Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

iFixit despieza la Surface Pro 6: es casi imposible de reparar

Publicado el

Los chicos de iFixit han publicado un completo despiece de la Surface Pro 6, también conocida como Surface Pro 2018, una revisión del conocido 2 en 1 de Microsoft que fue anunciada oficialmente hace unos días y que viene con cambios menores como vimos en este artículo.

Sabemos todo lo que ha cambiado por fuera y todas las mejoras que ha introducido Microsoft a nivel de hardware, ¿pero qué ha cambiado a nivel interno? Es una buena pregunta, y es ahí donde entra en juego el artículo de despiece que ha publicado iFixit.

Lo primero que nos llama la atención es que a nivel externo no hay ningún cambio importante, pero a nivel interno sí. El más relevante ha sido la mejora del sistema de disipación pasiva, imprescindible para mantener bajo control las temperaturas de los nuevos procesadores Core 8000U que ha montado Microsoft. A diferencia de los Core 7000U cuentan con cuatro núcleos y ocho hilos, el doble que la generación anterior, lo que significa más potencia pero también más calor.

Por lo demás se mantiene la estructura base de la generación anterior, la Surface Pro 5 (Surface Pro 2017), lo que significa que el SSD está integrado y no se puede cambiar, y que el pegamento sigue campando a sus anchas para mantener todos los componentes en su sitio.

Somos conscientes de que crear equipos delgados, ligeros y potentes obliga a hacer sacrificios en términos de construcción interna y de reparabilidad, pero optar por un diseño modular que permita acceder a reparaciones y sustituciones económicas no debería ser un valor en vías de extinción, sino más bien un estándar. Con todo conviene recordar que ésto no es exclusivo de Microsoft, otras empresas como Apple mantienen ese mismo enfoque.

Sin más preámbulos os dejamos un resumen con los aspectos positivos y negativos que justifican la puntuación de 1 sobre 10 que ha recibido la Surface Pro 6 de Microsoft, y que la convierten en un dispositivo casi imposible de reparar.

Cosas positivas

  • Utiliza tornillos estándar.
  • Tiene conector jack de 3,5 mm, y es modular, lo que significa que se puede cambiar si se daña. El problema es que es complicado llegar a él.

Cosas a mejorar

  • Todas las reparaciones requieren que se retire primero el ensamblaje de la pantalla en el frontal. Es complicado, ya que está fuertemente pegado y es frágil.
  • La batería está sujeta con una gran cantidad de pegamento y su conector fijado debajo de la placa base, lo que requiere un despiece casi total si necesitamos cambiarla.
  • Mantiene el cambio que introdujo la Surface Pro 5: la unidad de almacenamiento ya no se puede sustituir.
  • Presenta en general una construcción compleja que hace que todo el proceso de despiece (y de montaje posterior) sea difícil y tedioso en comparación con otras tabletas.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído