Intel Whiskey Lake: otro giro de tuerca al proceso de 14 nm

Intel Whiskey Lake: otro giro de tuerca al proceso de 14 nm
7 de julio, 2018

La arquitectura Whiskey Lake ha aparecido en la base de datos de SiSoft Sandra y 3DMark, dos pruebas muy distintas que sin embargo han confirmado una serie de puntos muy interesantes relacionados con esa nueva generación de Intel.

Como sabrán la mayoría de nuestros lectores Intel ha lanzado una gran cantidad de arquitecturas y de generaciones bajo el proceso de 14 nm:

  • Broadwell: el primero en 14 nm.
  • Broadwell-E: Core 6000 Extreme.
  • Skylake: Core 6000.
  • Kaby Lake: Core 7000.
  • Kaby Lake R: Core 8000U de primera generación.
  • Skylake-X: Core 7000 Extreme.
  • Kaby Lake-X: Core 7700 Extreme.
  • Coffee Lake S: Core 8000.
  • Coffee Lake de bajo consumo: Core 8000U de segunda generación.

No hay duda de que Intel ha sabido aprovechar el proceso de fabricación de 14 nm, tanto que no ha tenido más remedio que recurrir a la nomenclatura “+” (“plus”) para diferenciar cada salto a nivel de arquitectura que se producía manteniendo dicho proceso de fabricación.

Con Kaby Lake debutó el proceso de 14 nm+ y con Coffee Lake el de 14 nm++. Pues bien, con Whiskey Lake Intel daría el salto al proceso de 14 nm+++, una arquitectura que de momento sólo hemos podido ver en dos procesadores Core 8000U de bajo consumo, pero que podría acabar extendiéndose a otros niveles.

Sin novedades importantes

Los listados que recogen SiSoft Sandra y 3DMark hablan claramente de la arquitectura Whiskey Lake e incluso aparece una referencia a Cannon Lake, una arquitectura que en teoría marcará el salto de Intel al proceso de 10 nm. Esto resulta muy curioso ya que de momento sólo hemos confirmado un procesador basado en dicha arquitectura, y todo apunta a que Intel no está lista para utilizarla a gran escala.

Por lo que respecta a las especificaciones tenemos dos modelos distintos que os detallamos a continuación:

Core i5 8265U

  • Arquitectura Whiskey Lake en proceso de 14 nm+++.
  • Cuatro núcleos y ocho hilos a 1,6 GHz-3,9 GHz.
  • GPU Intel HD 630.
  • TDP de 15 vatios.

Core i5 8565U

  • Arquitectura Whiskey Lake en proceso de 14 nm+++.
  • Cuatro núcleos y ocho hilos a 1,8 GHz-4,5 GHz.
  • GPU Intel HD 630.
  • TDP de 15 vatios.

Si echamos un vistazo a los Core 8000U actuales vemos que las diferencias son mínimas y se reducen a las frecuencias de reloj y a ese salto al proceso de 14 nm+++. No tenemos claro qué mejoras podría marcar, pero todo apunta a cambios a nivel de silicio para corregir Spectre y Meltdown sin tener que recurrir a parches. También podríamos encontrarnos con un leve incremento del IPC, es decir un mayor rendimiento a la misma frecuencia y con el mismo número de núcleos comparados con sus equivalentes basados en Coffee Lake.

¿Y el proceso de 10 nm?

Como anticipamos Intel está en una situación complicada. Sigue siendo un gigante del chip que domina el sector de los procesadores de consumo en casi todos sus sectores (ARM se impone en tablets, smartphones y wearables), pero está atravesando una situación de estancamiento más que evidente y AMD está siendo la gran beneficiada.

En este artículo ya os contamos que el gigante del chip ha reconocido tener problemas para progresar con el proceso de 10 nm y no se atreven ya a hablar de fechas. Sin embargo ese silencio no nos impide ver la realidad, y dicha realidad es que Intel lleva cuatro años con el proceso de 14 nm (aunque lo haya ido “puliendo” en sucesivas revisiones).

Con todo hay que romper una lanza a favor del gigante del chip, y es que el salto al proceso de 10 nm supondrá una evolución tan importante que multiplicará en 2,7 veces la densidad de transistores del proceso de 14 nm actual, un dato increíble al que debemos unir otra cuestión importante, y es que dicho proceso también se enfila directamente hacia los límites del silicio.

  • Share This