Web
Analytics
Conecta con nosotros
VR VR

Guías

Realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta: todo lo que debes saber

Publicado el

Durante los últimos años hemos visto como el concepto tradicional de realidad virtual acababa siendo acompañado por otros dos términos importantes: realidad aumentada y realidad mixta. En general todos tenemos una idea bastante clara de lo que es la realidad virtual ya que no es una tecnología nueva, ¿pero sabes cómo posiciona frente a la realidad aumentada y a la realidad mixta? ¿Conoces sus diferencias más importantes?

En este artículo vamos a profundizar sobre esos tres tipos de “realidades”, os contaremos qué es exactamente cada una y como trabajan, y veremos todas sus particularidades y diferencias para que tengáis una visión más completa de todas sus claves.

Una mirada previa

Como anticipamos la realidad virtual no es algo nuevo, lleva entre nosotros varias décadas y ha llegado a tener presencia en el mercado de consumo general. Uno de los mejores ejemplos (y también de los más conocidos) ha sido Virtual Boy, una consola que Nintendo lanzó en los años noventa y que apostaba por un enfoque muy original ya que contaba con una pantalla integrada en un visor similar a los cascos de realidad virtual actuales.

Aunque la idea era innovadora su ejecución fue muy pobre y no tuvo el éxito esperado. En este sentido debemos ser comprensivos, ya que las limitaciones a nivel de hardware de aquella época impedían la creación de un auténtico kit de realidad virtual para el mercado de consumo general, algo que sin embargo sí se ha cumplido con la llegada de soluciones como el Oculus Rift, el HTC Vive y el PSVR.

Con esta pequeña introducción podemos poner en perspectiva el largo camino que ha recorrido el concepto de realidad virtual desde sus primeros movimientos en el mercado de consumo general hasta su maduración hace cosa de un par de años. Virtual Boy mostraba escenas fijas junto con elementos móviles e intentaba crear un efecto 3D, pero sólo trabajaba con tonos de rojo sobre un fondo negro y como anticipamos el resultado en general era muy pobre, tanto que parece un producto años luz de lo que puede conseguir un PC de gama media unido a un Oculus Rift.

Entre ambos productos hay una diferencia temporal de 21 años, un lapso de tiempo bastante grande si tenemos en cuenta lo rápido que avanza el sector tecnológico y el peso que tienen los años en dicho mundillo.

Realidad virtual: un mundo aparte

La realidad virtual parte de una base muy simple: crear un mundo virtual en el que el usuario puede sumergirse para aislarse por completo del mundo real. Kits como los citados Oculus Rift, el HTC Vive y PSVR son un claro ejemplo, ya que vienen con una pantalla integrada y cuando se utilizan nos aíslan del exterior a nivel audiovisual.

Ese aislamiento es la gran diferencia que presenta la realidad virtual frente a la realidad aumentada y a la realidad mixta. Esta tecnología crea mundos, entornos y realidades totalmente independientes del exterior con las que podemos interactuar y nos ayuda a evadirnos de la realidad.

Por ejemplo un juego de realidad virtual nos permite vivir una experiencia única en primera persona y sumergirnos de lleno en la acción sin ninguna injerencia del mundo exterior, cosa que sí ocurre con bastante frecuencia cuando utilizamos una pantalla estándar. Esa inmersión hace que vivamos el juego de una forma única: todo es más intenso y real, tanto que podemos llegar a tener sensaciones cercanas a las que nos transmitirían esas escenas en el mundo real.

En los juegos de terror los sustos se intensifican y lo mismo ocurre en aquellos que ofrecen experiencias extremas. En este sentido recuerdo una demostración de un juego sencillo de cruzar de un rascacielos a otro por una tabla de madera, un objetivo que algunos jugadores no podían cumplir utilizando un kit de realidad virtual porque sufrían un golpe de vértigo a pesar de que eran conscientes de que aquello no era real.

El futuro de la realidad virtual pinta brillante. Gracias al avance de la tecnología y al desarrollo de diferentes mejoras será posible potenciar la calidad de los juegos y crear experiencias más realistas y profundas, y también eliminar los efectos adversos que produce el uso de los kits actuales (mareos y dolores de cabeza principalmente).

No debemos olvidar que gracias a esa inmersión y a ese aislamiento se crea el escenario perfecto para desarrollar periféricos y accesorios que complementen la experiencia de realidad virtual. Las posibilidades son casi infinitas, pero se nos ocurren algunas ideas como asientos especiales que generen vibraciones o sacudidas acordes a lo que vemos en pantalla o sensores para el cuerpo con electrodos capaces de generar estímulos “realistas” (pequeña descarga al recibir un disparo virtual, por ejemplo).

Realidad aumentada: construyendo sobre el mundo real

La realidad aumentada es algo bastante curioso. Su idea base es totalmente opuesta a la de la realidad virtual, ya que no busca ese aislamiento del mundo exterior ni crea una realidad totalmente ajena a aquél, pero se basa también en el uso de kits montados sobre la cabeza del usuario para que pueda visualizar de forma directa los contenidos que va creando y requiere igualmente de una gran potencia a nivel de hardware para ofrecer una buena experiencia de uso.

En la realidad aumentada se crean contenidos virtuales que son aplicados (o superpuestos) sobre el mundo real. El mejor exponente de esta tecnología son las gafas HoloLens de Microsoft, que llevan un tiempo entre nosotros pero de momento siguen limitadas al mercado profesional.

Con HoloLens podemos mirar por ejemplo el motor de un coche y visualizar indicadores que nos digan los nombres de cada pieza y sus particularidades. También podríamos unir elementos de un juego sobre el mundo real (por ejemplo un combate de lucha con personajes virtuales sobre una calle de nuestra ciudad). Sus posibilidades son claras y como vemos su base también: unir el mundo real y el mundo virtual.

Sus posibilidades son enormes y no es imprescindible contar con un kit de realidad aumentada, ya que esta tecnología ha llegado también a los smartphones y está ofreciendo experiencias muy interesantes, pero es cierto que todavía se encuentra en una etapa algo “temprana” y que todavía queda mucho camino por delante antes de que podamos explotar todo su potencial.

Realidad mixta: lo mejor de ambos mundos

El concepto de realidad mixta es el que más dudas genera actualmente. Para que nos entendamos a la primera podemos definirlo como la unión de la realidad virtual y de la realidad aumentada para crear una experiencia única combinando lo mejor de ambas tecnologías.

En la realidad mixta tenemos todo un mundo virtual que ha sido recreado sobre el mundo real, lo que significa que podemos interactuar con el primero de forma plena sin evadirnos totalmente del segundo, cosa que sí ocurre con la realidad virtual.

Por si alguien tiene dudas matizamos que sí, que la realidad mixta es considerada como una evolución de la realidad aumentada, puesto que no se limita a crear contenidos virtuales en el mundo real, sino que es capaz de reconstruir espacios completos y personas en un mundo virtual que puede interactuar con el mundo real.

Firmas como Microsoft están convencidas de que ésta vertiente es la más interesante y la que tiene una mayor proyección de futuro. Sus HoloLens son capaces de ofrecer una buena experiencia en realidad mixta, pero se espera que la segunda generación de dichas gafas venga con mejoras importantes que le permitan llevarla a un nivel superior.

En resumen, la realidad mixta es la fusión de lo mejor de la realidad virtual y de la realidad aumentada, una tecnología que en el futuro será capaz de difuminar la línea que separa al mundo real del mundo virtual haciendo que ambos coexistan en el plano único del visor de un kit de realidad mixta.

Una opinión personal

La realidad virtual y la realidad aumentada llevan ya un tiempo presentes en el mercado de consumo general. Su éxito ha sido relativo, pero es evidente que el principal problema que presentan es la falta de contenidos capaces de aprovechar sus posibilidades y de llamar la atención del usuario.

Es sólo cuestión de tiempo hasta que el ecosistema de software dedicado a ambas tecnologías mejore, y cuando eso ocurra creo que veremos un despegue importante en la tasa de adopción de ambas en el sector de consumo general, y lo mismo debería ocurrir con la realidad mixta.

Por lo que respecta al dominio de una u otra tecnología no creo que debamos enfocarlo desde esa perspectiva. Pienso que las tres modalidades están llamadas a coexistir porque ofrecen una experiencia distinta que puede ser atractiva para diferentes usuarios y para cubrir necesidades muy distintas, aunque esto no quita que una pueda acabar teniendo más éxito que otra.

Os invito a que nos contéis en los comentarios cuál de estas tecnologías os parece más interesante y qué esperáis de ellas a largo plazo.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Guías

Grandes ventajas de una ROM Android personalizada y algún inconveniente

Publicado

el

ROM Android

Las ROM Android personalizadas son uno de los grandes activos de la plataforma de Google. Son desarrollos realizados por terceros aprovechando las posibilidades de Android como sistema de código abierto, lo que permite a sus creadores obtener el código, modificarlo y/o añadir funciones y soporte para un determinado modelo de smartphone o tablet.

La oferta de ROM Android es muy amplia y portales como xda-developers es una auténtica fuente de sabiduría para los probadores compulsivos (como el que suscribe) y para cualquier tipo de usuario que quiera utilizarlas. El sitio es la mayor cocina ‘mundial’ de este tipo de desarrollos y además de ROMs, ofrece kernels, mods, instaladores, rooteadores, temas, iconos, herramientas, tutoriales, y en general, una amplísima cantidad de recursos con todo lo necesario para instalar las imágenes del sistema. Foros como el de HTCMania, son de gran ayuda para los que solo se manejan en español.

No todo es positivo. Los fabricantes añaden interfaces sobre la oficial de Android, apps personalizadas, componentes cuyo soporte es cerrado en la mayoría de ocasiones y cargadores de arranque que complican la creación de estos desarrollos. Las ROM Android personalizadas no están disponibles para todos los modelos y su instalación no suele ser sencilla para un usuario de a pie, aunque varía mucho según la ROM y dispositivo.

Ventajas de una ROM Android personalizada

Una vez te hagas “con los mandos” de este arte, no vas a parar (sea por gusto o necesidad) hasta que encuentres el desarrollo que mejor trabaje en tu móvil o tablet. Teniendo en cuenta la estrategia de la mayoría de fabricantes, seguramente sea la única manera de actualizar el dispositivo y con ello extender su vida útil.

Acceder a la última versión de Android

Es la razón más clara para que un usuario acuda a estos desarrollos. Con honrosas excepciones (o si adquieres terminales con programas específicos como Android Go o Android One) la mayoría de fabricantes tardan semanas, meses o años en actualizar sus dispositivos a las últimas versiones de Android. O simplemente no lo hacen nunca por motivos comerciales (vender nuevos terminales), incluso cuando el smartphone está en uso y dispone de hardware para soportarlo.

Algunas de las grandes ROM personalizadas ofrecen incluso una vez instaladas actualizaciones automáticas con un simple clic. Mención especial para los Nexus, que Google sí se encarga directamente de sus actualizaciones en cuanto están disponibles nuevas versiones de Android aunque incluso en este caso, si Google no lo hace con equipos viejos, una ROM Android personalizada puede ser la solución para darle nueva vida al terminal.

Reemplazar las interfaces de los fabricantes

Todos los grandes fabricantes personalizan sus terminales con una interfaz de usuario a modo de capa superior sobre la oficial de Android que conocemos como stock. Algunas están bien conseguidas y trabajadas o tienen aplicaciones útiles para el usuario. Otras lo son menos y además, penalizan el rendimiento. Hay de todo. A algunos usuarios les gustan y no a otros Lo bueno es que las ROMs de terceros te ofrece la posibilidad, además de actualizar el sistema, de probar, mantener o quitar este tipo de interfaces.

Eliminar Bloatware

Igual que pasa cuando compras un PC con Windows, la cantidad de aplicaciones basura que instala el fabricante es notable. Aplicaciones que ni has pedido ni seguramente necesitas y que te quita capacidad de almacenamiento, memoria y rendimiento, por no hablar de aquellas que invaden tu privacidad por ejemplo almacenando datos personales en las nubes de los fabricantes sin que tú lo hayas decidido expresamente. Hay otras formas para eliminar este bloatware pero la más efectiva es instalar una ROM personalizada.

Características adicionales y mayor personalización

Otro de los puntos fuertes de las ROM Android es el añadido de nuevas características que no están disponibles o están tan escondidas que no son usables en el sistema de los fabricantes. También ofrecen ajustes adicionales para mejorar prácticamente todas las opciones de gestión del terminal, incluyendo el aumento de rendimiento o autonomía según necesidad. Temas, pieles, iconos, desbloqueo y un largo etc, se añaden en este capítulo.

Cuestión aparte es la mejor gestión de permisos que suelen ofrecer estos desarrollos, aunque las últimas versiones Android han mejorado y mucho en este aspecto. Por último, citar las mayores posibilidades para decidir el uso o no de las apps de Google. En las versiones stock oficiales es cuasi imposible quitárselas de encima, mientras que algunas de los fabricantes se empeñan en que uses las suyas. Con una ROM personalizada decides tú.

Inconvenientes de una ROM Android personalizada

No todo son ventajas, si bien como decíamos depende mucho del dispositivo y de la ROM que utilicemos, pero en general nos podemos encontrar con problemas como:

  • Estos desarrollos no están cubiertos por la garantía de los fabricantes y pueden ponernos problemas en caso de avería. No es lo común, pero asegúrate que puedes volver a la ROM original.
  • Algunas ROM optimizan el rendimiento pero pueden agotar la batería de forma más rápida que la oficial. No son todas y otras apuestan precisamente por todo lo contrario, aumentar la autonomía
  • Los desarrolladores no tienen acceso a todos los controladores y no pueden soportar cada componente del terminal, lo que puede resultar en hardware que no funcione tan bien como debería. Estos bugs suelen estár citados en las notas de versión de cada ROM
  • La ROM personalizada no ha sido probada de la forma y recursos que lo hace el fabricante por lo que puede sufrir  errores no especificados, inestabilidades o reinicios. La nota positivas es la facilidad con la que podremos probar kernels y ROM hasta dar con la más adecuada para nuestro dispositivo.

No te asustes. Las ventajas superan por muchísimo a los pocos inconvenientes, inevitables por otra parte. No hay un método único para instalar estas ROMs, que básicamente pasa por desbloquear el cargador de arranque, rootear el terminal en su caso e instalar la imagen personalizada. Recordaremos algún paso a paso con dispositivos determinados en un próximo artículo como te hemos ofrecido en el pasado.

Continuar leyendo

Guías

¿Cómo funciona un disco duro inalámbrico? Guía de compra (Agosto 2018)

Publicado

el

Disco duro inalámbrico

Un disco duro inalámbrico es un dispositivo de almacenamiento externo que utiliza una conexión inalámbrica (Wi-Fi o Bluetooth) para permitir el acceso a su contenido almacenado.

Este tipo de soluciones permite almacenar contenido al que podemos acceder desde un ordenador o dispositivo móvil conectado sin necesidad de cables y es una solución ideal para satisfacer nuestras necesidades de almacenamiento de archivos a medida que nos alejamos del escritorio en plena era de movilidad y bajo cualquier sistema operativo.

Leer artículo completo

Continuar leyendo

Guías

Diez juegos remasterizados que merecen una segunda oportunidad

Publicado

el

Juegos Remaster

Los juegos remasterizados están de moda y es comprensible, ya que permiten a las desarrolladoras y a las publicadoras volver a obtener ingresos con títulos ya existentes haciendo un esfuerzo que en ocasiones puede llegar a ser mínimo, todo lo contrario a lo que ocurre con un remake.

Cuando hablamos de un remake estamos haciendo referencia a un juego que ha sido rehecho desde cero y adaptado a las consolas de nueva generación o al hardware de PC más actual. El juego puede mantener la esencia del original en mayor o menor medida, pero desde el punto de vista técnico se trata de algo totalmente nuevo.

Por contra los juegos remasterizados parten de la base del título original y mantienen todas sus claves, aunque cuentan con una puesta al día a nivel técnico que normalmente se centra en las siguientes claves:

  • Adaptación para funcionar en plataformas actuales.
  • Mejoras gráficas menores: dependen de cada título, aunque en algunos casos pueden ser muy marcadas.
  • Pequeños cambios en la jugabilidad.
  • Nuevos extras y modos de juego.

Para que se entienda mejor la idea nos basta con poner dos ejemplos sencillos y directos: Resident Evil HD Remaster es como su propio nombre indica una edición remasterizada del Resident Evil original que llegó a GameCube, y éste es un remake completo del original que debutó en PS1, Sega Saturn y PC.

Las diferencias son sustanciales. El título de GameCube fue una reconstrucción total del original partiendo desde cero que sin embargo mantuvo su historia, su jugabilidad, sus personajes y casi todas sus mecánicas, mientras que la versión remasterizada para PS3, Xbox 360, PS4, Xbox One y PC fue una puesta al día que mejoró resolución, texturas, efectos de luces y sombras y adaptó el juego a los formatos de pantalla actuales.

Ahora que tenemos claras las diferencias entre juegos remasterizados y “rehechos” (remake) podemos saltar al núcleo central de este artículo, en el que os dejaremos una selección con diez juegos remasterizados a los que deberíais dar una segunda oportunidad.

1-Resident Evil Origins Collection

Es un pack que incluye las ediciones remasterizadas de Resident Evil y Resident Evil Zero. Ambos nos cuentan los orígenes del virus T, culpable de la infección que asoló Raccoon City en Resident Evil 2.

Las mejoras a nivel técnico que incluyen frente a los juegos originales que llegaron a GameCub y Wii son notables, tanto que consiguen colocarlos en un nivel muy cercano de lo que podríamos considerar como un título de nueva generación, pero mantienen las mecánicas de los originales y con ello todo su encanto.

Está disponible en PC, PS3, Xbox 360, PS4 y Xbox One.

2-Call of Duty 4: Modern Warfare Remastered

Generó una cierta polémica en sus inicios porque sólo se pudo comprar durante un tiempo junto a Call of Duty: Infinite Warfare, pero la verdad es que se trata de uno de los mejores juegos remasterizados que existen actualmente.

Cumple con todo lo que podemos esperar de un juego de este tipo: mantiene intacta su jugabilidad pero introduce mejoras gráficas muy marcadas que hacen que el juego luzca de maravilla, hasta tal punto que os costará creer que estáis ante un simple “remaster”.

Está disponible para PC, PS4 y Xbox One.

3-Crash Bandicoot N. Sane Trilogy

Sé que es complicado encuadrar este título como un remaster puro, pero sus propios desarrolladores lo han calificado como una edición “remasterizada+ (plus)”, y por tanto vamos a respetar su criterio y a incluirlo en esta lista.

Vicarious Visions no lo considera como un remake y la verdad es que puedo llegar a entenderlo, ya que aunque en términos de calidad gráfica presenta un avance enorme frente a los juegos originales lo cierto es que esta trilogía mantiene intactas las claves y la esencia de aquellos.

Está disponible para PC, PS4 y Xbox One.

4-Halo: The Master Chief Collection

Es una colección que incluye las cuatro primeras entregas de la conocida franquicia creada por Bungie, adaptadas y mejoradas para aprovechar el mayor potencial de Xbox One, la consola de nueva generación de Microsoft.

Los chicos de 343 Industries han hecho un excelente trabajo con esta colección, en la que podemos destacar la impresionante puesta al día del apartado técnico de Halo: Combat Evolved, Halo 2 y Halo 3. Para quitarse el sombrero, aunque sin soltar el aguijoneador.

Está disponible para Xbox One.

5-Starcraft Remastered

Ha sido uno de los juegos remasterizados más esperados del momento, y también uno de los mejor ejecutados. Blizzard ha introducido mejoras claras a nivel gráfico que se dejan notar en la resolución de pantalla y en la definición y nitidez de los escenarios, de las construcciones y de los personajes.

La jugabilidad no se ha visto afectada pero la puesta al día ha sido clara y se deja notar en su mayor soporte e integración con la plataforma en la nube de Blizzard, así como en la posibilidad de moverlo en resolución 4K y en la calidad de su banda sonora.

Está disponible para PC (Windows y Mac).

6-Dark Souls Remastered

Es una importante revisión del título original que ha cumplido con todas las expectativas que había generado, ya que no sólo viene con mejoras a nivel gráfico sino que también corrige algunos errores y acaba con los problemas de rendimiento que sufría en ciertas zonas.

A nivel técnico disfrutaremos de una mayor resolución, texturas más definidas y efectos de luces y sombras mejorados. La jugabilidad se mantiene intacta, pero se ha ampliado el modo multijugador a un máximo de 6 personas y se han integrado servidores dedicados.

Está disponible para PS4, Xbox One y PC. Llegará también a Nintendo Switch.

7-The Last of Us: Remastered

En mi opinión es uno de los mejores juegos remasterizados de la nueva generación y todo un ejemplo del excelente trabajo que hizo Naughty Dog con el original de PS3, un título que llevó a dicha consola al límite de sus posibilidades.

La edición remasterizada trae tantas mejoras gráficas que en algunos aspectos llega a estar al nivel de lo que podríamos esperar de un título de nueva generación. Esto se traduce en una mayor inmersión y en una experiencia de juego mucho más rica.

Está disponible para PS4.

8-Grim Fandango

El original fue considerado como uno de los mejores juegos de la extinta LucasArts y la edición remasterizada ha subido el listón de lo que antaño parecía inmejorable.

A nivel técnico ha recibido un importante lavado de cara que se deja notar en todos los sentidos, aunque destaca especialmente la mayor nitidez gracias al aumento de resolución, la calidad de las texturas, los efectos de luces y sombras y su banda sonora.

Está disponible para PS4, Xbox One, PC (Windows y Linux), Mac, PS Vita, Android y iOS.

9-Gears of War: Ultimate Edition

Esta edición remasterizada del original que debutó en Xbox 360 y posteriormente llegó a PC tiene una cara y una cruz. La cara la tenemos en la versión para Xbox One, que raya a un nivel sobresaliente en todos los sentidos.

Las mejoras a nivel técnico son enormes, tanto que en algunas ocasiones nos parecerá más un remake que un remaster, y encima es capaz de funcionar de maravilla sobre el modesto hardware de Xbox one. La cruz es que la versión para PC está mal optimizada y a pesar del tiempo que tiene encima todavía da problemas de rendimiento incluso en equipos muy potentes.

Está disponible para Xbox One y PC.

10-Shadow of the Colossus

El original para PS2 fue una obra de arte y la edición remasterizada es simplemente impresionante, tanto que difumina la delgada línea que separa los conceptos de remaster y remake.

A nivel técnico el salto que presenta es tan grande que de no ser porque mantienen la misma base y las mismas mecánicas podrían pasar por dos juegos distintos. Sin duda uno de los mejores juegos remasterizados que se han lanzado hasta el momento.

Está disponible para PS4.

Enlaces de interés: guías MC.

Continuar leyendo

Lo más leído