Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

PS5 será retrocompatible con PS4: ¿es un movimiento acertado?

Publicado el

John Linneman, de Digital Foundry, está convencido de que PS5 será retrocompatible con PS4. No es una información que debamos tomar a la ligera, ya que aunque viene de una fuente reconocida y de prestigio no es la primera vez que se habla de retrocompatibilidad entre las diferentes consolas de Sony y que todo queda en agua de borrajas.

Como hemos dicho la fuente es fiable, ¿pero tiene sentido la información? Sin duda, decir que PS5 será retrocompatible con PS4 tiene mucho sentido, y por varias razones. La primera es que sería una respuesta acertada a Microsoft. El gigante de Redmond ha potenciado el valor de su Xbox One y Xbox One X adoptando una estrategia muy amplia de retrocompatibilidad que, esperamos, se mantendrá en Xbox Two, rival directa de PS5.

Ambas consolas son compatibles con juegos de Xbox y Xbox 360, y lo más seguro es que Xbox Two sea compatible como mínimo con Xbox One, así que la idea de que Sony decida hacer que PS5 sea retrocompatible con PS4 es un movimiento lógico que le permitiría competir en igualdad de condiciones con la nueva consola de Microsoft.

PS5 retrocompatible con PS4: la clave está en el hardware

Hemos visto esta idea desde un punto de vista, el de competir de forma efectiva con Microsoft, pero hay dos cuestiones más que debemos tratar para entenderlo mejor.

Por un lado debemos tener en cuenta que el hardware de PS4 y el de PS5 va a tener una base común que no estuvo presente en la transición que se produjo entre PS3 y PS4. La consola que Sony lanzó a finales de 2006 estaba equipada con una CPU Cell de IBM, un chip encuadrado en la gama PowerPC que nada tiene que ver con la arquitectura x86 que utilizó la CPU Jaguar de PS4.

Esa importante disparidad a nivel de hardware hace que la retrocompatibilidad entre PS3 y PS4 sea una cuestión muy complicada, cosa que, sin embargo, no ocurrirá entre PS4 y PS5. La primera utiliza un procesador Jaguar de AMD con ocho núcleos basado en x86, y la segunda montará un procesador Ryzen de AMD, también de ocho núcleos y basado en x86.

Como vemos existe un nexo común que facilita enormemente la tarea de hacer que PS5 sea retrocompatible con PS4.

Alargando el ciclo de vida de PS4 y PS4 Pro

Ya tenemos claras dos de las tres claves que giran alrededor de la retrocompatibilidad entre PS4 y PS5, pero nos queda otra más. Hacer que los juegos de la primera funcionen sin problema en la segunda puede servir para alargar el ciclo de vida de PS4 y PS4 Pro, y para mejorar el atractivo de dichas consolas en su fase final.

La idea es muy simple. Un usuario podría comprar una PS4 o una PS4 Pro atraído por su menor precio de venta, utilizarla durante uno o dos años y hacerse con una colección de juegos que, posteriormente, podrá seguir utilizando sin problemas cuando decida comprar una PS5.

Sin ponemos todo esto en conjunto la conclusión es clara: no solo tiene sentido, sino que además seria un movimiento totalmente acertado por parte de Sony. Con todo debemos tener en cuenta que, de momento, no está confirmado, así que todas las puertas se mantienen abiertas.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído