Cuello de botella en un PC: tipos, cómo identificarlos y cómo resolverlos

Cuello de botella en un PC: tipos, cómo identificarlos y cómo resolverlos
13 de mayo, 2018

Cuando hablamos de cuello de botella en PC lo más habitual es pensar en el procesador, pero lo cierto es que existen otros tipos que pueden tener consecuencias muy graves en el rendimiento general del sistema y debemos tener muy en cuenta para contar con una visión más completa de la importancia que tiene el equilibrio de componentes a la hora de montar un equipo.

En este artículo vamos a repasar los tipos de cuello de botella más importantes y más habituales que podemos encontrarnos en un PC. Os indicaremos qué síntomas y consecuencias suelen tener para que podáis identificarlos fácilmente y os daremos una serie de soluciones. Siempre que sea posible indicaremos la opción de resolver o al menos mitigar cada cuello de botella sin necesidad de gastar dinero.

Como siempre esperamos que este artículo os guste y sobre todo que os sea útil. Si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios y os ayudaremos a resolverla. Sin más preámbulos empezamos.

Cuello de botella: nociones generales

Decir que un PC tiene un cuello de botella indica que dicho equipo tiene al menos un componente que no está a la altura de los otros, y que por tanto lastra en todo o en parte el rendimiento general del sistema.

Dado que en un ordenador la comunicación y el trabajo conjunto de diferentes componentes es básico podemos entender sin problemas el concepto, aunque por desgracia es algo que vendedores y fabricantes no han terminado de aceptar y hoy por hoy todavía es normal encontrar configuraciones desequilibradas que se maquillan con estrategias de márketing a modo de gancho para atraer al consumidor.

Hablamos de casos como el clásico “tiene 16 GB de RAM y una gráfica dedicada”, afirmaciones en las que prima la cantidad sobre la necesidad y el equilibrio real y que en muchas ocasiones acaba llevando al usuario a comprar un PC descompensado con unas especificaciones que no necesita.

Evitar del todo el cuello de botella es imposible ya que siempre nos encontraremos con alguna descompensación entre componentes, pero lo importante es hacer que ésta sea tan mínima que no lleguemos a notarla o que su impacto acabe siendo residual.

Cuello de botella en el procesador

Es uno de los tipos más habituales y sobre el que más hemos hablado en artículos anteriores. Se produce cuando el procesador es incapaz de ofrecer el rendimiento suficiente para mantener a otros componentes trabajando al 90-100%. El caso más frecuente es aquél en el que la CPU limita el rendimiento de la tarjeta gráfica.

¿Qué síntomas presenta? Cuando se produce este tipo de cuello de botella lo más habitual es experimentar pérdidas de rendimiento que pueden ir desde tirones hasta bloqueos o parones temporales.

En juegos se puede manifestar de tres formas:

  • Tiempos de carga elevados.
  • Mínimos de fotogramas por segundo muy bajos.
  • Rendimiento inestable.

¿Cómo puedo resolverlo? La manera más efectiva es cambiar el procesador a uno más potente, aunque también podemos mejorar la situación haciendo overclock si nuestra CPU lo permite.

Cuello de botella en la memoria RAM

Es importante tener en cuenta que en este caso no hablamos de escenarios en los que no podemos ejecutar aplicaciones o juegos por no llegar al mínimo de RAM, sino de aquellos casos en los que éstos funcionan porque cumplimos con ese mínimo pero no logramos una experiencia óptima.

¿Qué síntomas presenta? Los más habituales son un rendimiento inconsistente en general y los tirones y parones bruscos en juegos.

Esto ocurre porque nuestro equipo no cuenta con la suficiente cantidad de memoria para almacenar todos los datos que requiere una aplicación o juego para que ésta funcione de forma óptima, y por tanto tiene que estar vaciando y cargando nuevos datos cada cierto tiempo. Esto supone una mayor carga de trabajo para otros componentes como el procesador, que tienen que repetir ciclos concretos.

¿Cómo puedo resolverlo? Si no quieres gastar dinero hacer un arranque limpio del sistema puede ayudarte a liberar memoria RAM y a mejorar el rendimiento en general, aunque la solución definitiva es una ampliación.

Te recordamos que para juegos el mínimo para disfrutar actualmente de una buena experiencia son 8 GB de RAM, aunque algunos títulos ya consumen entre 10 GB y 12 GB.

Cuello de botella en el disco duro

Sí, puede existir un cuello de botella en el disco duro. De este componente depende en buena parte el rendimiento general del sistema, lo que significa que una unidad lenta hará que tanto el sistema operativo como los juegos se vean afectados de forma negativa.

Un disco duro de alto rendimiento o un SSD no hará que tengas muchos más FPS es un juego, pero sí hará que sistema operativo y aplicaciones funcionen con mayor agilidad y reducirá los tiempos de carga.

¿Qué síntomas presenta? Tiempos de encendido y apagado del sistema muy altos, tiempos de carga demasiado lentos y problemas en la carga de texturas en juegos son algunos de los más claros.

¿Cómo puedo resolverlo? Lo mejor es hacer un cambio de unidad y optar por un SSD, aunque las desfragmentaciones pueden ayudarnos a mejorar un poco la situación en unidades HDD.

Cuello de botella en la tarjeta gráfica

Es una situación que se produce con mucha frecuencia en equipos preconfigurados que se venden en grandes superficies y en tiendas especializadas. Lo entenderemos mejor con un ejemplo: imagina un PC para juegos con un procesador Core i5 8600 que viene con una gráfica GeForce GT 1030, la descompensación entre ambos componentes es clara, ya que el primero es una CPU de gama media y la segunda una GPU de gama baja.

Con esa configuración tendremos una tarjeta gráfica incapaz de ofrecer el rendimiento que necesitamos para jugar de forma óptima en resoluciones 1080p y superiores, y no estaremos aprovechando adecuadamente el resto de componentes del equipo.

¿Qué síntomas presenta? Un rendimiento insuficiente en juegos incluso en calidades bajas es la señal más clara de que tenemos una tarjeta gráfica que no cubre con nuestras necesidades.

¿Cómo puedo resolverlo? Hacer overclock a la tarjeta gráfica (GPU y memoria) puede ayudar a mejorar un poco la situación, pero en casos extremos como el ejemplo que hemos puesto la única solución real es actualizar la tarjeta gráfica.

Enlaces de interés: Guías MC.

  • Share This
    • metalking

      muy buen articulo y mas el hecho de saber reconocer algunos fallos que nos indican donde va el problema

    • Isidro Ros

      Gracias Metal 🙂

      Saludos.

    • SAYO

      La falta de RAM se nota mucho en trabajo de oficina, cuando tienes muchas aplicaciones abiertas al mismo tiempo y para pasar de una a otra tarda un montón.

    • tec-ray

      Hay un comentario que quiero aprovechar de hacer, y es con respecto a la relación GPU/CPU y los cuellos de botella, y como se aplica a la hora de analizar piezas o juegos. Se suele decir que al probar un juego, se debe hacer en bajas resoluciones para probar si el CPU rinde lo suficiente, y en alta resolución si quieres probal la potencia del GPU. Esto lleva a que se haya vuelto costumbre mencionar que así se elimina la posibilidad de que al porbar el CPU asi (o el GPU) se evita que la otra pieza le haga “cuello de botella”, y esto, en realidad, no es del todo correcto. Veamos.

      Para empezar, todos los datos de un juego (como todos los datos de una computadora en general) pasan primero por la CPU. Repito: TODOS. Sin embargo, en dependencia de la programación del juego, este puede usar datos que requieran para ser procesados practicamente solo del CPU, como suele ser por ejemplo, lo relativo a la IA del juego. Otros datos, como las texturas, son procesados sobre todo por el GPU, pero luego de que el CPU le “sirve” o entrega los datos a aquel. Tomando esto en cuenta, ¿qué se logra al bajar la resolución? Básicamente, dado que el GPU trabajará con datos “light” por llamarlos de alguna manera (la data que procesará, por trabajar en una menor resolución, no será o debería ser tan pesada, o dicho de otra manera, andará más relajada), podemos asumir, considerando que la GPU es perfectamente capaz de ejecutar el juego probado, que cualquier bajón o cuello de botella es provocado por que el CPU no tiene la capacidad para procesar los datos que les corresponden y/o los que debe servir a la GPU.

      Ahora bien, si en este escenario, la CPU se “ahoga” incluso con baja resolución, no será menos cierto con mayores resoluciones, de hecho, será peor. Entonces, ¿por qué se prueba la GPU a altas resoluciones? Como hemos visto, probarla a bajas resoluciones hará que ande relajada, por lo que no se verá todo su potencial. Así, una vez asumido hasta donde puede llegar la CPU que conforma el equipo, y sabiendo que efectos provoca su falta de potencia, si la hay, cualquier otro efecto se puede atribuir, en teoría, a la GPU; e insisto en que esto es en teoría, ya que a mayores resoluciones tambien podrían afectar otros elementos como velocidad y cantidad de la RAM, y velocidad del almacenamiento (SSD o HDD), sobre todo en la carga de texturas dedicadas, como las texturas HD, 2K o 4K, así como la misma carga extra de información que tendrá la CPU en estas circunstancias.

      Por todo lo anterior, las pruebas de GPU en reviews se suelen hacer con CPUs que se sepa que no se van a atragantar con el flujo de datos necesarios. Si eso lo sabemos tu que lees esto y yo que lo escribo, entonces, ¿por qué este tocho de texto? Porque ya estoy un tanto cansado de leer y escuchar aquello de “las CPU se prueban a baja resolución y las GPU a alta para saber donde está el cuello de botella” sin saber todo lo que realmente implica; de hecho, la mayoría de las veces que lo he leído nunca falta quien haga un cometario del tipo “es que a altas resoluciones el CPU no hace cuello de botella”, para sugerirle a alguien que haga algunas pruebas en según que circunstancias, lo cual es totalmente falso: si lo hace en baja más aún en alta. Y dependerá del tipo de datos de los cuales haga uso el juego: algunos tirarán más de la CPU que de la GPU o viceversa, según sea el caso. En otras palabras, y ya para finalizar, es mucho más complejo que lo que se suele comentar.

      Saludos.

    • MaximoGeek

      Hoy en día el verdadero cuello de botella en todos los sistemas es el disco duro, los mecánicos ya no están a la altura de los demás componentes de una PC, un SSD SATA puede ayudar pero una verdadera mejora viene de la mano de almacenamiento basado en M2 o PCI Express que ofrecen velocidades de transferencia mucho mayores a los máximos esperados de los SSD SATA de 540 Mbps, así que no hay dónde perderse.

    • Adrián Ramón Plá

      Sí es cierto que el disco mecánico atrasa, pero mas atrasa la productividad los altos precios de los ssd y M2… todo depende el uso que se va a dar… si se va a trabajar con archivos enormes ovbiamente un buen ssd y/o M2 hace la diferencia… pero para ofimática y navegación web no hace falta gastar tanto, y la gente común es de almacenar varios archivos sobre todo videos bajados de un smartphone, películas, etc… y un gamer, depende, si es exigente está bien un ssd para el SO, y un mecánico para los juegos con cargas más rápidas o no tan pesados…

    • Adrián Ramón Plá

      La RAM siempre fue el componente que tarde o temprano tener mas ayuda a la productividad, mas ahora que ya está asentado los 64bits… ahora se sumó el ssd como componente que hace mucha diferencia también…

    • Víctor Martín

      la clave del articulo está en que nunca vas a poder eliminar del todo un cuello de botella, por que en el mejor de los casos, que tengas el ordenador más equilibrado del mundo, acabará existiendo por una sencilla razon.
      Hay cosas que consumen mucha gpu y poco procesador, con lo cual para que no haya cuello de botella tendras que poner una grafica mejor que el procesador, pero despues quieres hacer algo para lo cual se necesite mas cpu que gpu, y entonces te hará cuello de botella por el otro lado XD

    • Gregorio Ros

      SSD para todo, ofimática, juegos, casa,… cuando usas un PC con uno de ellos ya no hay punto de retorno. En el trabajo, por ejemplo, fue ponerlo en un equipo y al poco estar en todos. La cuestión discutible es si todo en SSD o el combo SSD+HDD, aquí cada caso es un mundo.
      Saludos.