Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Las gafas de realidad aumentada de Apple funcionarán unidas al iPhone

Publicado el

Es un secreto a voces que Apple está trabajando en sus propias gafas de realidad aumentada, un proyecto con el que el gigante de Cupertino quiere seguir diversificando y expandirse a nuevos sectores, todo con el objetivo de crecer y de reducir su dependencia del iPhone.

El analista Ming-Chi Kuo, conocido por ser uno de los expertos en el universo Apple más populares y una fuente de información bastante fiable, ha comentado que las gafas de realidad aumentada de Apple se encuentran en su etapa final de desarrollo, y que la producción en masa podría comenzar entre mediados y finales de este mismo año. Esto significa, en resumen, que el lanzamiento de dicho producto tendría lugar en 2020.

¿Cómo enfocará Apple sus gafas de realidad aumentada?

Es una pregunta muy importante. Ahora mismo hay dos grandes posibilidades, la primera es que dichas gafas actúen como un kit totalmente independiente y que integren, por tanto, todos los componentes básicos para no depender de ningún otro dispositivo: SoC, RAM, unidad de almacenamiento, sistema operativo y pantalla. La otra posibilidad es que dependan de otro dispositivo y que se conecten a él de forma directa.

Microsoft, por ejemplo, ha seguido la primera idea con HoloLens, y lo mismo han hecho otros grandes como HTC. Sin embargo, otras empresas, como Samsung, iniciaron su andadura en el sector de la realidad virtual recurriendo a kits que dependían totalmente de dispositivos externos (los Galaxy S, en concreto).

Ambas opciones han sido utilizadas y la verdad es que cada una tiene sus ventajas y sus desventajas. Un kit de realidad aumentada que dependa de un dispositivo externo siempre será más económico que una versión que incluya todos los componentes necesarios para trabajar de forma independiente, pero esa relación de dependencia puede limitar sus posibilidades de uso y representar un coste conjunto (dispositivo + kit) muy elevado.

Según Ming-Chi Kuo las gafas de realidad aumentada de Apple integrarán su propia pantalla y un conjunto de componentes básicos, pero se conectarán de forma inalámbrica con el iPhone y dependerán de él para llevar a cabo toda la carga de trabajo. Esto significa que esas gafas serán un accesorio, y que el iPhone será el verdadero «corazón» de las mismas.

Con este concepto Apple se desmarca de la propuesta que vimos en los kits tempraneros de realidad virtual, que incluso carecían de pantalla propia, y se sitúa en un nivel intermedio, ya que sus gafas de realidad aumentada necesitarán del iPhone para funcionar, pero también tendrán componentes propios. Es un enfoque acertado, ya que al plantearlo como un accesorio podría contribuir a mejorar el atractivo del iPhone y potenciar sus ventas.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído