Empresas chinas roban tecnología DRAM a Samsung y Micron

Empresas chinas roban tecnología DRAM a Samsung y Micron
7 de julio, 2018

El mercado de la memoria DRAM está atravesando un momento muy complicado para clientes y consumidores, pero muy lucrativo para las empresas del sector que cuentan con la tecnología y las instalaciones necesarias para fabricar dicho componente.

Desde hace varios trimestres el precio de la memoria DRAM ha ido subiendo de manera sostenida y no da síntomas de que vaya a parar, al menos en lo que queda de año. Esta situación ha afectado sobre todo a China, un país que tiene una fuerte dependencia de las importaciones de memoria DRAM y que ha llegado incluso a iniciar una investigación contra las empresas más importantes del sector, como vimos en este artículo.

Una demanda creciente y una demanda insuficiente

La memoria DRAM es un componente fundamental para la creación de módulos de memoria RAM y LPDDR (memoria RAM móvil). La memoria VRAM (memoria gráfica) también tiene una gran importancia en el mercado y su demanda también experimentó un gran crecimiento durante los últimos trimestres, lo que obligó a firmas como Samsung y Micron a diversificar su capacidad productiva entre ambas.

Durante el segundo trimestre del año la demanda de la memoria VRAM ha bajado de forma notable por la caída en ventas que han experimentado las tarjetas gráficas, consecuencia directa del hundimiento de las principales criptodivisas y de la pérdida de interés sobre dicho sector.

Esto debería tener efectos positivos sobre el precio de la memoria DRAM, pero el problema es que la demanda sigue siendo muy elevada y el suministro no ha mejorado como debería. El aumento de la memoria RAM utilizada en tabletas y smartphones y la cercanía de la temporada alta por la vuelta al cole está teniendo consecuencias importantes. Muchos clientes prefieren acumular stock a un precio contractual fijo para ir dando forma a los productos inundarán el mercado en las próximas semanas, lo que se traduce en un repunte estacional que hará que el precio de la DRAM vuelva a aumentar durante el tercer trimestre del año.

El cuarto trimestre del año incluye la campaña navideña, así que de nuevo habrá un pico de demanda que evitará que los precios de la memoria DRAM bajen. Las previsiones son claras: no se espera una bajada de precio hasta el primer trimestre de 2019, y siendo optimistas.

China quiere mejorar posiciones en el sector de la DRAM

El gobierno chino está preocupado por la situación y es comprensible. Como dijimos China es el mayor importador de memoria DRAM y por tanto el más afectado por la situación actual.

Según las últimas informaciones que han publicado medios coreanos se ha identificado una campaña iniciada por parte de empresas chinas dedicadas a la DRAM que tiene por objetivo robar propiedad intelectual y propiedad industrial relacionada con dicho componente a gigantes como Samsung, Micron y SK Hynix.

La clave detrás de esa campaña es muy sencilla. Existen diferentes procesos y tecnologías relacionadas con la fabricación de memoria DRAM, y obviamente los más avanzados son los más eficientes. Esto significa que son un “tesoro” en la cartera de propiedad intelectual de cada empresa, sobre todo si tenemos en cuenta el precio que tiene dicho componente actualmente.

Las empresas chinas podrían licenciar esa tecnología a las surcoreanas, pero en lugar de ello han preferido iniciar una campaña de espionaje industrial para conseguir esa propiedad intelectual sin ningún tipo de coste.

¿Merece la pena el riesgo?

Sí, y sin la menor duda. El conjunto de propiedad intelectual e industrial del que dispone una empresa dedicada al sector de la memoria DRAM es una parte vital de la misma, ya que de esto depende su correcto funcionamiento, su capacidad productiva y su viabilidad.

Esto es así por que esa propiedad intelectual e industrial normalmente es el fruto de décadas de inversión y de investigación, y porque sobre ellas se acaba construyendo todo un proceso productivo que va asociado a una estructura de costes determinada.

En conjunto esto da forma a los pilares básicos para ser un jugador competitivo en el sector de la DRAM, una realidad que nos permite entender a la primera el porqué las empresas chinas se han lanzando a por los gigantes del sector.

Los primeros enfrentamientos legales por este tema ya han dado comienzo. Micron y UMC se enzarzaron en una disputa por patentes en la que la primera acusaba a la segunda de robarle propiedad intelectual, pero de momento sólo la reconvención que planteó UMC por violación de patentes ha tenido éxito y ha dejado a Micron en una situación complicada: no puede vender DRAM ni memoria NAND Flash en China, y tampoco puede utilizar las instalaciones que tiene en dicho país.

De momento no tenemos constancia de que las otras empresas afectadas hayan decidido tomar medidas legales, pero la situación parece grave así que podría ser una mera cuestión de tiempo.

  • Share This