Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Kepler a dormir: la NASA ha tomado esta decisión porque está bajo de combustible

Publicado el

La sonda Kepler ha sido una de las misiones más ambiciosas que la NASA ha puesto en marcha durante los últimos años, sobre todo por el objetivo central de su exploración: los exoplanetas. Los exoplanetas son todos aquellos planetas que orbitan una estrella diferente al Sol, y que por lo tanto no forman parte de nuestro sistema solar. Esto implica otra cuestión importante, y es que por lo general se encuentran a distancias tan grandes que no contamos actualmente con la tecnología necesaria para poder llegar a ellos

En efecto, el la misión de la sonda Kepler desde que se produjo su lanzamiento en 2009 ha sido buscar posibles exoplanetas con un tamaño similar al de la Tierra que se encuentren en lo que se considera como “zona de habitabilidad” de su estrella. La zona de habitabilidad se define a través de una serie de condiciones de radiación, temperatura y presión atmosférica, además de otras como la rotación planetaria, que en conjunto permiten definir a los planetas que se encuentran en ella como “no hostiles” de cara a la posible presencia de vida. En este enlace podréis encontrar más información sobre esa cuestión.

Ocho años de grandes descubrimientos

Desde su lanzamiento Kepler ha ayudado a los científicos a realizar descubrimientos que hace unos años no nos habríamos atrevido a imaginar, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Kepler-16b: el primer exoplaneta descubierto que orbita alrededor una estrella binaria.
  • Los exoplanetas con un tamaño similar a la Tierra son una “rareza”: en sus observaciones predominaron las Supertierras y los tamaños similares a Neptuno.
  • Descubrimiento de Kepler-9d, una Supertierra que orbita una estrella similar al Sol.
  • Kepler-62e, Kepler-62f y Kepler-69c, tres exoplanetas similares a la Tierra que orbitan la zona habitable de su estrella.
  • Más de 2.600 exoplanetas confirmados como rocosos y ubicados en la zona habitable de su estrella gracias a los datos aportados por Kepler.

¿Por qué ha decidido poner la NASA a Kepler a domir?

Como os hemos adelantado en el título el motivo principal es que se está quedando sin combustible, ¿pero qué piensa hacer la NASA con Kepler? Es una buena pregunta, y su respuesta nos ayuda a entender por qué han decidido dejarle echar “una cabezadita”.

El sueño de Kepler será temporal, ya que la NASA ha confirmado que tiene pensado despertarlo el 2 de agosto para descargar toda la información que ha recopilado durante los últimos 51 días de misión, lo que significa que aprovecharán sus últimos “latidos” para obtener todos los datos que mantiene la sonda y evitar que éstos se pierdan una vez que se quede sin combustible.

Una vez que se complete el proceso (alrededor del 6 de agosto) la sonda seguirá realizando misiones de observación y enviando datos hasta que agote todo su combustible. Aunque esto pueda parecer un final lo cierto es que su legado seguirá en manos de los científicos, de hecho se espera que sólo con los datos de esos últimos 51 días sea posible dar forma a más de mil nuevos documentos de investigación.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído