kaspersky Internet Security.

La diferencia es los módulos que permite activar y que realmente son los más necesarios, protección contra virus, spyware, phishing y sitios web peligrosos. En la pantalla de inicio podrás ver el tiempo de licencia de un año y extendido gratuitamente cuando termine el periodo.

Como con cualquier solución de seguridad, ejecutamos la actualización de la base de datos para asegurarnos que el programa está usando la última versión tanto del software como de la firma de virus. Podemos gestionar este tipo de actualizaciones, ejecutarlas manualmente o automáticamente, diario o semanal.

La interfaz principal incluye la sección de estado de protección. Si detecta malware el marco se pondrá rojo y el usuario recibirá los avisos correspondientes o las recomendaciones de configuración. Un acceso directo al análisis del sistema que se recomienda realizar nada vez instalar el sistema completa esta interfaz principal junto al grupo de herramientas adicionales que ofrece protección en la nube, teclado en pantalla y los archivos guardados en la cuarentena.

Otro elemento a gestionar es el de la configuración, con gestiones generales, de la protección, el rendimiento y los análisis. El más importante es el de protección, donde podemos activar el típico antivirus de archivos, el de Internet, el destinado a chat y el de correo electrónico.

El último elemento de la interfaz es el de soporte. La mayoría de las acciones y configuraciones en el software están bien explicadas en el contexto. Si necesitas ayuda o soporte más complejo, puedes conectarte en línea y buscar en documentación o foros. Obviamente, una de las diferencias de esta versión radica en el soporte y los usuarios de Kaspersky Free Antivirus no tienen acceso al soporte técnico por teléfono o por medio del formulario de consulta en el sitio web del que disponen los clientes de las versiones comerciales de pago.

Destacar el Secure Connection, una de las herramientas adicionales que incluye y que llegan como no del Kaspersky Internet Security. Es una solución VPN ofrecida en asociación con Hotspot Shield y que permite protegerse de las inseguras redes inalámbricas no confiables, como las que se encuentran en sitios públicos. La versión gratuita está limitada a un máximo de 200 MB de tráfico de Internet por día. Es poco, pero es gratis y puede venir bien para los casos citados. Funciona de manera independiente y puedes deshabilitarlo o desinstalarlo.

En cuanto al complemento instalado en el navegador (Chrome para las pruebas), es la Kaspersky Protection que puedes instalar de manera independiente desde la Chrome Web Store. Incluye funciones de pago seguro; navegación privada que informa cuando los sitios web intentan recopilar datos y permite bloquear la recopilación; un teclado en pantalla para evitar que el malware intercepte los datos que se introducen en formularios de sitios web; un antibanner; el bloqueo de contenido peligroso y un URL Advisor que marca los resultados de búsqueda con indicadores de colores según el nivel de seguridad del enlace. Funciona muy bien aunque su uso es opcional y complementario al del antivirus.

Conclusiones de uso, protección y rendimiento

Kaspersky Free Antivirus tiene uno de los mejores motores antivirus del mundo. Es el mismo que usa Kaspersky Internet Security, una solución que viene alcanzando puntuaciones máximas en todo tipo de test, especialmente en el apartado de protección.

Con esta garantía, su sobresaliente comportamiento no nos ha sorprendido. Hemos visitado varios sitios web maliciosos y el programa escaneando el tráfico de Internet y filtra el contenido, protegiéndolo independientemente del navegador web que utilices.

También conectamos un pendrive cargado de virus al PC. El programa detectó la memoria, lo escaneó y lo limpió sin mayores complicaciones. Ya decimos que el motor es lo mejor de este Kaspersky Free Antivirus. Lo mismo podemos decir de sus resultados en el mismo PC. Lo desactivamos para cargar malware, lo activamos y su comportamiento fue sobresaliente en escaneo y desinfección.

Otro aspecto destacado fue el de la rapidez de ejecución del motor en los análisis y también los bajos recursos que ocupa del sistema, con influencia mínima en el tiempo de arranque o apertura y ejecución de aplicaciones. Tampoco hemos notado pérdidas de velocidad de acceso a Internet y en las transferencias de red.

Concluyendo. Hay otras soluciones gratuitas de proveedores terceros y siempre puedes usar como primera línea de defensa el Windows Defender que se ofrece de manera nativa en Windows 10, pero será difícil que encuentres algo mejor que este Kaspersky Free Antivirus si no quieres/necesitas pagar por software de seguridad comercial.

Sobre las pruebas

Atendemos algunos comentarios de usuarios sobre el detalle de las pruebas realizadas, aunque tenemos que aclarar que no era el objetivo del artículo sino valorar la experiencia de usuario.

  • Las pruebas se han realizado sobre Windows 10 Pro ‘Fall Creators Update’, versión 1709 – actualizado a la última compilación 16299.431
  • El equipo es un PC de sobremesa con procesador Core i7-6700K, 16 GB de RAM, gráfica RX 480 y SSD SATA en RAID.
  • El malware se ha descargado de varias fuentes como Exploit Database y se ha testeado con archivos de prueba EICAR y WICAR.
  • La diferencia en el tiempo de arranque con y sin el antivirus instalado ha sido despreciable, medida con BootRacer.
  • Para comprobar si el antivirus afecta el rendimiento en velocidades de Internet o red se ha medido la misma con Speedtest.net con y sin el antivirus instalado, sin mostrar pérdidas. El cortafuegos de Windows 10 estaba habilitado.
  • El uso de la memoria RAM para ejecutar los procesos en segundo plano varía de 28 a 45 Mbytes. En un escaneo completo del equipo ocupa hasta 460 Mbytes de memoria y hasta el 40% de media de la CPU. En ambos casos medido con el administrador de tareas del sistema.
  • El programa ha tardado una media de 10 minutos en analizar una partición del sistema de 200 Gbytes con la mitad de espacio ocupado.
  • Un análisis rápido de un pendrive USB de 2 GB tarda 15 segundos con este equipo.
  • La tasa de detección fue del 100%. Pruebas masivas como la de AV-TEST asignan a este motor una tasa de detección entre el 99,5 y el 100%.
  • Todas las pruebas se han realizado con Windows Defender deshabilitado, si bien, la solución de seguridad nativa de Windows 10 puede trabajar junto a otras soluciones de terceros.

Notas finales

9Nota

Protección10

Uso de recursos9

Interfaz y uso9

Precio10

Valor10

Top 5 Cupones

Lo más leído