Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Google Yeti, el servicio de juego en streaming es real

Publicado el
Google Yeti es real

Google Yeti es real. Ha aparecido referenciado en el código de Chromium y sería la confirmación del servicio de streaming de juegos bajo suscripción que saltó a la luz el pasado febrero.

El desarrollo del navegador abierto es una fuente fiable para adelantar proyectos «secretos» en los que trabaja el gigante de Internet. La referencia encontrada habla de la necesidad de compensar la sincronización de audio y vídeo en el Chromecast, el streamer oficial de Google. Algo obligatorio hablando de un servicio en streaming y en especial para juegos.

Un dato técnico que no aporta demasiado sobre los detalles del servicio, pero que maneja «la gente de Yeti», según se menciona expresamente en los comentarios del código. También se confirma la existencia de un equipo dedicado que está trabajando estrechamente con el de Chromecast.

No se descarta la comercialización de una «máquina de juegos» más potente para este Google Yeti. Más notable aún sería que funcionara dentro de Chromium (y, por tanto, dentro del navegador Chrome) lo que podría causar una sacudida seria dentro de una industria del videojuego que mueve 109.000 millones de dólares directos.

Streaming de juegos

Tras revolucionar el vídeo y la música, la llegada de servicios de juego en streaming que de verdad tenga un impacto masivo solo es cuestión de tiempo. La idea no es nueva. Una compañía ejecuta los juegos en sus centros de datos y los transmite a las máquinas locales mediante streaming. De esa forma, se puede disfrutar un juego independientemente del nivel del equipo o directamente sin utilizar ninguno de ellos, por ejemplo cuando utilicemos una pantalla de visualización como un televisor inteligente.

Hace algunos años lo intentaron compañías como OnLive y hoy en día el GeForce Now de NVIDIA es lo que más se acerca al objetivo final: un servicio de juego bajo demanda que tenga la capacidad de ejecutar videojuegos desde la nube, incluso desde PCs de bajo nivel hardware. Para entendernos, algo así como el “Netflix de los videojuegos” o mejor, la computación en nube que ofrece el AWS de Amazon trasladado al mundo del videojuego. Tras el anuncio oficial de Microsoft en el desarrollo de este tipo de servicios, es claro que Google no se quedará fuera.

Yves Guillemot, uno de los ejecutivos relevantes en la industria del juego como CEO de Ubisoft, cree que la próxima generación de consolas será la última al imponerse el streaming de videojuegos. Los estudios son conscientes de lo que está por venir, de las dificultades, pero también de las ventajas en el desarrollo, menor nivel de piratería y en el futuro mayor alcance de sus títulos al no tener que depender tanto de una máquina cliente.

Yeti

¿Cómo funcionará Google Yeti?

La referencia a este Google Yeti es un paso más en las especulaciones del servicio de streaming de juegos del gigante de Internet, estimulado por contrataciones recientes que incluyen talento de desarrollo, marketing y administración de compañías como Sony, Microsoft y EA. En la Game Developers Conference de marzo, representantes de Google se reunieron con varias compañías importantes de videojuegos para medir el interés en su plataforma de transmisión.

Los detalles surgidos hasta ahora hablan de un enfoque triple: 1) una plataforma de transmisión; 2) algún tipo de hardware y 3) un intento de atraer desarrolladores bajo el paraguas de Google. Lo primero es complicado técnicamente, pero factible en una de las compañías que más potencia tiene en centros de datos y alcance por todo el mundo.

Lo segundo es más sencillo. Un buen periférico (mando, teclado o ratón) creado internamente o apoyándose en terceras compañías, cualquiera de las grandes puede tenerlo. En este punto, se desconoce si Google apostaría por un simple streamer (un Chromecast para juegos), una máquina tipo consola dedicada o simplemente si sería capaz de ofrecer este servicio directamente en una pantalla de visualización o en una pestaña del navegador.

Lo tercero o la capacidad de atraer desarrolladores que aporten contenido a la plataforma es una incógnita. Google podría resolverlo mediante reclutamiento agresivo, adquisiciones de firmas menores o acuerdos con grandes estudios.

Otro punto importante tendrá que llegar del nivel de las conexiones. No es tan sencillo usar streaming en música o vídeo que en videojuegos. Jugar sin ningún tipo de retardo a un juego triple AAA con un simple controlador de juegos y en una pantalla necesita unos servidores de enorme potencia y un nivel de conectividad apabullante para servir a millones de personas. También son necesarias unas conexiones a Internet locales en los hogares de altas prestaciones en velocidad y calidad.

En todo caso, muy interesante este Google Yeti teniendo en cuenta las previsiones del streaming de juegos para la próxima década y la revolución que puede representar.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído