Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nuevos SSDs Micron 1300: alta capacidad y rendimiento con un precio asequible

Publicado el

Micron ha presentado su nueva línea de SSDs serie 1300, una puesta al día que sucede a la línea 1100 y que destaca por utilizar memoria NAND Flash 3D de 96 capas, una mejora importante frente a la memoria NAND Flash 3D de 64 capas utilizada en la generación anterior.

¿Qué quiere decir esto? Pues muy sencillo, el salto a un tipo de memoria NAND Flash 3D con un mayor número de capas significa que se ha mejorado el valor de la unidad en relación precio-capacidad de almacenamiento. Dicho de otra forma, que estas nuevas unidades tienen una elevada capacidad de almacenamiento y un precio más atractivo.

En un comunicado oficial Micron ha confirmado que sus SSDs serie 1300 están basados en la interfaz SATA III, lo que significa que ofrecen un rendimiento inferior al que podemos encontrar en las unidades basadas en PCIE bajo el protocolo NVMe. Sin embargo esto no quiere decir que no sean capaces de ofrecer una buena experiencia de uso, todo lo contrario, ya que alcanzan velocidades de hasta 530 MB/s y 520 MB/s en lectura y escritura secuencial, y de hasta 90.000-87.000 IOPS en lectura y escritura aleatoria.

Son cifras que están a la altura de lo que cabe esperar de un SSD SATA III de primer nivel, y como vimos en este artículo resulta más que suficiente para cubrir las necesidades de cualquier usuario medio. Si comparamos con un disco duro tradicional las diferencias son notables, ya que éstos rondan medias de 180 MB/s.

Esta nueva serie de unidades SSD estará disponible tanto en formato de 2,5 pulgadas como en versiones M.2. Las primeras tendrán una capacidad máxima de 2 TB y las segundas alcanzarán 1 TB de capacidad. No tenemos detalles sobre el precio de venta, pero Micron ha prometido que tendrán un precio muy razonable.

Ahora mismo el mercado de la memoria NAND Flash se encuentra, como sabemos, en caída libre. Esto ha permitido que los precios de los SSDs se reduzcan a unos niveles que hace unos años no nos habríamos atrevido a soñar. No hablo a la ligera, ahora mismo podríamos comprar un SSD de 500 GB por 61,75 euros, poco más de lo que cuesta un disco duro de 1 TB, y tenemos versiones de 1 TB por 121,92 euros. Es un buen momento para dar el salto a este tipo de unidades de almacenamiento, sobre todo si tenemos en cuenta que algunos analistas creen que los precios podrían repuntan a finales de 2019.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído