Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Analizamos el portátil para juegos, HP OMEN 15

Publicado el
HP OMEN 15

HP OMEN 15 es uno de los modelos de la línea de equipos dedicados a juegos PC con la que multinacional ha recuperado el espíritu de los míticos Voodoo. OMEN by HP incluye sobremesas, portátiles, monitores, periféricos, accesorios y aceleradores gráficos externos especialmente destinados al Gaming, un segmento importante el de la primera industria mundial del entretenimiento en la que se están apoyando los fabricantes para mejorar las ventas de ordenadores personales.

La línea de portátiles consta de varios modelos caracterizados por un diseño agresivo de espectacular acabado, fácil transporte para jugar donde quieras y un rendimiento que permite ejecutar cualquier juego actual y usar los grandes dispositivos de realidad virtual. La oferta actual incluye modelos como el tope de gama OMEN X y el OMEN 17 y  Para el futuro, HP está preparando el lanzamiento de un modelo actualizado especialmente en hardware interno. Llegará a España al final del verano-otoño.

La línea también incluye este OMEN 15 que nos ha cedido HP y hemos probado en las últimas semanas con buenas impresiones. El equipo se entrega en una atractiva caja que confirma su enfoque desde el primer momento. Incluye el portátil, funda, una guía de uso y un adaptador de corriente de generosas dimensiones y potencia.

HP OMEN 15

Ficha técnica HP OMEN 15

HP ofrece varias configuraciones con base en su pantalla de 15,6 pulgadas, procesadores Intel, gráficas dedicadas NVIDIA y un sistema de almacenamiento híbrido. La unidad que hemos probado es una de las más avanzadas e incluye las siguientes especificaciones principales:

  • Pantalla: 15,6 pulgadas con tasa de refresco de 120 Hz, soporte G-Sync, retroiluminación WLED y antirreflejos.
  • Resolución nativa: FHD (1920 x 1080 píxeles).
  • Placa base y Chipset: HP 8390 – Intel HM175
  • CPU: Intel Core i7-7700HQ con 6 MB de caché, cuatro núcleos y ocho hilos con frecuencia de hasta 3,8 GHz.
  • GPU: NVIDIA GTX 1060 con 6 GB GDDR5 dedicados (Max-Q) – Integrada Intel HD Graphics 630
  • Placa Base: HP con chipset Intel Intel C236.
  • Memoria RAM: 16 GB DDR4 – 2400 MHz. (ampliable a 32 GB)
  • Almacenamiento: Híbrido, SSD PCIe 256 GB + HDD 7200 rpm de 1 Tbyte.
  • Conectividad: Gigabit Ethernet, Wi-Fi ac y Bluetooth. 1 puerto Thunderbolt 3, 3 puertos USB 3.1; 1 puerto Display Port y 1 HDMI. Lector de tarjetas SD. 1 combo auriculares/micrófono.
  • Varios: Fuente de alimentación de 200 vatios. Batería de ion-litio de 4 celdas y 70 Wh. Bloqueo de seguridad Kensington. Cámara HD HP Wide Vision con micrófono digital de matriz doble integrado. Sistema de audio con altavoces Bang & Olufsen
  • Dimensiones: 38,85 x 27,55 x 2,48 cm.
  • Peso: 2,6 kilogramos.
  • Sistema Operativo: Windows 10 Home 64 bits.

HP OMEN 15

Diseño y acabados

Diseño impactante como verás el de este HP OMEN 15, renovado en 2017 con líneas muy agresivas (de “avión de combate”) que enfatiza los ángulos agudos frente a las típicas esquinas redondeadas y los planos de un portátil de uso general. El acabado de color en negro y rojo, usado habitualmente por la mayoría de fabricantes para sus equipos Gaming, indica que estamos ante un portátil destinado a juego en PC, si bien sus características y resultados permiten emplear el equipo en cualquier uso informático o entretenimiento multimedia.

HP usa distintos materiales en la construcción del equipo y la misma tapa ya ofrece una mezcla de ellos, con una gran “X” que divide cuatro paneles, dos de fibra de carbono y otros dos de policarbonato. El resultado visual es muy atractivo, pero suponemos que el paso del tiempo y meterlo (y sacarlo) centenares de veces de la mochila hubiera sido preferible una tapa completa de fibra como ofrece versiones más avanzadas (y caras) de esta serie como el OMEN X.

HP OMEN 15

Más de lo mismo en su base, mezclando un chasis de aluminio y una parte inferior terminada en policarbonato. El uso del aluminio cepillado en la tapa que rodea el teclado y trackpad (lo que más vas a tocar) sí nos parece perfectamente conseguida, calidad y estabilidad para tiempo de uso. Las salidas para el aire expulsado por el sistema de refrigeración son tan agresivas como atractivas y están en línea con el diseño de “avión de combate” mencionado.

En cuanto a dimensiones, el OMEN 15 se sitúa en la media de los portátiles para juegos, con grosor de 2,5 cm y un peso de 2,6 kilogramos. Valores superiores al de un ultraportátil como era de esperar, pero mejorados respecto a lo que ofrecía este tipo de equipos hasta hace unos años y que resultaban en auténticos ‘mamotretos’. A ello ayuda el diseño Max-Q propuesto por NVIDIA y usado en este equipo, que combina hardware y software especial permitiendo crear portátiles más delgados, rápidos y silenciosos. En general, el conjunto inspira robustez, elegancia y la agresividad de diseño de un portátil Gaming.

Para realizar las tareas de limpieza, reparación o actualización, la tapa inferior se puede desmontar por completo tras retirar 10 tornillos Philips, que dejan al descubierto los dos slots de memoria SO-DIMM DDR4, la correspondiente a SSD PCIe y la unidad de 2,5 pulgadas para almacenamiento que está ocupada con un disco duro y podría reemplazarse con una SSD SATA. También vemos el módulo Wi-Fi y el sistema de refrigeración con tres heatpipes por encima de la CPU y GPU (soldada y no extraíble) y dos ventiladores que sacan el calor al exterior mediante unas toberas que desembocan en la parte trasera del equipo.

La batería es interna aunque desmontable tras retirar unos tornillos que la unen al chasis. Es de ión-litio, de 4 celdas para 70 Wh y dispone de un sistema de carga rápida que permite recargas de hasta el 90% de capacidad en 90 minutos. El tamaño del adaptador de alimentación y su cable puede sorprenderte por grande y pesado, pero es necesario para ofrecer una potencia de 200 vatios y alimentar el equipo.

Pantalla

Gran panel el que monta este OMEN 15. Un IPS de 15,6 pulgadas de diagonal con resolución 1080p, que ofrece una tasa de refresco de 120 Hz, perfecto para juegos si va acompañado con la tecnología de sincronización de imágenes G-Sync de NVIDIA. Su acabado mate puede limitar el nivel de brillo máximo, pero personalmente lo considero todo un acierto. En todo caso ofrece valores medios por encima de los 300 cd / m² y un contraste superior que alcanza 1.169:1.

El soporte para el 91% de la gama de color sRGB es más que suficiente para jugadores y el entretenimiento multimedia. Lo mismo ocurre con los ángulos de visión, típicos de los paneles IPS y con buenos resultados incluso desde ángulos pronunciados. Los tiempos de respuesta están en niveles medios. Usar paneles TN hubiera ofrecido mejores resultados, pero perderíamos en el resto de apartados, incluyendo saturación de color.

Por lo demás, gran calidad de imagen, representación del color y calidad visual. Esa tasa de refresco de 120 Hz (cantidad de eventos mostrados en un segundo) y el G-Sync son una garantía en la fluidez de las imágenes sin ningún tipo de salto, caída de frames o sombras (ghosting). Lo que menos nos gusta de la pantalla son las grandes dimensiones de sus biseles. Podrían ser más reducidos aunque estos equipos suelen montar unos marcos generosos.

Conectividad – Teclado – Touchpad

La revisión de la serie el pasado año también ha incluido un aumento de puertos y soporte para las últimas interfaces logrando completar un apartado que tiene todo lo que puedes esperar de un portátil moderno comenzando por un puerto USB Type-C compatible con Thunderbolt 3, que permite transportar datos a 40 Gbps sobre Display Port o USB y otros tres puertos USB 3.1 con un conector Type-A, uno de ellos Sleep and Charge para carga sin tener encendido el equipo. La situación de los conectores repartidos en los dos laterales del equipo es ideal para diestros.

También dispone de un puerto mini Display Port y otro HDMI para salida de vídeo; un lector de tarjetas SD multiformato, webcam; jacks de audio para auriculares y micrófono y una ranura de bloqueo Kensigton para asegurar el equipo. Para la conexión a redes, OMEN 15 ofrece un Ethernet LAN Gigabit con una pequeña pestaña desplegable y un módulo para conexión inalámbrica que incluye Wi-Fi ac (2×2) y Bluetooth 4.2 (compatible con Miracast).

El teclado (Dragon Red) ha sido ampliamente mejorado en esta generación. De tamaño completo con un bloque numérico aparte y situado sobre una base de aluminio, ofrece la sensación de resistencia y estabilidad. El tamaño de tecla es amplio y cuenta con la separación necesaria. Teclado chiclet tipo isla de muy buen tacto, tamaño de pulsación perfecta (1,2 mm) y extremadamente receptivas. No es un teclado mecánico, pero su funcionamiento es notable.

Las teclas de función incluyen los controles habituales del brillo de pantalla, volumen y reproducción de contenido, modo avión, salida a pantallas externas o una tecla especial para OMEN. Ofrece tecnología anti-ghosting para 26 teclas y cuenta con retroiluminación en color blanco para las teclas WASD (habituales para control de movimiento en juegos) y en color rojo brillante para el resto de las teclas. El resultado visual es atractivo, pero solo puedes apagarlo o encenderlo. Echamos en falta una mayor personalización, por zonas, posibilidad de uso de mayor rango de colores o compatibilidad con sistemas RGB.

El TouchPad también es nuevo y ofrece un diseño tradicional con dos teclas dedicadas. Tiene una superficie ligeramente rugosa y un tamaño contenido en 10 x 6 cm. Tiene buen tacto y funciona bien. No podemos decirte mucho más porque lo hemos utilizado poco. En un portátil dedicado juegos usarás mayormente un buen ratón. Para las pruebas hemos utilizado un Razer Lancehead, aunque si quieres un modelo para este portátil, HP el ratón de juegos OMEN by HP, además de un conjunto de periféricos a juego, alfombrilla, auriculares, teclado o incluso un acelerador de gráficos.

Rendimiento OMEN 15

El rendimiento general del equipo ha sido notable en todo uso. El Core i7 de 8 hilos, la gráfica de NVIDIA, los 16 GB de RAM y la SSD PCIe, es una configuración sobrada para jugar y trabajar a estas resoluciones. Repasamos los resultados.

Gráficos

El rendimiento en este apartado viene dado por una GTX 1060 Max-Q en su versión superior con 6 GB de memoria dedicada GDDR5 en un bus de 192 bits. No ofrece el nivel de su equivalente de sobremesa y además, el “Max-Q” rebaja ligeramente sus prestaciones para buscar el equilibrio en consumos, ruido, temperatura y posibilidad de adelgazamiento de los equipos, con frecuencias de trabajo de 1063 a 1342 MHz. Aún así, el G-Sync y la tasa de refresco de 120 Hz ofrece buenos resultados hasta la resolución máxima establecida en 1080p. No lo hemos probado, pero hay que mencionar el soporte para dispositivos de realidad virtual que ofrece el equipo.

Los buenos resultados se confirman en el exigente benchmark Fire Strike que 3D Mark ofrece para pruebas de equipos de alto rendimiento para juegos y especialmente en el test Cloud Gate destinado a ordenadores portátiles y más adecuado para el segmento donde se encuadra el equipo. Los resultados son muy similares a otros equipos con una configuración similar

Lo mismo podemos decir de otros benchmark que hemos ejecutado como el Unigine Heaven en el que obtiene una tasa media de frames por encima de la barrera de los 100 con calidad alta, al igual que la marca alcanzada en otro de los test de referencia, Cinebench R15.

En juegos concretos, es un gustazo jugar en un portátil para juegos (recordemos de nivel medio en su segmento) a un título como Doom por encima de los 100 FPS en calidad Alta.

Otros títulos no ofrecen resultados tan buenos, pero lo importante es que la mayoría se pueden jugar a calidades Alta-Ultra (dependiendo del juego) por encima de los 60 frames por segundo que consideramos una marca adecuada para jugar.

Si bajas a calidad media, esta GTX 1060 Max-Q va sobrada con cualquier juego actual, muchos por encima de los 120 FPS. Un resumen de los cuadros por segundo obtenidos a calidad Alta (recordemos, siempre con resolución 1080p):

Procesamiento

El procesador instalado es un Intel Kaby Lake de 14 nm que sin ser la última generación, ofrece potencia sobrada para este tipo de equipos. Cuenta con cuatro núcleos y ocho hilos de procesamiento nativo con 6 Mbytes de caché, frecuencias de trabajo de hasta 3,8 GHz y un consumo TDP de 45 vatios.

Como en el caso de la gráfica, el OMEN 15 equipo ofrece resultados similares al de otros equipos que incluyan el mismo procesador, como vemos en el benchmark PC Mark que realiza pruebas de edición, creación de contenido y productividad en general, y que también evalúa el trabajo de la memoria, al igual que el procesador, suficiente para este equipo con dos módulos Samsung para totalizar 16 Gbytes DDR4-2400 en doble canal.

Lo mismo podemos decir de los resultados obtenidos en benchmark como el Geekbench o el Cinebench que además de la gráfica también evalúa el procesador:

Almacenamiento

HP monta para este equipo un sistema de almacenamiento híbrido compuesto por una SSD a PCIe de 256 GB y un disco duro de 1 Tbyte. Ello permite aprovechar las ventajas de ambos, el gran rendimiento de las unidades de estado sólido y el de la gran capacidad a precio económico de los discos duros.

El resultado de la SSD es muy bueno como esperábamos de una M.2 2280, pero no es excepcional como ofrece este mismo equipo en otras configuraciones que hemos visto en el canal internacional. La explicación es que en esta configuración monta una Toshiba THNSN5256GPUK y no la Samsung PM961.

En todo caso, no están nada mal esos resultados que permiten un arranque en pocos segundos del equipo y en la apertura de aplicaciones. El rendimiento en algunos apartados como la transferencia de archivos baja enormemente cuando entra en juego el disco duro, pero es habitual en estos sistemas híbridos y no penaliza el resultado en juegos donde la gráfica es el elemento principal.

Otros

Volver a destacar el apartado del sonido que ya hemos visto en otros equipos HP. La alianza con Bang & Olufsen sigue ofreciendo resultados por encima de la media y el equipo suena realmente bien, potenciado por un software específico OMEN Audio Control que ofrece ecualizador y modos predefinidos.

No ofrece tan buenos resultados el apartado de la autonomía porque las 11 horas y 30 minutos que declara de media HP no se alcanza en ninguna circunstancia de uso. Simplemente navegando por Internet con brillo medio no tendrás para más de tres horas y media, mientras que jugar a tope de brillo sin enchufar a la corriente no es una opción porque en menos de hora y media la habrás agotado. Quizá con una batería de 90 Wh, aunque hay que recordar que el uso en movilidad sea un objetivo de este equipo, aunque puedea realizarse por tiempo limitado.

En cuanto al calor emitido, no hemos registrado valores anormales, máximo unos 90 grados en la parte inferior y sobre 80 grados máximo cuando más le exijas a este equipo que será en el apartado de juegos. El sistema de refrigeración ayuda con los dos grandes ventiladores internos con los que cuenta. En un funcionamiento “ligero” no son audibles, pero se oyen bastante cuando juegues a máxima carga, en lo que es habitual en esta clase de portátiles.

Terminamos con el software. Demasiadas aplicaciones preinstaladas como cualquier equipo con Windows 10. Al menos, HP ofrece alguna herramienta interesante como el mencionado OMEN Audio Control y también el OMEN Command Center, que muestra el uso de CPU, GPU y memoria, además de un modo de priorización del uso de ancho de banda de red por aplicaciones o juegos.

Conclusiones HP OMEN 15

Buen portátil con el que puedes jugar a gran calidad y elevada tasa de frames hasta 1080p en cualquier título actual. El equipo también ofrece rendimiento sobrado para todo uso informático y entretenimiento multimedia. Capaz por rendimiento de reemplazar un PC de sobremesa de nivel medio (FHD), añade las ventajas de su movilidad con un buen chasis y diseño atractivo, adelgazado de generaciones anteriores con el diseño Max-Q propuesto por NVIDIA.

Lo mejor:

  • Buen rendimiento en 1080p.
  • Gran pantalla IPS. 120 Hz y G-Sync
  • Diseño atractivo bajo Max-Q. Partes del chasis en fibra de carbono y aluminio.
  • Completa conectividad

A mejorar:

  • Las partes del chasis en policarbonato y el tamaño de los biseles de pantalla.
  • Autonomía inferior a la declarada.
  • Retroiluminación RGB

HP OMEN 15 está disponible en el canal internacional y en el portal on-line del fabricante. En España, la configuración probada (15-ce018ns) tiene un precio de 1.799 euros en la HP Store. La compañía ofrece otras configuraciones más económicas de este equipo que pueden ser suficientes para una parte de usuarios, como la (15-ce026ns) que incluye un Core i5, 12 GB de RAM y una GTX 1050 por 998 euros.

Si compras en el canal, Amazon ofrece una configuración de gama alta (HP OMEN 15-ce002ns idéntica a la probada en este análisis) a un precio más ajustado de 1.499 euros. Si te gusta la serie y buscas la versión más equilibrada que actualmente se puede encontrar, la mejor en nuestra opinión es la 15-ce016ns, que ofrece un Core i7-7700HQ, 16 GB RAM, 1 TB HDD + 128 GB SSD y una GTX 1050 4 GB GDDR5, por 1.099 euros.

HP también ofrece este OMEN con pantalla 4K para el que quiera una mayor resolución, versiones con pantalla de 17 pulgadas, OMEN 17, y el buque insignia OMEN X. Quizá los revisemos en próximos análisis porque la verdad es que el fabricante ofrece una línea completa específica para juegos PC.

Notas finales

8Nota

Pantalla9

Rendimiento8

Diseño y acabados8

Conectividad9

Autonomía6

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad o MuyCanal.

Top 5 Cupones

Lo más leído