Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Análisis: Agony (PC)

Publicado el
Análisis: Agony (PC) 35

Agony, el tan esperado juego de supervivencia y horror de Madmind Studio ha conseguido ofrecernos lo que prometía: agonía. Desgraciadamente, no ha sido en el mejor de los sentidos. Y es que el juego, aunque muy prometedor, se ha quedado en un mero suspiro de lo que se nos había presentado hasta el momento.

Este juego de terror nos presenta una ambientación y un diseño de estética sombría, con toques eróticos y sangrientos, mezclada en una visión propia del Infierno inspirada en la obra clásica de Dante. Encarnando a un alma recién encerrada en este paraje apocalíptico, avanzaremos para tratar de recuperar los recuerdos de nuestro pasado y escapar.

Para ello deberemos llegar hasta la Reina Roja, quien gobierna sobre las almas atormentadas y los demonios y criaturas atroces que habitan en este mundo, y que parece ser la única con la capacidad de ayudarnos. Sin embargo, pronto descubriremos que no somos un atormentado normal, ya que contaremos con un poder especial que nos permitirá transportar nuestra alama y renacer en otros condenados, pudiendo así evitar una «muerte» prematura (teniendo en cuenta que ya estamos muertos), e incluso llegar a transportarnos y controlar a algunos de los demonios más débiles.

Desarrollo y jugabilidad

Pese a estar basado en un mapa muy de «ruta única» en muchos momentos, moverse no resulta precisamente muy intuitivo. Detalles como amplios escenarios y laberintos, junto con la baja iluminación, hacen que nos podamos perder con facilidad. Tanto es así, que los desarrolladores implementaron una guía de dirección, que nos muestra durante unos segundos la ruta para continuar la historia al activarla. Pero tratando de no hacer el juego excesivamente sencillo, también añadieron una limitación de uso, ligando esta guía a unos consumibles (limitados) que podemos encontrar explorando el mapa.

En cuanto al apartado de la jugabilidad, Agony nos irá presentando algunos retos y puzzles que deberemos completar para poder continuar nuestro camino. Mediante la exploración a través del mapa, deberemos buscar y recolectar ciertos objetos, normalmente órganos o partes de cuerpos, que usaremos para activar altares y ofrendas. En otras ocasiones, el reto consistirá en explorar, buscar y memorizar (tranquilos, que el juego lo memorizará automáticamente) símbolos de sangre que deberemos pintar en las piedras del sacrificio, utilizando nuestra propia sangre, y que nos abrirán el paso a nuevas zonas.

Agony Aerea

 

Los controles de Agony son bastante sencillos y fáciles de aprender: moveremos al personaje con la típica cruceta WASD, y controlaremos la visión con el ratón; podremos recoger y arrojar objetos (antorchas principalmente); y contaremos con la opción de andar agachados en sigilo o aguantar la respiración para tratar de evitar ser detectado por los demonios. Algo que no se mantiene al pasar al modo alma, ya que el movimiento con esta está muy limitado, ya sea chocando contra techos invisibles, o atascándose con el entorno mientras buscamos un nuevo anfitrión. A esto se le tiene que sumar un cambio de colores al entrar en este modo, que si ya se nos hacía cuesta arriba distinguir algunos elementos antes, nos ofrecerá alguna traba más.

Otra complicación que surge con este sistema de posesiones, es que algunas veces los «huéspedes» se resistirán y nos rechazarán, y otras veces serán poseídos con una demasiada facilidad. Lo más intrigante es que esto no parece seguir ningún patrón, ni se nos ofrece ninguna pista o indicaciones en ningún momento a lo largo de todo el juego.

Además, también hemos podido ver algunos fallos en el juego respecto al comportamiento irregular de la IA en los enemigos, haciendo que a veces nos detecten sin un motivo aparente, incuso desde grandes distancia; y que en otras ocasiones pasen junto a nosotros ignorándonos por completo. Algo que puede llegar a ser bastante frustrante, no en el sentido que el juego está buscando, y sobre todo haciendo que perdamos esa sensación de estar jugando a un survival horror.

Modo adicional: Agony

Además del modo historia, el juego cuenta también con un modo adicional en el que podremos jugar en distintos niveles que se generarán de forma totalmente aleatoria en cada partida, enfrentándonos a diversos retos como completar la escapada contra reloj, reunir varios objetos sin ser descubiertos, o simplemente ver cuánto tiempo somos capaces de sobrevivir, sin la posibilidad de reencarnarnos en otro cuerpo.

Como añadido «online», aunque no cuenta con un multijugador, este modo nos ofrecerá una puntuación final tras cada partida, pudiendo ver las puntuaciones y clasificación de otros jugadores a escala mundial.

Gráficos y terror que parecen anticuados

Pese a las imágenes y gameplays mostrados con anterioridad, y siendo un título desarrollado bajo el potente motor gráfico Unreal Engine 4, una vez estás jugando los gráficos resultan muy pobres, incluso funcionando a máxima resolución, provocando que el factor de horror y el gore queden totalmente eclipsados y no se sientan como tal. Y es que el juego no da miedo, apenas llegando siquiera a generar momentos de tensión para el jugador, y mucho menos considerando que se trata de un título expresamente de terror y horror, y tras el éxito innegable de otros juegos como Outlast.

Agony Derp HD

Es cierto que reciente la empresa anuncio que el contenido del juego había tenido que ser censurado para conseguir las aprobaciones de la regulación, y que el parche anti-censura que habían prometido para esta versión de PC quedaba cancelado, notándose en muchos momentos al verse los cuerpos ensangrentados tapados por sábanas. Aun así, con todavía queda bastante contenido como para poder mantenerse en su género, por mucho que nos encontremos cuerpos desmembrados y sangre en las estancias, el poco realismo y la aleatoriedad de su disposición solo sirven para restarle al juego.

En cuanto a los desnudos y la temática erótica, entiendo que se haya querido incluir debido a la relación de la lujuria con el infierno, pero de nuevo, parece una mala forma de llevarlo al juego. Más allá de la Reina Roja, muy feminizada y erótica, el resto de elementos que nos podemos encontrar son: genitales masculinos en desmembramientos por el suelo y en algunos de los mártires, y pechos de mujer en las súcubos y demonios antropomorfos. Se hecha en falta una mayor justificación de su uso.

Lo mejor de Agony es sin duda el sonido, el único factor que realmente produce la sensación «desagradable» buscada por el juego. Escuchándose constantemente pequeños sonidos desagradables al andar, como la viscosidad del suelo, el eco de los gritos agónicos en la lejanía, así como otros efectos de sonido como el crepitar del fuego, los latidos del corazón en momentos de tensión, o pequeños detalles como el sonido al golpear las paredes de piedra y otros materiales.

Agony Súcubo HD

A continuación os dejamos la configuración mínima requerida para poder jugar a Agony:

  • SO: Windows 7 / 8 / 10 (requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits)
  • Procesador: Intel Core i3 3.2 GHz, AMD Phenom II X4 955 – 4 Core, 3.2 GHz
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • Gráficos: Radeon R9 280 o Nvidia GeForce GTX 660
  • DirectX: Versión 11
  • Tarjeta de sonido: DirectX compatible
  • Almacenamiento: 17 GB de espacio disponible

Y la configuración que recomiendan los desarrolladores:

  • SO: Windows 7 / 8 /10 (requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits)
  • Procesador: Intel Core i5-8400, AMD Ryzen 5 1600
  • Memoria: 16 GB de RAM
  • Gráfica: Radeon RX 580 o Nvidia GeForce GTX 1060 6GB (o superiores)
  • DirectX: Versión 11
  • Tarjeta de sonido: compatibilidad con DirectX
  • Almacenamiento: 17 GB de espacio disponible

Le falta un buen pulido

Con problemas desde antes de comenzar a jugar, Agony ha llegado junto con un parche “Day One” que prometía corregir varios errores para su correcto funcionamiento, algo bastante común en muchos juegos y nada recriminable. Sin embargo, y pese a esto, han sido bastantes fallos los que hemos podido presenciar, haciéndonos inviable jugar en algunos casos.

Tanto cargando el juego con la resolución al mínimo, como haciéndolo a máxima resolución y gráficos ultra, las cinemáticas sufren pequeños cortes (sólo de vídeo, el audio funciona bien). También he sufrido de varios “cuelgues” del juego: uno de ellos simplemente moviéndonos a través del menú, otro durante el juego (la pantalla se quedó completamente negra, manteniendo el audio y sin responder a ninguna acción), e incluso al tratar de cerrar el juego, provocando que este se colgase e impidiendo ser cerrado, forzándome a reiniciar el ordenador.

Agony Escenario Negro

Otros pequeños fallos como la no posibilidad de ajustar la gama una vez empezada la partida, me ha hecho tener que rejugar el tutorial de los primeros minutos varias veces hasta poder atinar con una claridad suficiente para poder jugar. Y es que aunque parezca una tontería, el más mínimo desajuste hacia oscuros o claros provoca que, respectivamente, no seamos capaces de distinguir ningún elemento del escenario cuando haya poca o ninguna luz (algo que se repite constantemente), o que juguemos con una bastante pesada neblina blanca.

Conclusiones

Agony actualmente se ha quedado en lo que podría haber sido un gran juego de terror. Con una idea bastante buena, y una estética que sin duda prometía mucho, los gráficos finales han resultado una decepción. Más allá de las posibles censuras, el juego se nota muy pobre a la hora de presentarnos escenas de horror, ofreciendo también muy poca inmersión a la hora de un ambiente terrorífico.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que se trata de un juego creado por un estudio pequeño de tan sólo 9 personas, y que logró toda su financiación mediante una campaña de Kickstarter. Unos objetivos, quizás demasiado ambiciosos, son los que han hecho que Agony acabe lleno de errores técnicos que acaban echando a perder todo este trabajo tras de si. Personalmente, me parece un juego algo fuera de su momento, pudiendo haber sido fácilmente un super ventas si se hubiese lanzado algunos años atrás, o si hubiese conseguido un mayor respaldo en su desarrollo.

El juego ya se encuentra disponible para comprar y descargar para PC a través de Steam, siendo obligatoria la posesión de una cuenta de Steam para ser jugado (e instalado). Si eres poseedor de una de las copias físicas del juego para PC, y aun pese a incluir el juego dos CD’s en su caja, debes saber que Agony requiere de conexión a internet y Steam para poder ser instalado. Disponible también en PS4 y Xbox One, Agony llega bajo el precio de 29,99€ para PC (actualmente en oferta), y un precio de 39,99€ para ambas consolas.

Notas finales

6Nota

Historia6

Gráficos5

Ambientación y sonido8

Terror/Horror5

Calidad/Precio5

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído